Resident Evil: Estos son sus momentos más míticos

Resident Evil: Estos son sus momentos más míticos

La franquicia de terror más memorable de todos los tiempos en el mundo de los videojuegos está de aniversario. Hablamos, por supuesto, de Resident Evil, que este 2016 está cumpliendo veinte años y lo celebrará el próximo mes de enero con Resident Evil 7. Pero hasta que llegue ese momento queremos repasar algunos de los momentos más míticos de toda la saga.

Nuestros compañeros de Atomix han elaborado un listado con los mejores momentos que han dado las entregas mejor valoradas de la serie, es decir, las comprendidas entre el 1 y el 4. Con Resident Evil 7 esperamos recuperar la esencia terrorífica de la franquicia y poder, en un futuro, incorporar alguno de sus momentos en un top parecido al que hoy te presentamos. ¿Qué momento recuerdas más tú de la saga?

Perros entrando por ventanas (Resident Evil)

Pocas cosas hay más míticas y que nos hayan asustado más en nuestra vida que la primera vez que un perro rompía una ventana de la mansión Spencer y nos sorprendía en mitad de un pasillo.

La pelea con el Tyrant (Resident Evil)

Habías estado ahorrando munición y te viste en pleno final con los bolsillos repletos de balas y explosivos, ¿verdad? La pelea contra el Tyrant fue maravillosa, pero más todavía fue la satisfacción de tirarle encima todo lo que nos quedaba.

El encuentro con el licker (Resident Evil 2)

Si por algo ha destacado Resident Evil es por sorprender constantemente. En la segunda entrega lo hacía con la aparición del licker, aquella criatura capaz de sacar una enorme lengua y de atraernos hasta sus gigantes fauces.

Nemesis (Resident Evil 3)

No hay mucho que añadir a esta palabra: Nemesis. Su sola pronunciación es capaz de infundir temor en todos los que han jugado a Resident Evil 3 y se ha convertido en uno de los enemigos más temibles de la historia de los videojuegos por méritos propios.

Sobrevivir a la aldea (Resident Evil 4)

Resident Evil 4 cambió la saga de zombis para siempre. El terror dejaba paso a una acción mucho más directa y que revolucionó el género, pero los efectos positivos fueron escenas inolvidables como la de la aldea repleta de no muertos con hambre de nosotros.

Publicaciones relacionadas

Cerrar