Rockstar hizo cambios en GTA III tras los atentados del 11 de septiembre

Un avión volando cerca o detrás de un rascacielos, una misión con terroristas o el color de los taxis fueron algunos de los detalles de Gran Theft Auto III que Rockstar decidió modificar tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, en Nueva York, según ha confesado ahora Dan Houser, co-creador de la saga.

"Hicimos algunos cambios tras el 11 de septiembre, pero la mayoría eran decorativos. La mayor parte de la culpa del retraso del juego, el cual fue tan solo de un par de semanas, fue de que nuestra oficina en Nueva York estaba muy cerca de la Zona Cero, así que el trabajo que se tenía que haber hecho allí fue imposible de realizar durante un tiempo", explicó, aludiendo a que no solo los cambios de última hora del juego fueron los causantes del retraso.

"Hasta donde recuerdo, cambiamos el color de los coches de policía, de forma que no fueran idénticos a los de la policía neoyorkina, alteramos las rutas de vuelo de un avión para que no pareciera que estaba volando dentro o detrás de un rascacielos, y quitamos una misión que hacía referencia a terroristas, además de unos cuantos diálogos de los peatones y de radio", comentó acerca de los cambios concretos que tuvieron que hacer, al guardar estos alguna semejanza con el incidente. Según ha explicado, el cambio más grande que sufrió el juego fue el de su portada norteamericana, aunque no ha concretado en qué.

Estas declaraciones han sido hechas por el desarrollador al hilo de la reedición para plataformas móviles de este Grand Theft Auto III, con motivo de su décimo aniversario.

Publicaciones relacionadas

Cerrar