Reportaje: Secuelas mejores que el juego original

El mundo del cine y de los videojuegos está muy conectado, y son innumerables las influencias de un mundo en el otro. Pero hay un aspecto en el que los videojuegos siempre prevalecerán sobre las películas, y es en lo que concierne a las continuaciones de las historias. Se pueden contar con los dedos de las manos (y, a lo mejor, con alguno de los pies) las secuelas que han conseguido superar a la entrega original y convencer tanto a crítica como a público. Hay ejemplos como el Padrino II, Terminator 2, El retorno del Rey o Toy Story 3, pero lo más lógico es que las secuelas sólo superen a sus predecesoras en presupuesto y mejora de los efectos especiales.

Sin embargo, en el mundo de los videojuegos esta dinámica cambia, ya que el triunfo de un videojuego provoca que su obligada continuación (más solicitada por el público que en el caso de las películas) disponga de más medios, novedades, mejoras gráficas y numerosas innovaciones en la jugabilidad. A todo esto ayuda el poder trabajar sobre la base ya construida, y poder pulir con acierto aquellos errores detectados en la entrega original. Todo esto conlleva que sea más factible que una secuela de un videojuego exitoso consiga superar lo obtenido por la primera parte; aunque, por supuesto, siempre habrá quien prefiera la primera historia y reniegue de continuaciones.

Esta prolífica realidad ha posibilitado que desde AlfaBetaJuega hayamos decidido escoger aquellas continuaciones (no tiene por qué ser la segunda parte) que han conseguido superar lo aportado por el juego original. Esta lista no es definitiva, y no descartamos ampliarla en un futuro, puesto que escoger estos 12 juegos ha sido muy complicado, y siempre habrá quien no esté de acuerdo y aporte sus títulos más adecuados. Por todo ello, antes de empezar, os animamos a que en los comentarios nos indiquéis qué juegos que no hemos incluido sí lo hubierais hecho vosotros.

Éstas son nuestras 12 secuelas que mejoraron a su entrega original (en orden alfabético):

Assassin’s Creed II

Nos encontramos ante una saga que empezó con una historia muy original e impactante. Tras el rotundo éxito de la primera entrega, Ubisoft escuchó a sus fans a la hora de plantear una historia menos monótona y con el protagonista más carismático de todas las entregas que llevan ya acumuladas (al que le dio dos continuaciones que exploraban aún más su prolífica vida). Por tanto, este nuevo título se alimentó de temáticas más variadas y un mayor número de actividades y posibilidades.

De esta forma, la historia de Ezio mejoraba los modos de asesinar y nos regalaba secuencias de video espectaculares. El aumento considerable de la acción, la aventura y la jugabilidad en los combates se unieron a elementos aplaudidos como mejorar a tu personaje con nuevas armas y armaduras más poderosas. Por supuesto, una historia mejor llevada y unas ciudades más cuidadas y detalladas se combinaban con unos combates más fluidos y menos repetitivos. Por último, también influyó un final con uno de los mejores cliffhangers vistos en un videojuego.

Crash Bandicoot 3

También conocido como Crash Bandicoot 3: Warped, fue un videojuego de plataformas desarrollado por Naughty Dog para PlayStation, y es considerado por la gran mayoría de crítica y público como el mejor título de la saga. La historia contaba cómo Crash y Coco Bandicoot tenían la misión de recoger los cristales a través del tiempo, donde debían lograrlo antes de que lo hicieran los enemigos. El éxito de ventas lo catapultó en las listas de más vendidos de la compañía, hasta el punto de incluirlo como juego descargable en las plataformas PlayStation Portable y PlayStation 3.

Considerado por muchos como el mejor juego de plataformas en 2.5 dimensiones que se ha creado, el título mejoraba ampliamente cada aspecto de la entrega original, con un aspecto mejorado y que aportaba nuevos movimientos, niveles, jefes, sonido y una excelente jugabilidad que garantizaban un nivel de dificultad perfecto. En cuanto a los gráficos, consiguieron que fueran detallados y limpios, que potenciaban detalles como la recreación del agua en los niveles con la moto acuática, con unas texturas impecables para el nivel gráfico de la época. Todo ello unido a una banda sonora que no sólo acompañaba a la acción, sino que te incitaba a jugar.

En definitiva, disfrutábamos de un planteamiento en el que las áreas estaban ambientadas en diferentes épocas (egipcia, romana, futurista, etc.) y tenía nuevos modos de juego. Los niveles acuáticos, las carreras y los secretos a descubrir dentro de los niveles se unían a otras novedades como poder controlar a otros personajes, como la hermana Coco. Por no hablar de un argumento más elaborado y profundo.

Dead Space 2

La secuela del exitoso videojuego de survival horror en tercera persona de Visceral Games y Electronic Arts apareció en enero de 2011 en PlayStation 3, Xbox 360 y PC. La historia continúa teniendo a Isaac Clarke como protagonista y seguía su lucha contra los necromorfos. El título incluía mejoras respecto al original, como un modo multijugador cooperativo, nuevas armas y mejoras a través de nodos; así como nuevos enemigos, trajes y un nuevo sistema de manejo del personaje cuando se encontraba en gravedad cero.

Entre otras novedades había más aleatoriedad en la aparición de enemigos, una jugabilidad más elaborada y controles mejorados. Como curiosidad, había 50 formas diferentes en las que podía perecer el protagonista y 32 maneras alternativas de aniquilar a los necromorfos. Aunque existan muchos puristas que prefieran la ambientación oscura y claustrofóbica de la primera entrega, Dead Space 2 nos regaló uno de los mejores arranques que tiene un videojuego, ya que debemos huir de múltiples enemigos sin poder defendernos, debido a que nos encontramos atados con una camisa de fuerza.

En esencia, ya no nos encontramos ante un survival horror en el que simplemente te asustas, sino que nos plantean una historia religiosa que engloba a todo el universo, lo cual hace que se te meta el miedo en el cuerpo en cada secuencia. Para ello ayudan unos escenarios más grandes y cuidados, junto a unos enemigos más peligrosos y feroces que te obligan a plantearte si debes abrir una puerta cerrada en busca de utensilios. La presencia de los fanáticos religiosos potencian esta locura interespacial que te hace desear conocer más de este universo perverso, oscuro y retorcido. Lástima que la tercera entrega no cumpliera con las expectativas.


Final Fantasy VII

Este juego elaborado por Square es considerado por muchos como el mejor RPG que existe, y la mejor entrega de esta prolífica franquicia. Se trata de la primera entrega que vio la luz en el mercado europeo y salió para la plataforma PlayStation en enero de 1997, donde se trataba de la primera que hacía uso de secuencia de animación y gráficos en 3D. La historia nos mostraba un mundo distópico en el que manejábamos a un mercenario, el ex de SOLDADO Cloud Strife, que se une al grupo ecoterrorista Avalancha para detener los planes de la corporación Shinra, que quiere usar la vida del planeta como fuente de energía. Aunque realmente, por diferentes circunstancias, el enemigo real será Sephiroth (el más carismático de todas las entregas). El éxito del juego ha derivado en secuelas y precuelas de la historia principal, así como una reedición del juego para posteriores plataformas de Sony.

Entre los motivos por los que es considerado como uno de los mejores juegos de todos los tiempos se encuentran aspectos que revolucionaron la forma de entender el género, una trama que profundizaba en el desarrollo de los personajes, un sistema de batalla novedoso y unos gráficos más detallados que los mostrados por otros juegos de su generación. Por estos y otros motivos, Final Fantasy VII consiguió sorprender a todo el mundo, con una historia que partía de cero respecto a las anteriores entregas, con una espectacular introducción de la historia y un sistema de combate por turnos al más puro estilo de rol japonés.

Cabe destacar el sistema de invocaciones, objetos y habilidades que garantizaban libertad de funcionamiento en los combates, esto último apoyado por el hecho de poder manejar a cada uno de los miembros de nuestro equipo. Junto a esto, podíamos ir descubriendo localizaciones mientras avanzábamos en la trama, lo que nos permitía movernos con total libertad a través del mapa. Todo esto propició que para completar todas las opciones y retos que ofrecía el juego se pudieran alcanzar las 150 horas. También se unió una excelente banda sonora y un atractivo argumento que se apoyaba en unas escenas gráficas revolucionarias para la época, que nos regalaban un guión profundo y dramático, junto a unos personajes principales carismáticos y con una excelente presencia en pantalla.


Gears of War 3

El final de la trilogía de Marcus Fénix llegó a la plataforma Xbox 360 en septiembre 2011, en la que Epic Games nos planteaba la batalla final de los humanos contra los Locust. La guerra se encuentra en el peor momento para los humanos, arrinconados y en inferioridad numérica, que deberán enfrentarse en una feroz batalla para ganar o ser extinguidos. De esta forma, Epic Games nos regaló una épica historia que contaba con la trama más larga y dramática de la franquicia, repleta de acción y adrenalina. La presentación de nuevos enemigos, los peligrosos Lambent, y poder manejar a otros personajes dio profundidad a una historia rica y cruda. Este cierre de la historia aportó armas novedosas, enemigos y nuevos lugares donde combatir.

De esta forma, el modo multijugador cooperativo de campaña podía ser jugado con tres amigos más y el modo online podía incluir hasta a 10 participantes, donde se añadían nuevos modos de juego. Pero lo principal era la capacidad de Epic de exprimir el motor gráfico Unreal Engine 3, que potencia en el cuidado de la iluminación y mejoraba el nivel de detalle de los personajes principales y de los escenarios. Pero junto a la jugabilidad, destaca un argumento que se elabora alrededor de la épica y en humanizar unos personajes curtidos en mil batallas. Así las cosas, el final se presenta más cinematográfico que nunca, pero sin descuidar la interacción con un escenario más abierto y que ayuda a potenciar la acción. En definitiva, Epic Games nos regaló un final emotivo y memorable, y con un nivel de genialidad al que su precuela Judgment no pudo llegar.

Grand Theft Auto III

Aunque muchos preguntarán por qué no mencionamos a Grand Theft Auto Vice City, San Andreas, GTA IV ó GTA V; los cuales, indudablemente, gozan de muchos mejores gráficos y jugabilidad más fluida, hemos querido incidir en la tercera entrega numerada de la saga que desarrolló y puso en el mercado Rockstar en el año 2001. La razón es muy sencilla, y se basa en que este juego cambió drásticamente el devenir de la saga, convirtiéndose en el punto de inflexión. Los cambios introducidos en esta entrega no sólo fidelizó a los fans, sino que atrajo a una nueva horda de seguidores cautivados por este juego de temática aparentemente sencilla. El mayor cambio introducido fue el abandono de la cámara cenital (aunque aún podía seleccionarse entre las diferentes opciones) a favor de una jugabilidad en tercera persona con unos novedosos gráficos en 3D.

Otro detalle que impulsó a la franquicia fue apostar por potenciar la historia del protagonista Claude, lo que aportaba un argumento sólido y ayudaba a empatizar con el protagonista. La introducción de escenas cinemáticas y la presencia de canciones de grupos conocidos fueron otras aportaciones a esta historia de venganza que ganaba profundidad y riqueza. Junto a esto, las evidentes mejoras en jugabilidad y conducción, así como una historia que aunaba misiones principales con secundarias, consiguió crear un juego más completo que las anteriores entregas.

Su comercialización en PlayStation fue todo un éxito, que lo catapultó a las listas de los juegos más vendidos ese año. Su popularidad y el apoyo de crítica y público propiciaron la salida del resto de juegos que ahora conocemos y disfrutamos.



Half-Life 2

Continuación del juego de videoaventura de disparos en primera persona, fue desarrollado y comercializado por Valve en noviembre de 2004, que ganó múltiples premios, entre los que se encuentra el de Juego de la década en los VGA. La secuela nos introduce de lleno en la historia que no sólo nos regaló las mejores animaciones faciales vistas hasta la fecha, sino que nos presenta un entorno insuperable, ya que se puede interactuar con todo lo que nos rodea, lo cual se ve de forma que parece estar en una auténtica película (gracias a su novedoso motor Source, que introdujo la posibilidad de crear unas dinámicas con los objetos espectaculares).

Aunque, de nuevo, muchos puristas puedan alegar que ambas entregas protagonizadas por Gordon Freeman son imprescindibles, no hay ninguna duda en que esta secuela se alimentó de las buenas sensaciones del título original y que pulió cualquier mínimo fallo para explotar el potencial propuesto inicialmente, en el que ayudaba un mundo más abierto (ya que pasamos a entornos más abiertos y poder jugar tanto de día como de noche) y poder controlar más armas y vehículos de manera mucho más realista. Lo que resulta innegable es que en esta aventura no controlamos al personaje, sino que somos el personaje; de forma que llegamos a sentir como él e interactuamos con el entorno como si de verdad la historia fuera con nosotros. ¿Y no es ésa, en definitiva, la intención buscada por cualquier videojuego?


Mass Effect 2

Esta continuación realizada por BioWare y estrenada en las plataformas Xbox 360, PlayStation 3 y PC en enero de 2010 puede resultar una traición para muchos seguidores que vieron cómo la secuela abandonaba muchos elementos arraigados en el rol que lucía el título original, con el fin de potenciar un estilo con más acción. Pero aún a su pesar, nadie puede negar que este juego en tercera persona supera con creces lo ofrecido por Mass Effect en 2007. Ello se debe a la elaboración de una trama más profunda y rica que se beneficiaba de unas misiones más variadas y unos personajes más carismáticos y mejor desarrollados en cuanto a sus objetivos e intenciones.

Otro aspecto, que se sumó a la subsanación de errores, fue la introducción de un sistema de combate más completo y dinámico (por fin podemos cubrirnos), junto a la simplificación del sistema de inventario caótico del original. La historia se desarrolla con más fluidez, a lo que ayuda unos personajes secundarios más coherentes y una mayor sensación de libertad con el entorno. Indudablemente, la calidad de los gráficos da un salto espectacular, pero nada de esto serviría si no se apoyase en los impredecibles giros de la trama, donde también influyen las decisiones tomadas en el primer título de la saga.


Red Dead Redemption

El juego de Rockstar lanzado en mayo de 2010 para Xbox 360 y PlayStation 3 es la continuación espiritual de Red Dead Revolver, título comercializado por Rockstar en 2004 para PlayStation 2 y Xbox. Curiosamente, Revolver era una idea original de Capcom que tras presentarlo en el E3 de 2003, decidieron cancelarlo. Ante esto, Rockstar Games vio en el proyecto la posibilidad de proponer un western al público. La historia presentaba a Red Harlow, quien quería vengar la muerte de sus padres en el salvaje Oeste de 1880. Sin embargo, en Redemption controlaremos a John Marston, que será chantajeado por los agentes federales para capturar al bandido Bill Williamson, viejo conocido suyo. En esta ocasión, nos encontramos en 1911, donde contemplamos el crepúsculo del Lejano Oeste y la llegada de la civilización moderna.

Este cambio de tres décadas también se notará gracias a la diferencia de 6 años y su desarrollo para una nueva plataforma que implica Red Dead Redemption. Pero más allá de los evidentes mejoras gráficas, la mayor diferencia entre ambas reside en el cambio absoluto del estilo y dinámica de los juegos. Esto es debido a que abandonamos el universo lineal o pasillero y nos adentramos en un sandbox descomunal que se alimenta del más puro estilo propuesto en la saga Grand Theft Auto. Junto a esto, también disfrutaremos de un argumento que abandona las limitaciones de una exclusiva historia principal y nos propone multitud de misiones secundarias, retos y tareas que podemos hacer, eso por no hablar de las posibilidades de investigar, hacer fortuna o cazar por el vasto y salvaje territorio americano.

En Red Dead Redemption seguirá habiendo vaqueros y bandidos, pero también muchas referencias y homenajes cinéfilos al género. El extenso modo historia se apoya en una trama densa y un desarrollo variado y elaborado, pero ante todo se basa en una libertad total de juego y una jugabilidad mucho más trabajada, porque ya no podíamos limitarnos a estar con la pistola desenfundada y liarnos a tiros. Otras novedades importantes fueron la presencia de un potente multijugador online y una banda sonora magistral. Realmente, tampoco creemos necesario tener que enumerar todas las virtudes de uno de los mejores juegos de la anterior generación.


Street Fighter II

Otro ejemplo más de títulos que han ensombrecido el título original, hasta el punto que pocos se acuerdan de que hubo un Street Fighter I. Esto es debido al salto cualitativo que introdujo la continuación, que se apoyó brevemente en la historia original para presentar un nuevo argumento y una nueva propuesta. La secuela cuenta con un sistema de juego que creó escuela en los futuros títulos de lucha, así como un reparto de luchadores que son reconocidos a nivel mundial. Tal es la devoción por el juego debido a su espectacularidad técnica, que Capcom ha lanzado su revisión HD del juego, porque a esta obra maestra sólo le hacía falta un pequeño pulido gráfico, nada más.

Pero el secreto de Street Fighter reside en su buen hacer al potenciar el aspecto gráfico de un título que cuida sus animaciones y sus decorados. El apartado técnico hacía disfrutar al jugador con 8 luchadores diferentes cada uno con su estilo de combate diferente y único (salvo Ryu y Ken), lo que garantizaba más duración y diversión a los combates, en los cuales se podían combinar los ataques para sorprender al rival con diferentes técnicas, no era sólo dar patadas, puñetazos y defenderse.

Su salida para la plataforma Super Nintendo trasladó la lucha de las recreativas de barrio a las videoconsolas de los hogares, donde continúan los combates encarnizados en secuelas con más personajes, pero mismo espíritu y diversión.


Super Mario Bros. 3

El último juego de Mario para la videoconsola NES salió en 1988 en Japón y dos años después en Estados Unidos. El juego ha sido relanzado en múltiples plataformas posteriores de Nintendo, y se estima que ha alcanzado los 18 millones de copias del juego vendidas. El título fue diseñado por Shigeru Miyamoto y retoma la historia del primer juego, donde los fontaneros Mario y Luigi debían rescatar a la princesa Peach de las malvadas garras del rey Koopa, que en esta ocasión era ayudado por sus siete hijos.

El juego buscaba impulsar a los jugadores menos experimentados al darles más facilidades en los primeros niveles, mientras que la dificultad iba aumentando considerablemente según avanzaba el juego. Se introdujeron nuevos power-ups y la transformación de Mario en diferentes criaturas para darle nuevas habilidades, como volar. Entre las jugosas novedades, encontramos más puzles, nuevos y peligrosos enemigos y zonas secretas. Cada nivel representa una región diferente, con sus enemigos distintos y características visuales diferenciadas. Entre las novedades, podremos conservar los power-ups y trajes especiales obtenidos en los minijuegos, para usarlos en la historia principal; como son el traje de mapache y de rana, junto a otros como los que nos permiten volar o ser invulnerables al agacharnos, entre otros trajes y habilidades especiales que se obtendrán en mundos específicos.

Todo ello facilitó que Super Mario Bros 3 garantizara una mejora de lo visto anteriormente, con gráficos sensacionales para la época y un sinfín de mundos coloridos y variados que se beneficiaban de la ausencia de limitación en los movimientos de Mario debido a las nuevas habilidades que le habían proporcionado (aunque algunas sólo fueran temporales). Tan grande fueron sus virtudes, que ha servido de provechosa herencia a títulos posteriores, y no sólo en el seno de Nintendo.


Uncharted 2: El Reino de los Ladrones

En octubre de 2009, Naughty Dog afrontaba el reto de superarse a sí mismo con la secuela del exitoso Uncharted. Para conseguirlo, decidieron incorporar un multijugador online y darle más profundidad al juego, donde ahora no sólo consistía en disparar y avanzar de forma lineal, sino que había que pensarse bien cómo avanzar. De esta forma, Nathan Drake deja de imitar a Indiana Jones y busca su propia identidad, inmerso en una trama con sorpresas y traiciones que mantenían la tensión de forma permanente. También ayudaba la amplitud y variedad de escenarios en los que debías controlar al protagonista, así como las mejoras aportadas al control del personaje y la presentación de nuevos personajes muy interesantes.

A pesar del gran nivel ofrecido en la primera entrega, el salto de calidad gráfica en la secuela es palpable, gracias a una mejor iluminación y a un mejor diseño de texturas y personajes. Pero no sólo se mejoró el aspecto gráfico, ya que la jugabilidad también dio un salto increíble, donde el mayor hincapié en aspectos como la infiltración y el sigilo se sumaba un excelente sistema de combate y unas secuencias puramente cinematográficas. Pero si algo se recuerda con más cariño de esta segunda parte fue la aportación del modo multijugador online, que definitivamente inclinó la balanza a favor de Uncharted 2, considerado por muchos jugones incluso mejor que la tercera parte de la historia exclusiva de PlayStation.

Eduardo Quintana

Publicaciones relacionadas

Cerrar