Reportaje: Videojuegos de viajes en el tiempo

Desde que el mundo es mundo, el hombre ha soñado con poder viajar en el tiempo. Y no solo eso, sino que ha imaginado que paseaba por todas las épocas posibles, desde la Prehistoria hasta el mismo Futuro. Según Stephen Hawking, el mediático científico, nunca podremos viajar en el tiempo. Por una razón muy sencilla: nunca hemos visto a nadie llegar del futuro.

Pero, por suerte, el mundo de los videojuegos sí nos lo ha permitido. Y en aventuras de lo más variadas, desde plataformas hasta viejos arcades legendarios, pasando por acción pura y dura. Lo dicho, aquí tenéis algunos de nuestros paseos por el tiempo más celebres. ¡Que los disfrutéis!

Time Soldiers

Aparecido en recreativas en 1987, Time Soldiers fue un desarrollado en su día por Alpha Denshi y publicado por SNK. En él teníamos que superar distintos niveles llenos de enemigos al más puro estilo Ikari Warriors o Mercs. Lo que daba personalidad al título era el poder viajar por distintas épocas, la Prehistoria, la Antigua Roma e incluso el Futuro. Fue versionado para Master System, entre otras máquinas.

 

 

Chrono Trigger

Juego de rol japonés mítico donde los haya, es una de las joyas de la consola Súper Nintendo. Después de ser accidentalmente enviados al futuro en una máquina del tiempo, Chrono y sus amigos tienen que viajar por las distintas épocas de su mundo para evitar la destrucción total. El juego era una maravilla argumental, gráfica y sonora que aún sigue atrapando a día de hoy. Salió también en DS.

 

 

TMNT Turtles in Time

Allá por 1992 las Tortugas Ninja eran todo un fenómeno mundial y sus videojuegos aparecían constantemente en el mercado. Uno de los más destacables fue, precisamente, Turtles in Time, para Super Nintendo. Un arcade de los de toda la vida en el que teníamos que enfrentarnos por enésima vez al malvado Despedazador. Pero su propio nombre ya sugería, durante los niveles teníamos que recorrer desde las peligrosas calles de Nueva York hasta barcos piratas o volcanes prehistóricos. Eso sí, los malos estaban en todas partes.

 

 

Shadow of Memories

Posiblemente una de las mejores aventuras gráficas de la pasada generación, aparecida originalmente para PlayStation 2. El título se ambientaba en una ciudad alemana ficticia, en la que se desarrollaban todos los acontecimientos. La historia empezaba con un asesinato, el nuestro. Luego nuestro cometido consistía en volver atrás e intentar cambiar el fatal desenlace. Un juego original e inteligente a partes iguales.

 

 

Regreso al Futuro: El Videojuego

Está claro que en una lista como esta, no podía faltar este juego. La manera en la que los responsables de la franquicia decidieron celebrar su aniversario: con cinco capítulos de una aventura gráfica desarrollada por Telltale Games. Aunque no es la primera vez que la serie se adapta al videojuego, ya que también lo hizo en su momento, en máquinas de ocho bits. Casi siempre con resultados discretos.

 

 

Time Hollow

Esta aventura, exclusiva de Nintendo DS, mantiene la línea vista en Shadow of Memories. Sobre todo porque ambos guiones corren a cargo de la misma pluma, la de la escritora Junko Kagano. Solo que en esta ocasión el argumento y la ambientación son distintos. Una mañana, Ethan descubre que todo a su alrededor a cambiado e incluso sus padres han desaparecido. Por suerte encuentra un artefacto con el que poder viajar en el tiempo y cambiar su destino. Una aventura de calidad muy japonesa.

 

 

Braid

A pesar de ser un juego independiente, Braid se convirtió en todo un éxito de crítica y público. Sobre todo dado su divertido desarrollo, que mezcla plataformas de las de toda la vida y la posibilidad de jugar con el tiempo. El juego estaba compuesto por seis niveles, cada uno con su propia forma de entender el tiempo.

 

 

TimeSplitters

Uno de los primeros shooters de PlayStation 2, y también uno de los mejor valorados por la crítica especializada. El juego destacaba por su calidad visual y su envolvente jugabilidad, llena de modos. Su historia, además, nos llevaba a través de un siglo entero, viajando desde 1935 a 2035. Es una pena que sus responsables, Free Radical, luego no supieran estar a la altura con Haze.

 

 

Duke Nukem Time to Kill

Duke Nukem no se pierde una fiesta. En esta aventura, lanzada para la primera PlayStation en 1998, el forzudo personaje tenía que liarse a tiros con cerdos espaciales por toda la Historia. Primero en Los Ángeles futuristas de siempre, pero después también en el Salvaje Oeste, la Antigua Roma y la Europa Medieval. El juego presentaba un estilo de acción en tercera persona, alejado del clásico Duke Nukem 3D y muy influido por Tomb Raider o Soul Reaver.

 

 

Timeshift

Este shooter, lanzado en 2007, nació con grandes pretensiones, que fueran perdiéndose mientras su desarrollo se eternizaba y sufría todo tipo de alteraciones. De hecho al final el juego tardó cinco años en ver la luz. Con todo, el resultado fue bastante correcto: una aventura de acción en primera persona, en la que podíamos viajar en el tiempo e incluso paralizarlo, para así tener ventaja ante los enemigos.

 

 

Prince of Persia: Las Arenas del Tiempo

La trilogía de 128 bits de este mítico príncipe, no solo resucito por todo lo alto al personaje, sino que creó un clásico moderno con mayúsculas. Su mecánica, basada en plataformas y acción, permitía también volver atrás unos segundos en el tiempo si perdíamos la vida en un salto o ante un enemigo, dándonos de esta manera varias oportunidades más. Un concepto que se copiaría bastante después.

 

Assassin's Creed

La gran diferencia con los viajes en el tiempo convencionales es que, mientras que estos son físicos, el Animus de Assassin's Creed permite viajar pero de manera virtual. Al final, toda la saga, hasta ahora, narra los distintos viajes en el tiempo de Desmond a tres importantes épocas históricas y con tres descencientes suyos.

Estos son solo algunos, ¿cuáles son para vosotros los mejores videojuegos con el poder de viajar en el tiempo?

Enrique Luque, redactor de AlfaBetaJuega

Publicaciones relacionadas

Cerrar