Rust, el sandbox de supervivencia, incorpora un nuevo mecanismo contra los tramposos

“Si te han expulsado de los servidores oficiales con una advertencia de que has sido baneado, entonces es que te hemos pillado. Has sido un niño travieso. Sabemos lo que has hecho”. Con estas palabras anuncia Garry Newman, fundador del estudio FacePunch, la implementación de CheatPunch, una nueva tecnología de detección de trampas que se ha puesto en marcha en su juego multijugador online Rust. “No te vamos a levantar el baneo. Ya sabemos que ha sido tu primito de nueve años. Sabemos que han pirateado tu ordenador. Sabemos que la CIA está impidiendo que juegues a todos tus juegos de Steam para que te unas a ellos en la lucha contra los extraterrestres”.

Estas líneas, que dejan bien clara la postura de tolerancia cero a los tramposos y listillos en Rust, se han publicado en la web oficial del juego para advertir a todos los que pretendan pasarse de la raya y alterar el orden en este sandbox de supervivencia de lo que les espera. Ahora bien, CheatPunch no es la panacea contra los tramposos y siempre hay maneras de encontrar una brecha, como bien reconoce Newman: “CheatPunch no es la respuesta a todas nuestras plegarias. Es solo un parche. Nos va a librar de un montón de tramposos, pero no es difícil rodearlo debido a su diseño. Esperamos que haya pronto nuevas maneras de hacer trampas ‘a prueba de CheatPunch’. Pero eso está bien. No nos vamos a cansar de luchar”.

Rust se encuentra disponible en Steam en su versión de acceso anticipado por 18,99€

Publicaciones relacionadas

Cerrar