Resident Evil: Así ha sido censurada la saga a lo largo de su historia

Resident Evil: Así ha sido censurada la saga a lo largo de su historia

Aunque existen muchas licencias dentro del mundo del videojuego con mayor recorrido que Resident Evil lo cierto es que la saga de Capcom se ha convertido por méritos propios en una de las más populares de todos los tiempos. No es para menos, pues fue la franquicia que acercó el terror a un público más generalista y que lo hizo avanzar con el paso de los años hasta su más reciente entrega, Resident Evil 7: Biohazard.

Sin embargo, ni las grandes licencias (especialmente ellas, en muchos casos) se libran de la censura en diferentes países del mundo. Resident Evil no ha sido una excepción en sus veintiún años de trayectoria y en el artículo que hoy te acercamos queremos hablarte precisamente de algunos de los casos de censura a los que se ha tenido que enfrentar la saga de terror, zombis, virus y acontecimientos paranormales más conocida del mundillo.

Un aspecto importante a tener en cuenta sobre la censura es que Japón (CERO), Norteamérica (ESBR) y Europa (PEGI) tienen sistemas diferentes de calificación y valoran distintos parámetros, por lo que Capcom se ha sometido a un proceso de autocensura para evitar que sean estos organismos los que saquen a pasear la tijera con sus juegos. Sea como fuere, sigue siendo un acto de censura reprobable.

Si eres fan de Resident Evil recordarás la cinemática de apertura del primer título de la saga. Una cinemática que, sin embargo, vimos muy diferente en la versión europea y estadounidense. Y es que en Japón la escena era a todo color, aparecían imágenes de violencia explícita en lugar de recortes de periódico describiendo los hechos y las heridas que hacían los perros a Joseph Frost se mostraban sin ningún tipo de pudor. La versión occidental fue censurada, pues en aquella época no estaba bien vista tanta violencia.

No obstante, con la llegada de Resident Evil 2 se produjo el caso contrario. Las decapitaciones y las muertes violentas fueron conservadas en Estados Unidos, mientras que el público japonés se tenía que conforman con una versión altamente censurada. Especialmente llamativo es el caso de las versiones de PC y Dreamcast del juego en Alemania, pues les llegó con la sangre de color gris para no escandalizar a los usuarios.

Saltamos directamente a uno de los juegos de la saga que más de cerca nos ha tocado. Hablamos, claro está, de Resident Evil 4, que se desarrollaba en una España digamos… bastante rural. Como en el caso anterior, la versión occidental era la que estaba libre de censura, mientras que en Japón se eliminó la posibilidad de hacer estallar la cabeza de los enemigos y también las violentas muertes por la motosierra de los zombis. Lo curioso es que incluso las versiones niponas en HD siguen estando censuradas a día de hoy.

Las decapitaciones no parecen ser plato de buen gusto en Japón, pues incluso en la más reciente entrega de la saga, Resident Evil 7, se sustituyen cadáveres decapitados por fotografías de esos cadáveres. Del mismo modo, cuando Ethan llega a la sala de disección y debe introducir su brazo en un cadáver para hacerse con la Llave de la Serpiente se produce una situación radicalmente diferente en la versión nipona: la llave ya está fuera del cuerpo, por lo que se evita esa desagradable introducción.

Como ves, Capcom ha sometido a su franquicia estrella, Resident Evil, a una fuerte autocensura para lograr sobrepasar los duros controles en la calificación por edades en Japón, aunque al principio todo era muy diferente. La saga de terror por excelencia en el mundo de los videojuegos tiene otras muchas curiosidades, de modo que si te interesa conocer alguna otra háznoslo saber en la caja de comentarios para tenerlo en cuenta para futuros artículos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar