REPORTAJE: Need for Speed: 20 años quemando ruedas y adrenalina

El próximo viernes, 4 de abril, se estrena en España la película Need for Speed, protagonizada por Aaron Paul (Breaking Bad) y dirigida por Scott Waugh (Acto de Valor). La cinta cuenta con un guión original que no se basa en ninguno de sus más de veinte juegos publicados. Sí, habéis leído bien, porque Electronic Arts ha sacado al mercado más de una veintena de juegos de la saga a lo largo de sus veinte años de historia.

La cinta de Dreamworks ha recuperado ya en taquilla los 66 millones de dólares que tenía de presupuesto, en la que cuenta cómo un mecánico y aficionado a las carreras ilegales llamado Tobey Marshall (Aaron Paul) saldrá de la cárcel buscando venganza después de que fuera acusado de un crimen que no cometió y de que muriese su mejor amigo en una de las carreras en las que participó. El director promete todo el realismo y espectacularidad de la que dotó a Acto de Valor, un auténtico y realista Call of Duty.

De esta forma, desde AlfaBetaJuega hemos pensado que la mejor forma de prepararnos para la película es saber qué méritos ha hecho la saga para perdurar en el tiempo; desde aquel primer juego titulado The Need for Speed (el artículo “the” sólo lo tuvo en su primera entrega, igual que la saga Fast & Furious) que salió al mercado en 1994 para PC, hasta el último, Need for Speed: Rivals, publicado en 2013 y que daba el salto a Xbox One y PlayStation 4.

Por todo ello, no os perdáis el repaso que damos a continuación a cada entrega publicada. ¡Acompañadnos en esta aventura cargada de adrenalina y olor a gasolina que viviremos en las próximas páginas!

The Need for Speed (1994): 3DO, PC DOS, PlayStation y Sega Saturn

La saga fue iniciada por la compañía Distinctive Software, pero en 1991 fue comprada por 11 millones de dólares y rebautizada por Electronic Arts Canadá. Así, EA lanzaba al mercado el primer juego en 1994 para 3DO. El éxito del juego propició su salto a PC DOS en 1995 y un año después aterrizaba en las plataformas Sega Saturn y la primera PlayStation. El juego ofrecía pistas y coches superando las pruebas requeridas, donde la temática consistía en feroces persecuciones con la policía (algo muy común a lo largo de las futuras entregas). Si conseguían detenerte, perdías la partida. El estilo se alejaba del arcade y buscaba el realismo más auténtico posible para la época. Se introdujeron elementos como sonidos reales de vehículos para darle más veracidad al juego y para ello no dudaron en asesorarse con revistas especializadas en vehículos de gran cilindrada.

Need for Speed II (1997): PC y PlayStation

La esperada secuela no dudó en introducir coches más exóticos, en el que destacaba el prototipo Ford Indigo. La saga se extiende a carreras en Europa, América del Norte, Asia y Australia disponibles en sus diferentes modalidades de juego: carrera, torneo y knockout (se iba eliminando al último corredor hasta que quedasen sólo dos contrincantes). Entre las novedades se encontraban unos escenarios más flexibles, con atajos respecto al recorrido principal. Otros cambios importantes era un modo arcade y la ausencia de persecuciones policiales.

Need for Speed: V-Rally (1997): PlayStation y Deamcast

Electronic Arts adquirió los derechos del juego V-Rally para usarlos en su nueva entrega de la saga, que salió primero en PlayStation y luego en Dreamcast. El título ofrecía como novedad manejar los vehículos de rallies y sus espectaculares trayectos en los escenarios más agrestes.

Need for Speed III: Hot Pursuit (1998): PC, PlayStation

Esta nueva entrega recuperaba a la policía en el modo 'Hot Pursuit', en el que se podía alternar si huir de la policía o encarnar a los agentes de la Ley. El juego continuó apostando por coches lujosos para desbloquear, como el flamante Lamborghini Diablo SV, el Mercedes Benz CLK GTR o el Jaguar XJR-15. Junto a estos, había vehículos especiales para desbloquear, el Phanton y el Titan, así como The Kid, creado especialmente para el juego. Entre las novedades estaba poder conducir por trazado urbano de día, de noche, con lluvia o nieve. Cabe destacar que fue el primer juego de la saga con contenido descargable a través de internet.

Need for Speed IV: Road Challenge (1999): PlayStation, Sega Saturn y PC

Conocido en territorio Americano como High Stakes, seguía la senda de la anterior entrega, pero añadía nuevos modos de juego, como el que la recompensa por la victoria era quedarse con el coche del perdedor. Aun así, continuaba manteniendo el modo en el que había que escapar de la policía, pero introducía un sistema de dinero por el que podía adquirir, mejorar y vender los coches. La novedad más destacable era el sistema de daños de los coches cuando sufrían choques, proporcionando aún más realismo al videojuego, ya que perdían velocidad y había que repararlos.

Need for Speed: V-Rally 2 (1999): PC, Dreamcast, PlayStation

Secuela de la entrega original que continuaba con la temática de los rallies. Electronic Arts encargó el juego a Eden Studios. Incluyó los coches de la temporada de la FIA World Rally Championship, con los 16 del Campeonato y los 26 en la edición de Expertos. Contó con 80 recorridos originales para un modo arcade y otro contrarreloj bajo condiciones climáticas extremas, como la lluvia y la nieve durante el día, el atardecer y la noche. Tenía un editor de pistas y un modo multijugador para hasta 4 jugadores.

Need for Speed V: Porsche 2000 (2000): PlayStation, PC y Gameboy Advance

También conocido como Porsche Unleashed y Porsche Challenge en otras partes del mundo, goza de más modos de juego y un avance considerable en sus gráficos. La gran diferencia respecto a otras entregas de Need for Speed reside en que sólo incluye vehículos de Porsche, los cuales se presentan de una forma más realista y con mejores gráficos. El jugador va desbloqueando los vehículos, por orden cronológico, que engloban desde 1950 a 2000. El juego funcionaba como un auténtico simulador, puesto que los vehículos actuaban de forma realista frente a acciones como la aceleración, el frenado o, incluso, usar el freno de mano. La versión para Gameboy Advance llegaría en 2003.

Need for Speed: Motorcity Online (2001): PC

Este juego online exclusivo para PC se situaba en la década de los años 70, que mejoraba los gráficos de la entrega Porsche en vehículos englobados entre las décadas de los años 30 y los 70. Permitía modificar los coches tanto en su motor como carrocería e interior. No tuvo éxito y se cerró definitivamente. No llegó a España.

Need for Speed: Hot Pursuit 2 (2002): PC, PlayStation 2, Xbox y GameCube

El juego dio el salto a la nueva generación, debutando en la primera Xbox y en la PlayStation 2, así como en GameCube de la mano de EA Black Box, que se estrenaba en el diseño de los juegos de la saga. Los gráficos mejorados para las nuevas videoconsolas sirvieron para un juego que pretendía continuar con el estilo ofrecido en Need for Speed III, donde se recupera la evasión a la Policía y contaba con 64 misiones. Cuando el jugador manejaba a la policía, bastaba con golpear repetidas veces al corredor para detenerle, no siendo necesario inmovilizarle para proceder al arresto. El buen detalle de añadir nuevos vehículos lujosos se contrarrestaba con el hecho de que estos sólo se dañaban superficialmente, lo que no afectaba a su eficacia y velocidad en la carrera. Aun así, es considerado el origen de EA en el mundo de las carreras ilegales de coches de la forma en que hoy se conocen. En el apartado sonoro, se prescindió de pistas techno y se creó una banda sonora con temas conocidos.

Need for Speed: Underground (2003): PC, Xbox, PS2, Gamecube y Gameboy Advance

El primer juego que contaba con un argumento y un garaje en el que el jugador podía guardar y modificar sus coches. Otra gran novedad es que las carreras eran nocturnas y se podían manejar todo tipo de vehículos, no sólo los lujosos o exóticos. Tuvo un gran éxito. El juego no permitía recorrer libremente la ciudad, sino que consistía en convertirse en el rey de las carreras callejeras ganando todas las carreras propuestas por el juego.

Need for Speed: Underground 2 (2004): Nintendo DS, Gameboy Advance, Xbox, GameCube, PS2, PC y móviles

Primera versión para Nintendo DS y móviles de la saga, que continúa el sistema ejecutado en la anterior entrega. Como gran novedad destaca la libertad de movimiento ofrecida al jugador para recorrer la ciudad, por lo que podían visitar talleres de reparación y de pintura para los vehículos. Esta libertad de movimiento permitía asistir a carreras callejeras o retar a otros vehículos modificados que se encontrasen por la ciudad. Cambian algunos modos de juegos, donde destaca la eliminación del modo knockout y el añadido de un sistema de Liga de carreras. El juego hacía mucho hincapié en la modificación de los vehículos, lo que garantizaba al jugador múltiples posibilidades de crear un coche totalmente a su gusto. Entre las cosas para equipar se incluye el óxido nitroso y neones para los bajos del coche, lo que da más realismo y acercamiento al mundo del tunning. El juego motivaba al jugador a modificar sus vehículos premiando los mejores tuneados con portadas en revistas y recompensas económicas para seguir mejorando los vehículos, o comprar nuevos, los cuales había que empezar con ellos desde el modelo original.

Need for Speed: Underground Rivals (2005): PSP

El juego salió en exclusividad para la portátil de Sony y se basaba en lo mostrado en la saga Underground. Permitía, igualmente, seleccionar y conducir todos los coches que íbamos comprando y guardando en el garaje y personalizarlos con gran libertad y un enorme número de accesorios. Como novedad se añadieron nuevos vehículos y canciones respecto a versiones anteriores para las consolas de sobremesa. Entre los vehículos añadidos, cabe destacar el Chevrolet Corvette C5, el Dodge Charger y el Ford Mustang.

Need for Speed: Most Wanted (2005): PS2, GameCube, Gameboy Advance, Xbox, Xbox 360, Nintendo DS, PC, Mac y móviles

El juego salió al mercado en noviembre de 2005 y debutaba en la nueva generación, puesto que fue uno de los primeros juegos disponibles para Xbox 360. Como bien indica el título, la intención es volver a dar el protagonismo a las persecuciones policiales; como punto en contra, una menor cantidad de personalizaciones para los vehículos. También se diferenciaba de los Underground en un modo historia diferente, que usaba actores reales para captar sus movimientos. En el juego, el usuario debía hacerse un nombre para poder retar a los miembros de la Lista Negra, es decir, 15 contrincantes excepcionales que había que ir derrotando uno a uno. Añadía ocho nuevos modos de juego como el de Máxima Velocidad o el Sprint. Respecto a la jugabilidad, contaba con un ambiente más envolvente que prescindía de las carreras nocturnas para los 36 vehículos disponibles. Los escenarios contaban con algunas zonas destructibles que ayudaban a escapar de la policía. También salió para PSP con una versión titulada Need for Speed: Most Wanted 1.5.

Need for Speed: Carbon (2006): PC, PS2, Wii, GameCube, Xbox 360 y Mac OSX

Esta versión recupera las carreras nocturnas y propone una trama en la que se debe formar un equipo en el que cada miembro poseerá habilidades diferentes para combinarlas. Presenta también nuevos vehículos y gráficos mejorados respecto a la edición anterior de la saga y mayor posibilidad de mejorar completamente la carrocería de los coches a disposición del jugador. Otra novedad es la sustitución del modo de carreras de obstáculos por uno nuevo denominado Duelo en el Cañón, en el que se competía bajando una montaña y había que acosar al que fuera primero para acumular puntos mientras había que evitar caerse por el precipicio. El juego cuenta con un sistema de clasificación de los vehículos dependiendo de su velocidad, manejo o tracción. Fue elegido como el videojuego especial de la película Fast & Furious: Tokio Race. También salió para PlayStation Portable, Gameboy Advance y Nintendo DS en una versión titulada Need for Speed: Carbon Own The City. En 2007, daría el salto a PlayStation 3.

Need for Speed: ProStreet (2007): PC, PS2, PS3, PSP, Xbox 360, Nintendo DS y Wii

El objetivo de esta entrega consistía en lograr convertirse en el mejor corredor de carreras ilegales de coches del mundo. Como atractivo, añadía un sistema de daños parciales y totales en el vehículo que persistían una vez finalizada la carrera, así que había que gastar lo obtenido en reparar el vehículo. El juego garantizaba una mejora en el comportamiento de los vehículos manejados por la IA y un mayor realismo al no poder recargar el nitro una vez era vaciado durante la carrera. Las mejoras que efectuásemos en el vehículo ya no sólo hacían que luciesen mejor en el exterior, sino que ahora influían también en su rendimiento, ya que algunos cambios mejoraban o empeoraban aspectos como la velocidad o la aerodinámica del coche en cuestión. Entre los lugares donde competir, se encontraban localizaciones reales recreadas a la perfección, como autopistas de Tokio o el desierto de Nevada.

Need for Speed Undercover (2008): Xbox 360, PS2, PS3, PSP, Nintendo DS, Wii, N-Gage 2.0, Móvil, iPod Touch, iPhone y PC

El argumento del juego se desarrolla en Tri City, y allí trabajábamos para la policía con el fin de descubrir los responsables de unos robos de vehículos. Para lograr dicho objetivo, había que infiltrarse en carreras ilegales. La historia apostaba por acercarse a una película y contó con actores reales a los que se captó sus movimientos, entre los que se encontraba la actriz Maggie Q. Continúa la perfección del sistema de juego, sin perder la esencia de la saga, para lo cual se mejoró el manejo del vehículo durante las carreras. Se aumentó el número de vehículos, entre los que se encuentraban joyas como el Porsche GT2 (el coche protagonista), el Chevrolet Camaro Concept o el Bugatti Veyron.

Need for Speed Shift (2009): PS3, Xbox 360, PSP y PC, iPod touch, iPhone y Android

Esta nueva edición de Electronic Arts fue desarrollada por Slightly Mad Studios. Busca acercarse más a la simulación y se aleja del estilo arcade característico de anteriores entregas. Se aseguraba que el juego estaba diseñado por corredores y para corredores, tratando de potenciar el realismo y disfrute del jugador. Para conseguir esta sensación se perfeccionó la recreación del manejo de los vehículos, su comportamiento y las colisiones (las cuales afectaban a nuestra visión, lo que dificultaba continuar en óptimas condiciones la carrera, más allá de los daños en el vehículo). Junto a esto, factores como acelerar o frenar también afectaban a nuestra visión de la pista, lo que ofrecía una sensación de estar realmente conduciendo el vehículo.

Need for Speed: Hot Pursuit (2010): PC, PS3, Xbox 360 y Wii

Desarrollado por Criterion Games, se inspira en el Hot Pursuit original, donde se da la oportunidad al jugador de elegir si manejar a un corredor o a la policía de Seacrest Country. Incorpora una interacción social entre los corredores dentro del juego. Contó con un sistema multijugador online para hasta 8 jugadores en línea. En 2009, llegó en exclusiva a las plataformas de Nintendo Wii y DS el videojuego Need for Speed Nitro, mientras que en 2010 también tendría su exclusiva los usuarios de PC, con Need for Speed World Online.

Need for Speed: Shift 2 Unleashed (2011): Xbox 360, PlayStation 3, PSP y PC

Actúa como continuación para el primer Shift y se situó como uno de los mejores simuladores del mercado gracias a las mejoras añadidas respecto a la versión anterior, como una innovadora cámara desde el punto de vista del piloto. El juego de Criterion Games mantuvo su sistema de comunicación online entre pilotos, llamado Autolog.

Need for Speed: The Run (2011): Xbox 360, PC, PS3, Wii y Nintendo 3DS

El mismo año que Shift 2 Unleashed salió este título que apostaba por mejorar su argumento y que hace uso del nuevo motor gráfico de la entrega. Hubo una edición especial que incluyó vehículos usados por Razor y el jugador en Most Wanted, así como vehículos utilizados por el sargento Cross y Darius en Carbon y su modo de juego en el Cañón.

Need for Speed: Most Wanted (2012): PS3, PS Vita, Xbox 360, PC, Wii U y dispositivos iOS

Para su desarrollo, Electronic Arts volvió a confiar en Criterion Games y centraba su trama en Fairhaven City. Entre las novedades en los vehículos se encontraban algunos como el Caterham Superlight R500, el Lamborghini Aventador LP7000-4, el BMW M3 Coupe, el Ford F-150 Raptor, el Chevrolet Camaro ZL1, el Dodge Viper 2013 o el Porsche 918 Spyder, entre otros. Eso sí, los DLC's lanzados al mercado aumentaron el número de vehículos disponibles en el juego, con incorporaciones de coches famosos como el Aston Martin DB5 o el Charger 1970 que conducía Vin Diesel en Fast & Furious. Otros contenidos descargables apostaban por incorporar vehículos conocidos en anteriores entregas de Need for Speed, como los Nissan de la saga Underground. En relación al juego en sí, se mejora el sistema Autolog y permitió un modo online para hasta 12 jugadores en línea. Además, presentó un mundo más abierto para explorar con cierta libertad.

Need for Speed: Rivals (2013): Xbox One, PlayStation 4, Xbox 360, PS3 y PC

El último juego de esta extensa saga salió al mercado el pasado noviembre, cuya mayor novedad fue el salto de calidad en los gráficos debido a su incorporación a las consolas de nueva generación de Microsoft y Sony. Muestra una jugabilidad parecida a la ofrecida en Hot Pursuit, que eliminaba la separación del modo un jugador con el modo multijugador. El usuario debe escoger entre servir a la Ley o infringirla. Cada modo incluye distintos modos de juego, recompensas y desafíos diferentes. Apoyado de nuevo en su sistema Autolog, los desarrolladores buscan potenciar el uso del online multijugador para aumentar la experiencia del juego. Para ello, el jugador dispone de un mundo abierto repleto de desafíos y saltos para ejecutar. El estudio empleó para su desarrollo el motor gráfico Frosbite 3, que proporciona un mayor realismo a los escenarios, los vehículos, condiciones climatológicas y comportamiento de los coches durante las carreras.

Nuestras actuaciones nos proporcionarán Speed Points que podremos gastar en mejorar el vehículo, ya sea modificando su exterior o mejorando su rendimiento. Pero habrá que tener cuidado, porque si nos detiene la Policía, perderemos los puntos que tengamos acumulados. Al ser un mundo abierto, el jugador elige el orden en que efectúa las carreras y desafíos, lo que variará el orden en el que se desbloqueen habilidades y nuevos vehículos. Lo mismo ocurrirá con los policías, que también podrán ir mejorando, y podrán gastar los Speed Points arrebatados al corredor detenido.

Un gran atractivo del juego reside en las herramientas usadas por ambos bandos para combatir al enemigo. De esta forma, los corredores dispondrán de herramientas que les ayuden a huir, mientras que los policías las usarán para facilitar la detención.

Eduardo Quintana

Publicaciones relacionadas

Cerrar