La retrocompatibilidad de Xbox Series X aumentará la resolución de los juegos antiguos de forma nativa

Mejoras que podrían ir desde el doble de resolución a más fotogramas por segundo.

Así luce el mando de Xbox Series X

La retrocompatibilidad es una de las características confirmadas de Xbox Series X. La consola next-gen de Microsoft será compatible con los juegos de todas las consolas anteriores de la compañía, aspecto ya conocido, pero reconfirmado con el último aluvión de detalles que nos dejó sus características técnicas definitivas ayer mismo. La opción de disfrutar del catálogo del pasado gracias a la retrocompatibilidad va a ganar, además, muchos enteros por el camino. Y es que los de Redmond han asegurado que los juegos retrocompatibles gozarán de grandes mejoras técnicas en XSX.

De la mano de Digital Foundry, que ha hecho un completo desguace de todo lo que trae el hardware de Xbox Series X, llegan unas declaraciones del jefe del programa de compatibilidad de Xbox, Peggy Lo, bastante interesantes en este sentido. Lo asegura que habrá mejoras técnicas para determinados juegos del pasado en la nueva consola. «Estamos explorando formas de mejorar, quizá, una lista selecta de juegos», señala el encargado de la retrocompatibilidad en la nueva plataforma. Las metas que se están marcando suenan bastante interesantes, ya que buscan «mejorar la resolución de juegos, mejorar las tasas de fotogramas (¡quizá duplicarlas!)» o incluso añadir otras mejoras.

Microsoft detalla las especificaciones de Xbox Series X

No es algo totalmente nuevo, ya que la retrocompatibilidad de Xbox One con anteriores plataformas ya incluía ciertas mejoras visuales. No obstante, el salto técnico que plantea la nueva generación sí da pie a realizar importantes cambios en los juegos ejecutados de consolas anteriores. Para conseguirlo, Lo asegura que están explorando varios métodos: «Sabíamos lo que hacíamos con el Método Heutchy», técnica en la que se basan los parches de Xbox One para mejorar juegos de Xbox 360, «quizá lo cambiemos un poco, hay otros métodos en los que estamos indagando«.

Es muy probable que, con el nuevo y potente hardware de XSX, Microsoft busque otras vías alternativas para aplicar esas mejoras gráficas que quieren conseguir. Sin ir más lejos, Gears 5 ya ha confirmado que tendrá una actualización para mejorar sus gráficos y sus frames por segundo en Xbox Series X, con el firme objetivo de alcanzar los 120 en su modo multijugador. No sabemos cómo lo harán ni cuándo lo explicarán, pero el jefe de compatibilidad ha dejado claro que «tenemos una solución a la que siempre podemos recurrir o sobre la que podemos seguir construyendo» para conseguir juegos retrocompatibles con más calidad que nunca.

Mientras tanto, ¿y la retrocompatibilidad de PlayStation 5?

El bombardeo informativo de Microsoft con Xbox Series X está aclarando muchas facetas de esta consola de cara a todos los públicos. La retrocompatibilidad es una batalla que lleva tiempo ganando, desde que comenzó a implementarla en Xbox One. Mientras tanto, Sony sigue en silencio con PlayStation 5, aunque ya se ha confirmado que contará con una función para ejecutar juegos del pasado.

Está por ver cuál es el enfoque de los nipones de cara a esta característica, aunque es probable que traten de subir el listón al mismo nivel que lo están haciendo los de Redmond con su propuesta next-gen. Descubriremos qué se está preparando más pronto que tarde, aunque el hermetismo sigue siendo la nota predominante para PS5.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar