Rovio niega haber colaborado con el espionaje de la NSA

Entre las actividades afectadas por el espionaje de la Agencia de Seguridad de Estados Unidos se descubrió que estaba Angry Birds. Según se filtró en unos documentos, la NSA aprovecha los fallos del juego para colarse en nuestro terminal y poder recopilar datos de nuestros contactos como sus direcciones, la localización del teléfono o tablet, etc.

Desde Rovio han querido dejar claro que sus títulos no son “aplicaciones con fugas” y han negado tajantemente “que colaboremos o compartamos información con agencias de espionaje en cualquier parte del mundo. “Nuestros fans son lo más importante para nosotros y tomamos su privacidad muy en serio”, avisa la compañía en un comunicado.

Los creadores de la popular saga finalizan informando de que van a reevaluar el trabajo con sus anunciantes “por si ellos han sido utilizados con fines de espionaje”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar