Review MSI GE63VR 7RF Raider: Un portátil gaming preparado para cualquier situación

En Centro móvil podemos establecer una conexión directa entre el GE63VR 7RF Raider y nuestro dispositivo móvil. Finalmente, en Herramientas y Ayuda encontraremos todo lo necesario para solventar cualquier duda que podamos tener a través de las secciones Burn Recovery, Help Desk, Battery Calibration, Manual de usuario, Registro del producto y Feature Navigator. Una vez más agradecemos la incorporación de este software, capaz de sacarnos de apuros con suma facilidad, pues es tan fácil de usar como intuitivo a la hora de encontrar lo que buscamos.

Una vez comentados todos los entresijos técnicos, de diseño y relativos al software MSI Dragon Center vamos a lo que verdaderamente importa a los usuarios más jugones: la vertiente gaming de este MSI GE63VR 7RF Raider. Para comprobar cómo se desenvolvía el equipo en dos situaciones distintas hemos optado por probar Overwatch, un reciente videojuego con poco más de un año de vida y todo un portento técnico, y The Elder Scrolls V: Skyrim, un título que data de finales de 2011 pero que todavía a día de hoy sigue luciendo espectacularmente bien, de modo que son dos buenas muetras.

Comenzaremos hablando de nuestra experiencia con Overwatch. La configuración que salta por defecto al iniciar el videojuego nos sitúa en Media, lo que quiere decir que por encima todavía nos quedarían las configuraciones Alta, Ultra y Épica. Aunque evidentemente las diferencias entre una y otras son notables en el shooter multijugador de Blizzard se notan menos que en otros títulos, pues todos los jugadores deben ver los mismos elementos en pantalla para que no haya desequilibrios a nivel competitivo.

Es por ello que en configuración Media Overwatch sigue viéndose a gran nivel. En esta configuración, además, vemos cómo el videojuego se mueve de forma estable a 30 fotogramas por segundo. Tal vez no sea la fluidez que todo jugador exigente de PC desea, pero al mantenerse estable y no caer salvo en algún momento determinado se juega a las mil maravillas. Eso sí, siempre podríamos sacrificar algo más de calidad gráfica para maximizar la fluidez que tengamos cuando saltemos a la acción.

Lo mejor de todo es que gracias a la nueva tecnología que MSI ha incorporado con su disipador Cooler Boost 5 con siete heatpipes de contacto directo y las ya mencionadas cuatro salidas de aire, podemos jugar tantas horas seguidas como queramos sin que la temperatura del equipo se resienta lo más mínimo, lo que es todo un placer para aquellos que disfrutan con largas sesiones de juego, especialmente a títulos multijugador como es el caso de Overwatch.

Por otro lado, como ya hemos avanzado anteriormente, el otro videojuego probado ha sido The Elder Scrolls V: Skyrim. Las configuraciones disponibles en el gigantesco y preciosista RPG de mundo abierto de Bethesda son Baja, Normal, Alta y Superior y en esta ocasión el GE63VR 7RF Raider nos ha aconsejado jugar por defecto en la mayor de todas ellas, la Superior. Como podrás imaginar, la calidad de imagen y el detallado que encontraremos con esta configuración es absolutamente escandalosa: árboles, agua, vegetación, superficies, texturas; todo luce muy bien pese a ser un juego con seis años.

Página anterior 1 2 3 4Página siguiente

Publicaciones relacionadas

Cerrar