¿SABÍAS QUE… Deus Ex profetizó los atentados del 11-S un año antes?

¿SABÍAS QUE… Deus Ex profetizó el atentado del 11-S un año antes?

Bienvenidos a una nueva entrega de nuestra sección ¿Sabías que…?, el apartado dedicado a las curiosidades sobre videojuegos en AlfaBetaJuega. Serendipias, menuda palabra, pero seguro que has oído hablar de unas cuantas. Casualidades que parecen imposibles, principalmente porque se adelantan a hechos que posteriormente suelen ocurrir casi prácticamente al detalle. En los videojuegos ha habido alguna, y si ha habido un hecho reciente que ha acusado varias de ellas ese el de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York.

Se dice que los cómics ya los predijeron, que hasta en una viñeta de Mortadelo y Filemón podía verse un avión estrellado y descuajaringado en una de ellas. Un recurso habitual de Ibáñez, pero aunque otros medios ya hacían presagiar la caída del World Trade Center, con el juego Deux Ex los desarrolladores de Eidos lo hicieron prácticamente por partida doble y de pura casualidad. Te lo contamos a continuación en este ¿Sabías que…?



Mensajero del futuro

Deus Ex, uno de los mayores exponentes de la corriente cyberpunk y transhumanista en el mundo del videojuego. Una fantasía oscura y decadente que durante las dos décadas anteriores había cobrado mucha fuerza en la ciencia-ficción, y que curiosamente se solía situar o bien en el cambio de milenio o, a lo sumo, algunos años después. En cualquier caso, lo que aguarda en estas distopías futuras no suele ser bueno ni agradable. Normalmente se suele plantear un escenario de capitalismo exacerbado, con grandes corporaciones cortando el bacalo y haciendo y deshaciendo a su antojo. Se suele apuntar también a una humanidad más gris que nunca, completamente alienada e incluso trascendiendo sus propios límites físicos y mortales a base de implantes cibernéticos. Por supuesto, el mundo que alberga todo esto no es más que una jungla de acero, cemento, neones y cromo. Un mundo que no se parece al que ahora vemos por la ventana.

Aunque la Nueva York de Deus Ex sí tiene un toque curioso que en el momento resultó muy chocante. El juego, que tiene como protagonista a un tal J. C. Denton, un operativo antiterrorista mejorado gracias a nanotecnología y envuelto en una misión de infiltración en la propia urbe neoyorquina. A Denton no van a tardarle en pintar bastos, pero los giros del argumento de Deus Ex no son la cuestión. El asunto que llamó la atención de los jugadores era el aspecto de la propia Gran Manzana del año 2052. Cierto que en medio siglo hay tiempo para cambiar muchas cosas, pero lo que no hubiera imaginado el jugador del año 2000 era verse el paisaje de Nueva York y que en éste no se recortasen las emblemáticas Torres Gemelas.

Pensarás que a lo mejor sucedió como con los casos recogidos sobre el Titanic, y que alguien tuvo una epifanía y, de repente, lo vio claro. Pero no, aquí no intervino ninguna clarividencia ni ninguna cuarteta de Nostradamus que hiciera llevarse las manos a la cabeza y correr en círculos presa del pánico y la desesperación. No, lo cierto es que se trataba más bien de una cuestión de consumo de recursos. Hay versiones de la historia que afirman que a uno de los diseñadores de Ion Storm, el equipo de desarrollo que estaba haciendo el juego, simplemente se le olvidó incluir el World Trade Center. Hay otra, sin embargo, que asegura que no fue así, que la estructura ya estaba hecha y modelada.



¿El motivo de la retirada, entonces? Pues como decíamos, el pozo de recursos que estaba siendo Deus Ex. Resulta que la inclusión de las dos grandes torres en el fondo de Nueva York estaba siendo algo que a algunos de los ordenadores de la época se les atragantaría mover en pantalla y tener presente en memoria. Y en fin, el 2052 queda lejos, pueden pasar muchas cosas, y quién te decía a mediados del 2000 que para entonces el World Trade Center no cambiara de sitio. Pues nada, fuera con él, se le daba una explicación en la propia historia de trasfondo del juego y todos contentos. Sin Torres Gemelas, la pelota estaba en el tejado de Eidos, que ahora se tenía que inventar una excusa que cuadrara con el juego. Con un juego que tenía una trama relacionada con un grupo terrorista. Helo ahí.

Según la mitología de Deus Ex, la ausencia de las Torres Gemelas se debe a su destrucción a causa del feroz ataque de un grupo terrorista, ni más ni menos. Deus Ex se lanzó al mercado norteamericano en junio del año 2000, sin Torres Gemelas y con esa explicación oficial pero no presente en el juego de la causa terrorista. Un año y tres meses después, todos sabemos lo que sucedió. En Eidos debieron quedarse blancos como el papel, no solo por el hecho en sí, sino porque inadvertidamente, habían hecho de pitonisos sobre uno de los sucesos más relevantes y sobrecogedores de la historia reciente con su propio juego. Y lo peor, dos veces. Una, augurando que las torres desaparecerían. Y dos, concretando que sería a causa de un atentado. Si alguna vez les vuelve a pasar lo de tener que quitar estructuras, seguro que pensarán una razón mucho más amigable.

Lo que predecimos ahora es que cerramos esta edición de ¿Sabías que…? pero que volveremos con otra próxima entrega si los hados son favorables. Hasta entonces, cuídate de las premoniciones y de los vaticinios que veas en juegos de ciencia-ficción de anticipación. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar