REPORTAJE: Actores y actrices que obligaron a cambiar la trama de sus series (Parte 2)

Tal y como ya os comentamos hace un mes, hemos querido recopilar nuevos ejemplos de aquellos casos polémicos o curiosos en los que un actor o una actriz decide abandonar de forma abrupta la serie en la que participa, o bien afecta a su desarrollo de manera permanente, con ausencias temporales, cambios forzados que rechinan o evoluciones no previstas por unos pobres guionistas que deben rebanarse los sesos para buscar una salida lo más acorde con los planes previstos para la serie y el resto de personajes. Si queréis recordad o leer por primera vez la primera parte de este reportaje, pasad por este enlace.

Así pues, os traemos nueve casos más de situaciones en las que los espectadores que no conocen la vida privada de sus actores y actrices preferidos contemplan con asombro cómo, de repente, mientras ven su serie preferida, ese personaje carismático y alucinante del que queremos saber más sin previo aviso muere, desaparece o incluso se queda embarazada. Ante esto, los espectadores nos replanteamos seguir viendo la serie, debido a que ya no nos parecerá igual, ya ha perdido la chispa que nos hacía verla sin falta semana tras semana, temporada tras temporada.

Por eso, en estos nueve casos de esta segunda entrega os mostramos qué interpretes, qué personajes, qué motivos y qué apaños tuvieron que hacer los guionistas para que el show pudiera continuar, y cómo tuvieron que lidiar con las exigencias de unos actores o productores que propiciaron un cambio drástico para unos personajes con los que tenían planes para el futuro.

Por supuesto, esta lista alberga spoilers de las tramas de como series Anatomía de Grey, Friends, House, Manos a la obra, Doctor Who, The Office, True Blood o C.S.I.: Las Vegas; por lo que, si no las habéis visto aún, os recomendamos que os saltéis el caso de la serie que aún tenéis pendiente de ver o terminar.

¿Preparados? Pues vamos allá.

Gary Dourdan en C.S.I.: Las Vegas

Si hay una serie a la que se le han ido muchos personajes principales y ha conseguido salir adelante, ésa es la ficción norteamericana C.S.I.: Las Vegas, de la cual no sólo desertaron personajes como Sara (Jorja Fox) y el mismísimo Gil Grissom (William Petersen, éste último por problemas cardíacos), sino que los espectadores vieron cómo al final de la octava temporada moría Warrick Brown de forma muy dramática y sorprendente.

Pero, ¿por qué tenía que ser asesinado de forma tan sorpresiva (le dispara dos veces el sub-sheriff en su coche y muere desangrado), justo cuando el equipo de C.S.I. había conseguido exculparle de los cargos penales que pesaban sobre él y descubrir la trampa planeada para acabar con su carrera? Pues por la adicción del actor Gary Dourdan al alcohol y a las drogas, lo que llevó a que en la negociación de su renovación para las próximas temporadas con la cadena CBS, ésta decidiese prescindir de un actor que exigía más dinero para poder continuar con su tren de vida de abuso de drogas y bebidas alcohólicas.

A pesar de abandonar la exitosa ficción forense, el actor se mostró "liberado" y emprendió diferentes proyectos que no terminaron de cuajar, mientras que la casi totalidad de sus ingresos se dilapidaban en drogas y alcohol, por lo que sus adicciones lo llevaron a admitir su situación de ruina. Curiosamente, sus ingresos mensuales superan los 15.000 dólares, pero que una vez pagados los acreedores y otros gastos derivados de sus adictivas aficiones, no duda en reconocer que debe sobrevivir con 321 dólares al mes.

En la actualidad, el actor afroamericano de 47 años preparaba un nuevo proyecto televisivo con el que poder sobrevivir a sus deudas. Así pues, Dourdan se unirá al programa de la VH1 Celebrity Rehab, en el que mostrará a los estadounidenses cómo busca conseguir rehabilitarse. Ya quedaron muy atrás los tiempos en los que ganó dos premios Image por su intervención en C.S.I. y fue nombrado el actor más atractivo de la televisión en 2008. Así pues como las numerosas detenciones por posesión de drogas, accidentes de coche o romperle la nariz a su ex, Nicole Vail Cannizzaro. Sólo le deseamos que su vida se pueda enderezar con la ayuda del mediático Dr. Drew.

Isaiah Washington en Anatomía de Grey 

Durante una discusión con su compañero de reparto T.R. Knight en 2007, el actor afroamericano Isaiah Washington le insultó llamándole “maric**”, dado que el intérprete es un homosexual reconocido públicamente, a lo cual entró a defenderle Patrick Dempsey y desató una fuerte discusión entre todos los miembros del reparto. Cuando tocó renovar contratos, el propio Knight y otros miembros del reparto como Katherine Heigl (Lío embarazoso) se negaron a renovar si Washington continuaba en la serie. La creadora de la serie, Shonda Rhimes, tuvo que decidir si despedir al actor por su homofobia o mantenerle en la serie, dado que era uno de los pilares básicos de la trama de la misma.

Debido a que el actor no sólo no se retractó, sino que poco después volvió a arremeter públicamente contra su compañero, Rhimes decidió que no regresara para la cuarta entrega de la ficción. Después de ser acusado de homófobo, Isaiah tuvo muchas complicaciones para encontrar trabajo en series o en películas, pero el año pasado estrenó una nueva serie en la que es uno de los protagonistas, Los 100, que ya se encuentra rodando la segunda temporada de esta serie futurista postapocalíptica.

La penúltima vez que se vio al doctor Burke en Anatomía de Grey fue al final de la tercera temporada, cuando dejaba a Cristina Yang (Sandra Oh) plantada en el altar cuando iban a casarse. Sin embargo, siete años después el actor volvía a encarnar al médico, debido a que la marcha de Sandra Oh de la serie obligó a los guionistas a contar con el defenestrado actor con el objetivo de otorgarle un final digno al personaje Cristina Yang.

Kal Penn en House

Dejamos una serie de médicos para embarcarnos en otra. En esta ocasión, el polémico pero infalible doctor Gregory House contrató a un joven médico indio como parte de su nuevo equipo de especialistas. Sin embargo, de un capítulo a otro, el Dr. Lawrence Kutner era encontrado sin vida en su apartamento después de suicidarse. ¿La explicación? Que el mismísimo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le llamó para formar parte de su equipo como nuevo director asociado de relaciones públicas.

De esta forma, el actor americano de origen indio Kal Penn decidió dejar la interpretación para meterse en política, como ya hicieran antes de él otros actores como Arnold Schwarzenegger. La noticia se mantuvo en secreto hasta que se vio el mencionado episodio, cogiendo por sorpresa a todos los seguidores de la serie dramática encabezada por Hugh Laurie. El actor declaró que a los creadores de House les costó aceptar su decisión, porque pensaban que se iba a otra serie, no que fuera a abandonar su puesto en una serie de éxito y su profesión por meterse en política.

Su puesto en la administración de Obama duró dos años. Luego volvió a la interpretación encarnando a un psicólogo llamado Kevin que mantuvo un romance esporádico con el personaje de Robin en la comedia Cómo conocí a vuestra madre.

Christopher Eccleston en Doctor Who

El actor Christopher Eccleston es un reconocido intérprete británico de 50 años visto en películas como G.I. Joe o la reciente Thor: El mundo oscuro. Para los fans de la longeva serie de la BBC, Doctor Who, siempre será el Noveno Doctor, aunque sólo fuera una temporada. El propio productor ejecutivo y guionista de la serie, Russell T. Davies siempre dijo que Eccleston había sido su primera opción para encarnar al famoso doctor en la nueva serie reboot que preparaban sobre el mítico personaje que ya ha cumplido 50 años en antena. Por ello, no le tuvo que sentar muy bien que la BBC emitiera un comunicado supuestamente de Eccleston en el que anunciaba que dejaba la serie.

Un mes después, la propia BBC admitía haberle atribuido esa declaración al actor, reconociendo de paso que la cadena rompió un acuerdo acerca de las condiciones del contrato de Eccleston. De esta forma, empezó una retahíla de declaraciones de ambas partes achacando a la parte contraria la salida del actor de la ficción inglesa. Finalmente, seis años después, el intérprete declaró en una entrevista que dejó la serie “porque no disfrutaba del ambiente con el que el reparto y el equipo trabajaban”, pero se sentía orgulloso de haber encarnado al Doctor.

La solución para continuar con la exitosa serie sin tener que matar al personaje fue cambiarle el rostro por el actor David Tennant en los últimos minutos del final de la primera temporada, donde el personaje aseguraba que cambiar de rostro era la única forma que tenía para seguir viviendo. La explicación oficial es que el Doctor es un alienígena casi inmortal que cada vez que está al borde de la muerte se regenera en un cuerpo nuevo.

De esta forma, ni los productores ni los actores se ven sometidos a un contrato largo, por lo que se cambia de actor cuando éste se cansa de su rol o cuando los creadores quieren a otro actor (más barato, por lo general). De esta forma, la serie ya ha producido 13 reencarnaciones desde la creación de la misma en 1963, donde el nuevo doctor (Peter Capaldi) debutará en la nueva temporada de la veterana ficción de la BBC, pero ya se ha estrenado como tal en el especial de navidad de Doctor Who que emiten cada año. Sin embargo, la salida de Christopher Eccleston fue la única precipitada y polémica.

Luke Grimes en True Blood

El actor Luke Grimes decidió abandonar su puesto en la serie vampírica True Blood tras finalizar su participación en la sexta temporada de la ficción. Su decisión fue tan precipitada que pilló totalmente descolocados a los guionistas, que tenían planes para el personaje. Aunque el actor lo niega, su salida se debió a su absoluta negativa a aceptar el cambio de rol de su personaje, que pasaba de ser el novio de Jessica, que se conocen en un centro de experimentación con vampiros, para convertirse en homosexual y mantener una tórrida relación con un hombre.

Afortunadamente para los responsables de organizar las tramas de la serie, el personaje tenía un papel secundario que no afectó a la línea argumental principal de la serie. Tras mucha deliberación, decidieron sustituirle por otro actor (Nathan Parson) y mantener el mismo personaje. Esta maniobra ya ha sido utilizada en otras series, como en la ficción de HBO, Juego de tronos, que ya ha cambiado varias veces de actores para el mismo papel. En este apartado, el más curioso es el caso de La Montaña que cabalga, que ya ha sido encarnado por tres actores diferentes en las cuatro temporadas que lleva emitidas la exitosa serie.

Lisa Kudrow en Friends

Cuando la actriz Lisa Kudrow explicó a los guionistas y creadores de la serie Friends que estaba embarazada, los guionistas decidieron incluir su embarazo en la ficción, descartando apartar a tan carismático personaje de la serie durante más de un año. El problema residía en que Phoebe Buffay no se encontraba en una relación seria o esporádica en la que incluir un embarazo, por lo que se les ocurrió que el personaje decidiera tener el hijo (que resultaron ser finalmente trillizos) de su hermano Frank Buffay Jr. (Giovanni Ribisi) mediante inseminación artificial, ya que él y su esposa no podían tener hijos de forma natural.

Tanto su hermano como sus sobrinos continuaron apareciendo en la ficción de manera esporádica hasta su última temporada, la décima, que se vio recortada a 18 en vez de los acostumbrados 24 episodios debido al empeño de Jennifer Aniston de desprenderse del papel de Rachel Green y al embarazo real de Courteney Cox. Este último embarazo no pudo incluirse en la ficción, puesto que el personaje que interpretaba Cox, Monica Geller, no podía tener hijos. Ante tan complicada situación, decidieron que terminara los últimos capítulos de la comedia de Warner Bros. Television y del canal NBC ocultándole la barriga con prendas oscuras y holgadas, así como enormes fulares.

Nuria González en Manos a la obra, Los Serrano y Física y Química

La actriz es una auténtica veterana en romper de forma drástica y repentina con sus trabajos en la televisión. La intérprete anunció que quería dejar de encarnar a la mujer del bonachón albañil Manolo, Adela, en la serie de Antena 3, por lo que a los guionistas de Manos a la obra no se les ocurrió otra cosa que hacerla que desapareciera en el mar durante las vacaciones de la pareja. En la siguiente temporada, mandaría un video a Manolo desde el Caribe, asegurándole que no iba a volver con él, que le había dejado por otro hombre del que se había enamorado perdidamente.

Años después formaría parte del elenco de Los Serrano, en la que tomaba el papel de Candela, la mujer de Fiti (Antonio Molero). Después de cuatro años, durante una convención de profesores en las Islas Canarias, Candela mantiene una aventura con otro profesor y deja al entrañable mecánico para irse a vivir con su amante en las mencionadas islas. Paradójicamente, como toda la serie resultó ser un mal (y larguísimo) sueño de Diego Serrano, encarnado por Antonio Resines, realmente su personaje continúa viviendo en Santa Justa felizmente casada con Fiti, acompañados por su díscolo hijo Raúl (Alejo Sauras).

Pero estos no fueron sus únicos abandonos, debido a que también abandonó su papel de presentadora del concurso televisivo El rival más débil en su momento de más éxito. Años después, también dejaría la serie Física o Química tras tres temporadas formando parte del equipo de profesores, con el objetivo de centrar su carrera profesional en el teatro.

Steve Carell en The Office

La versión americana de The Office vio cómo en su séptima temporada perdía a su protagonista, Michael Scott, interpretado por Steve Carell. La marcha del cómico se debió a que quería pasar más tiempo con su familia y centrar su carrera en el cine. La marcha de Carell fue un golpe que la ficción de NBC sólo soportó dos años más.

Tras la marcha del actor visto en películas como Virgen a los 40 y Crazy, Stupid, Love, la Oficina se apoyó en un reparto coral encabezado por un ascendido Andy Bernard como nuevo gerente regional, que se encumbró como protagonista después de empezar como personaje recurrente en sus tres primeras entregas, y ya como actor secundario a partir de la cuarta temporada. La ausencia de Carell se notó, y más si cabe sabiendo que el actor obtuvo un Globo de Oro por su papel en la serie.

No fue sencillo reestructurar la serie tras la salida de su personaje principal, por el que derivaban las principales tramas de la serie, por lo que los guionistas intentaron llenar su hueco estableciendo que la siguiente temporada tuviera nada menos que tres jefes, Robert California (James Spader, Los Vengadores: La era de Ultrón), Andy y Nellie. De esta forma, la serie tomó un rumbo muy distinto al conocido por los fans en las siete temporadas anteriores. Hay que aclarar que el personaje encarnado por Ed Helms (Andy, visto en Resacón en Las Vegas y sus secuelas) no consiguió que los fans olvidaran tan tremenda pérdida. Finalmente, la serie se caracterizó en ausencia de Carell por tener demasiados altibajos que obligaron a echar el cierre a esta divertida y alocada oficina.

Juan Echanove en Hermanos de leche

Dejamos para el final el caso más rocambolesco, que fue realizado por los guionistas de esta comedia española protagonizada por José Coronado (El Príncipe) y Juan Echanove (Cuéntame como pasó). Cuando tras finalizar la tercera temporada de Hermanos de leche, Juan Echanove explicó a los productores que dejaba la serie de Antena 3, no se les ocurrió otra cosa a los guionistas que idear una forma bastante ridícula de poder continuar con la ficción sin la presencia de Echanove, pero sin desprenderse del papel de Gordi.

De esta forma, la cuarta y última temporada de la serie contó cómo el hermano de José Coronado se sometía a una intervención de cirugía plástica de forma obligada tras un accidente casi mortal. La sorpresa llegó cuando tras quitarse las vendas de la cara aparecía el rostro de El Gran Wyoming (presentador de El Intermedio en La Sexta), mucho más delgado y con voz totalmente diferente, donde el presentador de programas como Caiga Quien Caiga debió asumir el rol desarrollado por Echanove en las temporadas anteriores. La serie estuvo en antena durante 52 episodios.

Esto es todo por el momento. ¿Conocéis algún caso más de este tipo?

Publicaciones relacionadas

Cerrar