Reportaje: RetroMadrid 2013, la gran fiesta de los videojuegos clásicos

Como cada año desde 1995, Madrid se convierte en el anfitrión de uno de los eventos más reconocidos en la industria del videojuego en España: el RetroMadrid.

Antes conocido como MadridSX y renombrado a su actual título en el año 2008, el RetroMadrid es una feria que reune exposiciones, talleres, tiendas y diferentes actos relacionados con los videojuegos y la informática que dio origen a nuestra actual industria, en un fin de semana dónde las actividades se suceden sin pausa para el disfrute de todos los asistentes.

Esta edición, realizada entre los días 8 y 10 de marzo y celebrada en el Matadero de Legazpi, ha brillado especialmente por su solidaridad, puesto que entre otras cosas se han puesto a la venta objetos de la colección privada de los organizadores, auténticos tesoros para los coleccionistas con cuyos beneficios se ha financiado este evento, que aún siendo austero ha alcanzado grandes marcas de asistencia.

Empezamos nuestra visita haciendo un entretenido recorrido por la zona destinada a tiendas, dónde encontramos desde la clásica colección de juegos a la venta para completar nuestra colección de plataformas como NES o Dreamcast hasta multitud de ilustraciones artesanales hechos con cuentas, consolas de segunda mano, camisetas de sagas tan famosas como Metal Gear o Half-Life.

 

 

¡Mucho amor por el pixel! Y todo con piezas artesanales:

 

¿Qué os parece este curiosísimo ordenador hecho totalmente con piezas de LEGO?

 

 

 

¿Echamos una partidilla? En RetroMadrid hemos podido caminar desde por ejemplo Golden Axe hasta juegos actuales:

 

 

 

Pero sin lugar a dudas, la parte más codiciada por todos los asistentes y dónde más aglomeraciones encontramos era la correspondiente a las máquinas recreativas, dónde pudimos ver entre otras, clásicos como Space Invaders o Ms. Pac-Man y en la mayoría de los casos, volver a sentir la nostalgia de tiempos pasados jugando de nuevo con ellas. ¡Ay, qué poco nos faltó en la redacción para comprar algunas de las que había a la venta y traérnosla a la oficina!

 

 

 

También había buen sitio para consolas que dejaron marca en nuestros pulgares, como los maquinotes clásicos de Sega:

 

 

 

Por supuesto, lo mejor siempre se deja para el final: la zona de exposición. Todo un recorrido por la historia de la informática, las consolas y los videojuegos, dónde pudimos ver joyas de la magnitud de la Block Breaker, consola nacida en el seno de Nintendo allá por 1979, y que fue el primer trabajo del Príncipe de Asturias Shigeru Miyamoto en la empresa, trabajando en su diseño. Del mismo modo pudimos ver curiosidades de la talla de una edición especial Tommy Hilfiger… de una Game Boy Color, o la edición japonesa del primer Castlevania.

 

 

 

Porque al final esto va de nuestro amor por los videojuegos clásicos. Y no hay mayor muestra de cariño que reunir todas estas máquinas que tantas alegrías nos dieron:

 

 

 

Todo esto, por si os parecía poco, estuvo aderezado con distintos actos, charlas y talleres como competiciones de Virtua Striker II o Crazy Taxi, grabación del podcast en directo de El Club Vintage, charlas, conciertos, talleres o el sentido homenaje a uno de los clásicos retros más queridos por los amantes de los videojuegos: "Abadía del Crimen".

Sin lugar a dudas, otra edición para el recuerdo, de la que podéis ver más información y fotografías en su página oficial.

Como siempre, os animamos a usar los comentarios para comentar esta edición con todos vosotros. ¿Habéis asistido? ¿Qué os ha parecido?

Claudia García, colaboradora de AlfaBetaJuega.

Cerrar