Resident Evil inspira este genial y a la vez grimoso mando para PlayStation 4

Resident Evil inspira este genial y a la vez grimoso mando para PlayStation 4

Hay que tener una cierta habilidad para personalizar hardware y conseguir un acabado profesional. Para además de eso, transmitir grima y escalofrío combinado con la curiosidad por usar dicho hardware con un juego muy concreto ya es algo que escapa al común de los mortales. No es el caso del rumano Vulpe Andrei, que ha cogido un Dualshock 4 blanco de PlayStation 4 y lo ha convertido en un retorcido y sanguinolento instrumento de terror para disfrutar mejor de Resident Evil 7.

El mando que emocionaría a H. P. Lovecraft si siguiera vivo y fuera gamer, o a David Cronenberg si se diera la segunda condición, es esta modificación que nos trae Eurogamer y que viene de llenar su carcasa de cortes y manchas de sangre, sustituir su cruceta por dientes arrancados, sus botones por casquillos de bala, los botones L1 y R1 por globos oculares y sus gatillos, oh sus gatillos, por dedos cercenados. Un diseño fantástico, pero como estarás pensando, no precisamente ideal. El propio Andrei reconoce a Eurogamer que “Tengo planes de vender todos los mandos que hago, pero son principalmente para exposición ya que no son muy cómodos”. Andrei también anuncia que su próximo trabajo será un mando de Xbox One inspirado en For Honor. ¿Te gustaría jugar con este mando, aunque no sea un prodigio de la comodidad?

Cerrar