Reportaje: Realidades alternativas de los videojuegos

Imaginad por un momento que los nazis hubiesen desarrollado la bomba atómica antes que Estados Unidos. ¿Estaríamos todos hablando a estas alturas alemán? ¿O qué hubiese pasado si Kennedy no hubiese sido asesinado? ¿Cómo hubiese cambiado el mundo si Colón no hubiese descubierto América? ¿Y qué sería de nosotros en una realidad sin Internet?

Estas son preguntas que, más o menos, siempre nos hemos hecho. Los famoso “What if” (algo así como “Y si…”) que dicen los americanos. Y los videojuegos, como productos de entretenimiento sin apenas límites creativos, pueden dar mucho juego en este sentido.

Pueden darlo y, de hecho, lo dan. Existen bastantes títulos que, de una forma u otra, juegan con pasados, presentes y futuros donde sucesos de peso cambian el rumbo de la historia, la sucesión de acontecimientos. Un tema realmente fascinante que hemos decidido tratar en este artículo.

Aquí van algunos ejemplos de mundos alternativos en los videojuegos.

 

Assassin's Creed 3: La Tiranía de George Washington

Año: 2012

Desarrollador: Ubisoft

Distribuidor: Ubisoft

Hablar de historia es hacerlo de esta conocida serie, cuya tercera parte es, sin duda, uno de los juegos del momento. En su último DLC, el juego ofrece una versión alternativa de la historia de Estados Unidos. En concreto, convierte al célebre presidente George Washington en un malvado, que intenta convertirse en el dueño y señor del país con puño de hierro.

Un contendio descargable curioso, pero que de alguna forma profundiza en el orIgen de Estados Unidos. Aunque, como el resto de títulos de este artículo, de una manera diferente…

 

 

Turning Point: Fall of Liberty

Año: 2008

Desarrollador: Spark Unlimited

Distribuidor: Codemasters

Estamos a principios de los años treinta. Pero en una realidad muy distinta. Los ingleses no consiguen aguantar las ofensivas de la Alemania Nazi y caen. Tras ellos van el resto de países europeos, incluidos Rusia y Francia. A partir de ese momento, Hitler alcanza el poder suficiente como para declararle la guerra a Estados Unidos en su propio territorio.

Con esta idea, los chicos de Spark desarrollaron uno de los pasados alternativos más interesantes que hemos visto en un videojuego. Lástima que, a la hora de la verdad, la jugabilidad de este shooter no estuviera la altura de sus ideas.

 

 

Homefront

Año: 2011

Desarrollador: Kaos Studios

Distribuidor: THQ

Durante muchos años, el capitalismo neoliberal ha ganado la partida a los países comunistas, y frenado en cierta manera el auge asiático. Pero imaginad que no es así. En Homefront, Corea del Norte terminaba invadiendo a la del Sur y, uniendo sus fuerzas, hacía frente incluso a los propios Estados Unidos. En parte debido a una acusada crisis económica.

Partiendo de este escenario, Kaos Studios presentó un emocionante shooter que, de alguna manera, intentó romper con los convencionalismos del género. Lo consiguió a medias, pero la inquietud que nos dejó ante un posible futuro impredecible sigue estando ahí.

 

 

EndWar

Año: 2009

Desarrollador: Ubisoft

Distribuidor: Ubisoft

No solo los juegos de acción han presentado historias alternativas. También los de estrategia. En este caso, con un título apadrinado por el escritor Tom Clancy. Gracias a su experiencia, se presentó una historia realmente cuidada, con todo tipo de vaivenes políticos, que llevaban a una ruptura entre Estados Unidos y la Unión Europea.

¿Imagináis un Occidente dividido, mientras otras potencias preparan sus propios ataques nucleares? Pues esto, a grandes rasgos, es el mundo que se proponía aquí.

 

 

World in Conflict

Año: 2007

Desarrollador: Massive Entertainment

Distribuidor: Sierra

La sombra de la Tercera Guerra Mundial siempre ha estado planeando por encima de las cabezas de los europeos. Sobre todo de los países más afectados en los dos últimos enfrentamientos globales. Y en el juego World in Conflict, pasó de ser un terror infundado a una realidad. Alternativa, claro.

En el juego, que también tenía un enfoque estratégico, la URSS nunca llegaría a sucumbir. En lugar de eso, conseguiría ganarles el pulso a los demás países europeos y plantar cara a Estados Unidos. Y al igual que en Turning Point, a hacerlo en su propio territorio.

 

 

Resistance: Fall of Men

Año: 2007

Desarrollador: Insomniac Games

Distribuidor: Sony

No siempre los malos íbamos a ser nosotros. También en ocasiones el transcurrir histórico real se podía ver alterado por sucesos “externos”. Eso fue lo que nos contaba Resistance, uno de los primeros pesos pesados que viera la luz para PlayStation 3. En él, un misterioso virus se extendía por el mundo, haciendo que la humanidad tuviese que enfrentarse a unos temibles seres: las quimeras.

Lo bueno es que en esta realidad nunca existió la Segunda Guerra Mundial. Lo malo era todo lo demás…

 

 

World War Zero

Año: 2005

Desarrollador: Rebellion

Distribuidor: Ludis Games

Otro de guerra. En este caso, y a diferencia de la mayoría de títulos de esta lista, basado en la Primera Guerra Mundial. El juego se desarrollaba en 1964. Sí, no nos hemos confundido. Según los desarrolladores, en esa época aún seguía luchándose en este enorme conflicto bélico. Y no por falta de cultura o rigor histórico, sino por plantear un concepto alternativo.

Teniendo en cuenta que las trincheras ya empezaban a apestar bastante, nuestro cometido en la aventura era, cómo no, intentar que la guerra terminara de una vez por todas.

 

 

Metro 2033

Año: 2012

Desarrollador: A4 Games

Distribuidor: THQ

Las armas nucleares han sido otro tema que, cómo no, han dado mucho juego en las narrativas de videojuegos. También a la hora de ofrecer futuros o pasados diferentes. En este caso, en el de Metro 2033, basado en un libro, además.

En el juego nos encontrábamos en un Moscú completamente desolado por las armas atómicas, en el que solo se podía estar seguro bajo tierra (de ahí su nombre). Un juego que además logró fantásticas críticas en todas partes.

 

 

Fallout 3

Año: 2008

Desarrollador: Bethesda

Distribuidor: Bethesda

No solo el pasado es a veces difícil, también el futuro. Esta ha sido una de las series que mejor ha sabido mostrar una alternativa post-nuclear. Tanto por su ambientación como por su historia.

Su tercera parte, la cual revolucionó la saga, nos llevaba a un mundo completamente desolado, donde sobrevivir más allá de las bases protegidas era toda una aventura.

Hasta aquí nuestros mundos alternativos preferidos. ¿Cuáles son los vuestros? ¿Imagináis que otros rumbos podría haber tomado la historia? ¿Os gustaría verlos en un videojuego?

Publicaciones relacionadas

Cerrar