REPORTAJE: Los videojuegos de aventuras espaciales que no te puedes perder

Bungie tiene otro gasto más. Algo con lo que posiblemente hace unos meses no contaban. Y es que la desarrolladora estadounidense fue acusada de incumplimiento de contrato con uno de sus trabajadores, en concreto con el compositor de la banda sonora de Halo, Marty O'Donnell, según informan en Gamespot.

O'Donnell se fue de la empresa en la que llevaba trabajando más de 14 años poniendo una demanda que se llevó a cabo el 1 de mayo de este año, en la que se detallaba que Bungie había incumplido el contrato al no pagarle a algunos de sus empleados las vacaciones no disfrutadas, días libres, tiempo sabático y otros beneficios. 

La desarrolladora de videojuegos negó que fuera cierto, pero el juez ha dictado sentencia y tendrán que pagarle 38.385 dólares al director de sonido por trabajo no remunerado, la misma cifra por daños y un último pago por honorarios e intereses que asciende a un total de 95.000 dólares. Parece que Bungie ya ha hecho el verano, porque no ha sido el único que ha demandado.

Publicaciones relacionadas

Cerrar