Reseña Manga: Tomo 4 de Buenas noches, Punpun

Reseña Manga: Tomo 4 de Buenas noches, Punpun

Quizás le ha costado más de lo que realmente se merece por su innegable calidad pero parece ser que el mangaka Inio Asano por fin se va haciendo con un más que merecido reconocimiento en España gracias a la edición de gran parte de su obra. Títulos como Nijigahara Holograph, Solanin o Buenas noches, Punpun, obra que comentamos hoy, han hecho que a día de hoy sea uno de los autores más solicitados y leídos por el público español, y es que sus obras no dejan indiferente a ningún lector ya que no es una simple historia que te pueda gustar más o menos, en el caso de Asano son mangas que tienden a dejar una huella en el lector ya que le invade por dentro tocando más de una fibra sensible. El más claro ejemplo de esto es la obra que hoy nos ocupa: Buenas noches, Punpun.

Ya hemos comentado en otros artículos los tres primeros tomos de esta obra y no podemos dejar de seguir recomendándola encarecidamente porque a cada tomo que avanzamos en su lectura, se hace mejor. Va engullendo al lector en una historia sucia, personal, hiriente, llena de sinceridad y realismo que hace disfrutar muchísimo de su lectura pero que en cada viñeta te obliga y te reta a pensar y a hacer tuya la historia para que sientas y padezcas al igual que su protagonista. Sin duda, uno de esos mangas que te hacen amar aún más si cabe esta afición y que son un buen ejemplo de las obras de enorme calidad que hay en este tipo de cómic.

En este cuarto volumen, seguimos sumergiéndonos en el pasado de Yûichi Onodera donde nos adentramos en una historia bastante dura y cruel que desgraciadamente suena a demasiado real. La otra gran parte del tomo la ocupa el enfrentamiento de bádminton en el que Punpun se juega mucho… aunque simplemente sea un mero espectador.
El nivel artístico de Inio Asano vuelve a ser espectacular demostrando nuevamente que es un excepcional narrador y dotando a los personajes de una expresividad y personalidad fuera de lo común. No quiero dejar de volver a destacar el tremendo esfuerzo creativo dedicado por Asano a la creación de los fondos. Realmente son auténticas fotografías plasmadas en tinta, una verdadera virguería.

También hay que mencionar la fuerza que es capaz de mostrar en ciertas viñetas dándole ese toque dramático que le hace llegar como una auténtica embestida al alma del lector. Con un par de brochazos aquí y allá y algunos trucos de composición de viñeta hace que la escena cambie de tercio con una maestría solamente a la altura de los mejores.
Este tomo es toda una demostración del amor sufrido de verdad, del intenso, del que duele y te deja marcado para siempre haciendo mella en la personalidad y en la forma de ver la vida de quien lo padece. Desde distintas perspectivas y edades, teniendo otros valores e inquietudes, el autor quiere mostrarnos a través de los ojos de distintos personajes que pueden cambiar muchas cosas (edad, estatus, amistades…) pero el sentimiento del amor y sobre todo el dolor que puede llegar a producir, es igual de intenso siempre.



La edición que nos ofrece Norma Editorial es todo un acierto ya que respeta al máximo su edición original japonesa con unas portadas en relieve simples pero tremendamente efectivas y una calidad de papel, impresión y traducción casi perfectas. Tomo de 224 páginas, con portada rústica con sobrecubierta y de tamaño 13×18 cms. a un precio de 8,50€.

 

Por Miguel A. Aguilar

También puedes escucharle en Freakytown

Cerrar