Revelan lo que está costando desarrollar Skull & Bones y el motivo por el que no se abandona

El título no deja de sufrir un problema tras otro en su desarrollo

Se habla mucho de Beyond Good & Evil 2 a la hora de hablar de juegos que nunca llegan por parte de Ubisoft, pero eso no significa que sea el único que corre esta suerte, ya que desde 2017, año de su anuncio, Skull & Bones ha sido la eterna promesa que parece que nunca llega, ya que el título no ha dejado de tener un problema tras otro en su desarrollo.

Desde reinicios hasta destituciones por acoso, no se puede decir que el progreso de este título de Ubisoft Singapur vaya con buen pie, sobre todo si tenemos en cuenta que no han sido pocas las veces que ha estado ausente en los eventos de la compañía gala, siendo el caso más reciente el del E3 2021. A estas alturas cualquiera diría que debería cancelarse el título, pero esta no termina de llegar. Ahora sabemos la razón.

Ambiente tóxico y lucha de egos en el desarrollo

De acuerdo a Kotaku, y pese a que Ubisoft afirmó que el desarrollo iba bien, el título llevaría en desarrollo 8 años y tendría un coste actual de 120 millones de dólares, lo que es sin duda un gran gasto si tenemos en cuenta la gran cantidad de copias que debería vender para acabar siendo rentable.

Asimismo, el medio anglosajón ha podido hablar tanto con desarrolladores del proyecto como con antiguos trabajadores del mismo, dando todos declaraciones muy similares entre sí. Se ha destacado el caos y la falta de una visión clara en el desarrollo, hasta el punto de que Skull & Bones no solo ha cambiado de ubicación geográfica varias veces, sino también de estilo de juego, ya sea como juego de combate naval, luego como juego de supervivencia, entre otros.

Asimismo, entre estas declaraciones se da un motivo para justificar que no se haya cancelado, siendo así que un miembro del equipo de desarrollo afirmó que la razón era no admitir el error que habían cometido. Este mismo trabajador incluso ha comentado que si el juego fuese de otra compañía, ya lo habrían cancelado 10 veces. Hay que destacar que el problema de este caótico desarrollo vendría también de la lucha de egos por parte del equipo directivo.

Sea como fuere, ante cualquier tipo de acusación, Ubisoft defiende que estas declaraciones son para desmoralizar al equipo y que el desarrollo va bien, algo que cuesta de creer si tenemos en cuenta que un nuevo reinicio podría haber ocurrido hace unos meses. Por lo demás, el juego llegará en teoría en el año 2023 si no hay más percances.

Ángel de la Iglesia

Empecé eligiendo a Pikachu como inicial y desde entonces he vivido cientos de aventuras. Entre mis mayores logros, encontré a los 900 Kologs en Zelda Breath of the Wild. Mi mayor vergüenza es el Bloodborne pendiente de pasar desde hace años.
Cerrar