Reportaje: Éxitos milagrosos del mundo de los videojuegos

Estamos en plena Semana Santa, y en AlfaBetaJuega también nos hemos contagiado del espíritu milagroso que reina en todo el país en estas fechas tan singulares. Para ello, en la redacción de la revista nos hemos liado la manta a la cabeza y hemos seleccionado algunos de los mayores milagros que hemos vivido dentro de nuestro sector. Entendiendo por milagro los éxitos y las sorpresas que nadie esperaba. Como siempre, esperamos que en vuestros comentarios nos digáis también que “milagros” habéis vivido vosotros en vuestras experiencias de jugones.

¡Empezamos!

Wii

¿Recordáis cuando Nintendo dio a conocer su penúltima máquina de sobremesa? Estaba claro que nadie parecía apostar por ella. En cambio la cosa no solo funcionó milagrosamente bien, sino que se convirtió en un éxito que batió todo tipo de récords. A las cifras nos remitimos. Una consola que logró atraer a un público inicialmente poco interesado en el ocio electrónico, sorprendiendo incluso a la propia Nintendo.

 

 

Batman Arkham Asylum

Pues sí, cuando ya habíamos perdido la esperanza de encontrar buenos juegos basados en franquicias de superhéroes, Warner se sacó de la manga este juegazo, que venía a demostrar que también se podían hacer aventuras modernas de calidad. La sorpresa fue mayúscula en todo el sector, contando con el beneplácito de crítica y público. ¿Quién nos iba a decir que el héroe de DC iba a convertirse en uno de los protagonistas más a tener en cuenta de su momento de lanzamiento?

 

 

Final Fantasy

Aunque a día de hoy sea una de las series de rol por antonomasia, en su momento Final Fantasy fue una apuesta casi kamikaze de Squaresoft, de la que nadie esperaba gran cosa. Curiosamente, su lanzamiento en Japón no solo se convertiría en todo un acontecimiento, sino también en un fenómeno que inspiraría a generaciones enteras, que incluso a día de hoy sigue manteniendo las bases de un género entero.

 

 

Donkey Kong

Y seguimos con inesperado éxitos clásicos. En este caso recordando uno de los arcades más importantes de la historia, que vio la luz gracias al “profeta” Miyamoto. Después de que Nintendo perdiera en el último momento la licencia del popular Popeye (que iba a ser el protagonista de este juego), el padre de Mario decidió sustituir al marino y su archienemigo Brutus por un carpintero y un mono gigante. Lo demás no necesita explicación…

 

 

Street Fighter 2

Está claro que ni la mismísima Capcom vio venir que su clásico juego de lucha se iba a convertir en un fenómeno mundial con películas, mil adaptaciones y hasta una cinta a imagen real protagonizada por Jean Claude Van Damme. Street Fighter 2 fue milagroso para la compañía, llegando incluso a generar más dinero en 1993 que la súper taquillera Parque Jurásico.

 

 

Pokémon

A finales de los noventa, con Nintendo bastante tocada debido al auge de PlayStation, la compañía japonesa recibió un milagro como nacido como caído del cielo: Pokémon. El juego de rol de Pikachu y compañía pasó de ser un enorme éxito portátil a llegar, como años antes lo había hecho Street Fighter 2, a las salas de cine, los estrenos de animación y una imparable máquina de merchandising.

 

 

Demon’s Souls

Convertido en juego de culto por su desarrollo hardcore y planteamiento “old school”, el título de Namco-Bandai atrapó incluso a los jugadores más exigente, conquistando a la crítica de forma totalmente inesperada. Pero lo milagroso del juego no fue solo su buena acogida, sino también que alguien lograra permanecer con él más de veinte minutos. Su dificultad era arrolladora y se necesitaba ayuda divina y paciencia de santo para avanzar en él.

Estos son algunos de los mayores “milagros” que recordamos en AlfaBetaJuega. ¿Cuáles más se os ocurren a vosotros?

Publicaciones relacionadas

Cerrar