REPORTAJE: Los 10 mejores anime de 2014 para la redacción de AlfaBetaJuega

Si algo no ha faltado en 2014 ha sido oferta de anime. La producción animada en Japón ha sido bastante nutrida, y hemos ido bien servidos a lo largo del año en cuanto a series de diversas temáticas, desde las pícaras comedias estudiantiles a las historias de ciencia ficción más sombría e incluso terrorífica. Por supuesto, tampoco han faltado los grandes nombres que vienen siendo referentes del anime a nivel mundial desde años atrás.

En AlfaBetaJuega hemos querido hacer un repaso a lo que ha dado de sí el año en cuanto a anime quedándonos con las que a nuestro juicio han sido las 10 producciones que han merecido estar en nuestro top anual. Una decena de anime con la que seguir disfrutando en nuestro tiempo libre y alimentando nuestra afición por esta vuelta de tuerca a la animación que solo los japoneses saben darle. Sin más preámbulos, esta es nuestra selección.

Parasyte (Kiseijuu: Sei no Kakuritsu)

Kiseijuu: Sei no Kakuritsu, también conocida como Parasyte, adapta el manga del mismo título de Hitoshi Iwaaki al que el reputado estudio Madhouse pone la animación. Parasyte es la historia de una invasión alienígena tan sutil como aterradora. Una noche, extraños insectos aparecen como llovidos del cielo, y consiguen introducirse en el cuerpo de huéspedes humanos a los que devoran desde dentro y toman el control de su cerebro. Estos invasores se comportan con una mentalidad depredadora y sus características les permiten mutar el cuerpo de su huésped de maneras grotescas para crear, por ejemplo, apéndices afilados que pueden ser usados como arma.

Pero en el caso de Shinichi Izumi, quien consigue detener al parásito en el interior de su brazo derecho aplicándose un torniquete, aunque ha evitado que el alienígena tome el control de su mente ha de pagar el precio de convivir con el invasor que solo ha podido apropiarse de su mano derecha, siendo una rara excepción de híbrido humano-extraterrestre con plena conciencia de ello. Shinichi se comunica con el ser que ahora es su mano derecha, al cual bautiza como Migi, y que no solo irá informándole de los propósitos y habilidades de su propia raza sino que también aprenderá del modo de vida de los humanos y de esas extrañas reacciones que Shinichi llama “empatía”.

Kiseijuu: Sei no Kakuritsu tiene momentos para la comedia, el drama y el terror, y en ciertos episodios no es para estómagos demasiado débiles. Pero el interés por saber más sobre la evolución de los personajes y esta mezcla explosiva de géneros la han aupado a nuestras preferidas. Por otro lado, está en marcha la adaptación a imagen real de este manganime, la cual podría verse este mismo año.

Terror in Resonance (Zankyou no Terror)

Nada hacía presagiar a toda la ciudad de Tokyo que en apenas unas horas viviría uno de sus episodios más aterradores cuando dos jóvenes ponen en jaque a las autoridades con una serie de atentados terroristas cuya autoría reclaman bajo el nombre de Sphinx. Los dos criminales incluso se permiten el lujo de jugar con la policía emitiendo vídeos en los que aparecen ocultos tras máscaras de superhéroes y, al igual que la mítica Esfinge, dando pistas en forma de enigmas para que las fuerzas del orden intenten detenerles. Pero una vez más, hay mucho más de lo que se ve a simple vista. Y es que los dos presuntos delincuentes, dos adolescentes superdotados solo conocidos como Nine y Twelve, no son terroristas al uso. Su verdadero propósito y el por qué de sus actos lo descubriremos conforme avanza la serie, junto con Lisa Mishima, una introvertida chica de instituto que se ve envuelta en las actividades delictivas de los dos jóvenes.

Shinichiro Watanabe, director de Cowboy Bebop y de Samurai Champloo entre otras series, vuelve a la dirección con Zankyou no Terror, un thriller de misterio que va más allá de la lucha de inteligencia entre policía y Sphinx. Las personalidades chocantes de Nine y Twelve, el papel de Lisa y la necesidad de pertenencia y de ser de utilidad, así como el origen de estos chicos tan sumamente inteligentes y terroríficamente calculadores son algunos de los puntos que subyacen en una trama de gato y ratón convertida en una carrera contra reloj por cambiar el mundo.

¿Son Sphinx unos supervillanos o tiene razón la gente que empieza a aclamarles como héroes? ¿Por qué aunque perpetren atentados masivos parece preocuparles que no haya víctimas colaterales? Y sobre todo, ¿existe alguien capaz de pararles? La respuesta está en Zankyou no Terror, titulada en Estados Unidos como Terror in Resonance.

Kill La Kill

Si echabais pestes de vuestro instituto, no queráis ni saber cómo es la Academia Honnouji. Es lo más parecido al infierno que podríais encontrar en la Tierra. Lejos de ser un colegio normal y corriente es todo un complejo que además sirve de ciudad a los habitantes de la zona, controlados por un consejo estudiantil dotado de la fuerza de los Uniformes Goku. Prendas elaboradas con un extraño tejido viviente capaz de otorgar superpoderes a sus propietarios en diferentes grados según el número de estrellas que tenga la ropa. Pero a Ryuko Matoi le da absolutamente igual el reglamento de Honnouji. Lo único que quiere es encontrar al asesino de su padre y matarlo con sus propias manos, aunque para ello contará con su propio uniforme especial, un traje negro viviente y con conciencia propia llamado Senketsu.

Kill La Kill es una gamberrada disparatada, algo picante y muy divertida donde el absurdo y la épica se dan la mano en medio de un paisaje surrealista. No solo los diseños, muy caricaturescos, deformes y casi con un cierto toque a medio camino entre Go Nagai y Osamu Tezuka, contribuyen a ello, sino que los propios personajes son una cuadrilla totalmente desquiciada. Además de Ryuko y su mal genio, a duras penas contenido por Senketsu – tiene narices que sea el traje viviente el que ponga el sentido común en la serie – encontramos a Mako Mankansoku, una estudiante con muy pocas luces pero mucho ímpetu y positividad, y su chiflada familia coronada por un médico clandestino, un hermano que malvive como un ladronzuelo, una madre con la manía de rebozar cualquier cosa que se le ponga delante y un perro que es el más inteligente de los cuatro. Además de los miembros del consejo estudiantil liderado por la antagonista Satsuki Kiryuin y sus subordinados con trajes de tres estrellas al mando de diferentes clubes temáticos escolares.

Este anime de Trigger ha sido una de las sorpresas más populares del año, aunque en realidad su emisión empezó en 2013 pero ha concluido tras los 24 episodios que forman su primera temporada a finales de marzo de 2014. Habrá quien no aprecie el sentido del humor absurdo de esta serie, o la exagerada, exageradísima anatomía femenina y, ejem, bamboleos más que frecuentes de según qué partes, pero pocos pueden decir que se hayan aburrido viendo Kill La Kill. Por ello está entre nuestras favoritas del año.



Tokyo Ghoul

Adaptación de un manga de Sui Ichida que cuenta la difícil convivencia entre humanos y ghouls, criaturas necrófagas de grandes poderes, en la ciudad de Tokyo. La presencia de los ghouls es conocida y éstos incluso han formado su propia sociedad con sus reglas al respecto de los territorios y los medios de obtener carne humana para su consumo. Esto que tocada de lejos a Ken Kaneki pasará a ser su nuevo mundo cuando sea atacado por la que creía que era la chica de sus sueños. Sin embargo, el ataque es frustrado en el último segundo y aunque su agresora pierde la vida, para salvar la de Kaneki es necesario realizar un trasplante. El adolescente empezará a notar cómo la comida que hasta ahora consumía se le vuelve vomitiva y solo hay algo pueda saciar su hambre. La sangre y la carne humanas.

A lo largo de la serie conoceremos más acerca de los ghouls, su forma de vida, las propias facciones que existen entre ellos y las fuerzas que se dedican a darles caza cuando agreden a humanos y con qué métodos. Tokyo Ghoul es otra historia de adolescentes con superpoderes pero con un toque sombrío y terrorífico, y sin embargo no exenta de momentos para la compasión o el drama. El brusco cambio de la vida de Kaneki es el hilo conductor, pero a través de él veremos también cómo afecta a su círculo más inmediato de amigos y nuevos conocidos.

Tokyo Ghoul ya tiene en marcha una segunda temporada que se encuentra en producción y que retomará la historia tras la conclusión de ésta, después de los sucesos que tienen lugar en su clímax. Además, ha sido licenciada para su emisión en Estados Unidos, por lo que en breve podríamos empezar a oir hablar más de ella.



No Game No Life

¿Alguna vez os habéis imaginado viviendo dentro de un juego? Los hermanos Sora, un chico de 18 años y Shiro, una niña de 11 años, lo han llevado casi a la práctica al convertirse en hikikomoris y vivir recluidos en su habitación jugando a juegos online. La peculiaridad de estos hermanos es que son implacables, sus tácticas están calculadas al milímetro y sus nombres de usuario, identificados simplemente como un espacio en blanco, les hace obtener el respeto de la comunidad y el mote de “los En Blanco”. Un día, un dios se manifiesta ante esta par de ninis atraído por sus habilidades y les traslada a un mundo donde cualquier diferencia, incluso las guerras entre naciones, se resuelven con los más variados juegos de habilidad. Un mundo que los En Blanco tienen en su mano conquistar si quieren desafiar a esta entidad para arrebatarle el título de Único Dios.

No Game No Life comenzó como una serie de novelas ligeras escritas por el autor Yu Kamiya, posteriormente llevadas al manga y ahora al anime por el estudio Madhouse. Además de tocar el tema de los videojuego, de nuevo presenta personajes con personalidades complementarias entre sí, pero de quienes vemos que, al contrario de lo que se nos presentaba, los En Blanco no son tan infalibles sino que también tienen sus debilidades, las cuales deberán superar durante su estancia en este mundo poblado por 16 razas entre las que los humanos son el último mono, valga la expresión.

¿Bastarán dos chavales sin oficio ni beneficio para cambiar las cosas y, quizá, convertirse en dioses?



Sword Art Online II

Y ya que hemos mencionado los videojuegos, la segunda temporada de Sword Art Online ha sido otro de los títulos destacables en la parrilla de animes de este año. Sword Art Online partía de la premisa del lanzamiento de un juego online masivo con este mismo nombre, cuyo creador deja atrapados a miles de jugadores en su interior imposibilitando que puedan desconectar sus equipos sinápticos a riesgo de morir en la vida real. La única salida es completar el juego, algo que solo el betatester Kazuto Kirigaya, alias Kirito, y unos pocos elegidos parecen ser lo bastante hábiles para conseguir.

Pues bien, esta trama y otra más quedaron resueltas en la primera temporada, pero las novelas de Reki Kawahara continuaron y su quinto y sexto volumen han conformado esta segunda tanda de episodios en los que Kirito vuelve a la acción en un nuevo juego. Esta vez, contactado por el propio gobierno japonés para investigar la presencia de un Death Gun, un jugador con la facultad de matar a una persona en el mundo real al eliminar a su avatar en el mundo virtual.

Sword Art Online II comienza en un entorno más abocado a las sombras, propiciado por el nuevo juego en el que tiene lugar la acción, Gun Gale Online, un entorno con ciertos detalles cyberpunk y donde, como su nombre indica, las armas de fuego tienen una importancia capital. De nuevo esta historia con muertes relacionadas con MMOs ha calado entre el público de este año, por lo que la incluimos en esta lista.



Akame ga Kill!

Tatsumi llegó a la capital con la intención de reunir dinero para ayudar a su aldea junto a sus dos amigos de infancia. Poco después de verse separado de sus amigos, sin dinero y no habiendo conseguido alistarse en el ejército, se podría decir que el plan de Tatsumi ha sido un fracaso total. Una esperanza surge cuando una familia adinerada le ofrece su ayuda, aunque escondían un ligero detalle en sus intenciones. Tatsumi va a ser el objeto de sus torturas hasta que al fin consigan matarle, un destino del que es liberado por un grupo de asesino llamado Night Raid a cuyo mando se encuentra Akame.

Tatsumi no va a tener más remedio que unirse a Night Raid en sus planes para derrocar al gobierno corrupto de la nación como se contaba en el manga de Tetsuya Tashiro que ahora es llevado al anime por Tomoki Kobayashi. Akame ga Kill destaca por sus dosis de acción y su mensaje reivindicativo, aunque el toque de comedia que destila a veces es especialmente chocante teniendo en cuenta lo serio y crudo de su trasfondo. Eso sí, quien más quien menos acaba como el rosario de la aurora, así que mejor no encariñarse mucho con ciertos personajes.



Psycho Pass (segunda temporada)

En un futuro distópico donde los ciudadanos con inestabilidad mental son retirados de la circulación, en los sentidos más extensos del término y ya sea antes de que puedan cometer un crimen o una vez lo hayan hecho, parecía que la policía que se encarga de esta labor aseguraría al resto de la sociedad poder dormir tranquilos. Pero un asesino ha conseguido evitar el escaneo mental al que todos son sometidos y mantener oculto su Psycho Pass, es decir, su personalidad, estado mental y porcentaje de probabilidad de que vaya a cometer un crimen. Y los suyos se saldan con verdaderos baños de sangre.

Psycho Pass 2 retoma la serie que realizó Production I.G. en un futuro distópico en el que la confianza en un sistema que resulta no ser tan infalible como se pensaba en un primer momento hace tambalear sus propios cimientos. Una historia oscura y perturbadora iniciada año y medio después de los sucesos de la anterior temporada, que se aleja de otro tipo de producciones más coloristas y vivaces para brindarnos un thriller cyberpunk que ha estado entre lo más destacado del año.



One Piece

La obra de Eiichiro Oda prosigue quince años después como lo hace también el viaje de Luffy y su tripulación por los mares mientras desarrollan su carrera como piratas. La serie sigue siendo una de las referencias dentro de las producciones animadas, y con casi 700 capítulos a sus espaldas cuenta con una legión de fans que devora sus capítulos vorazmente. Sus personajes han evolucionado y crecido con ellos, convirtiéndose en el anime de toda una generación.

A pesar de tener altibajos como toda serie animada, One Piece se las ha apañado para mantener un cierto nivel de calidad que ha hecho no decaiga ni las ventas asociadas a la serie ni a sus productos derivados, y solo Attack on Titan, la revelación del pasado año, ha conseguido arrebatarle el número uno en la lista de popularidad de marcas de anime en Japón. Así y todo, y mientras esperamos el regreso de Attack on Titan, el número dos es perfectamente merecedor de estar en la selección de lo mejor del año.



Naruto Shippuden

Las aventuras del ninja rubiales han llegado a su fin en el manga, pero la animación aún tiene tela que cortar en las luchas entre estos guerreros con habilidades especiales. Naruto contará, eso sí, con un anime que mostrará el futuro de su protagonista tras su conclusión, con una familia ya fundada y una descendencia que parece marcada para seguir sus mismos pasos. Por ello, los seguidores de la serie no han dejado de estar pendientes durante este año.

A pesar de que se le achaca a Naruto un bajón de calidad muy acusado en sus títulos de relleno, se trata de una serie que levanta pasiones y que cuenta con momentos sumamente épicos y de gran intensidad, algo que no se ve demasiado a menudo. La verdad es que se hace difícil concebir la oferta de animes sin que Naruto esté presente, y es que si un viejo rockero como Goku se resiste a desaparecer y sigue protagonizando OVAs, que no hará este ninja.

Esta ha sido la selección de los mejores animes emitidos durante 2014 para la redacción de AlfaBetaJuega. ¿Estáis de acuerdo con la lista? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar