¿SABÍAS QUE… el creador de Doom ya quería pagar a los modders?

Bienvenidos a una nueva entrega de nuestra sección ¿Sabías que…? Un espacio que en esta ocasión va a mirar al pasado, pero más de reojo que otras veces, y es que por una vez va a ser la actualidad la que nos sirva para ilustrar esta entrega. No obstante, esta actualidad hace referencia a mediados de la década de los noventa y a un estudio creador de uno de sus juegos más míticos.

Tras la polvareda levantada por los mods de pago que Valve quiso instaurar en la plataforma Steam, sus responsables han dado marcha atrás dejando la impresión de que había buenas intenciones, pero la ejecución no fue la adecuada. Y a este respecto, John Romero les podía haber dado algún que otro consejo, por que fue uno de los dos creadores de Doom el que ya tuvo la idea de recompensar a los modders que aportaran niveles para su juego Quake. Y como ahora, la idea no fructificó. Descúbrelo en este nuevo ¿Sabías que…?, hoy de más actualidad.



Quake firma los cheques

Qué jugón no ha querido nunca poder ganarse la vida gracias a los videojuegos. Y si es un videojuego con tanto arraigo como lo fue Quake hace veinte años, mejor que mejor. Con la marea de usuarios que hubo del juego de id Software, que volvía a crear un fenómeno casi comparable a Doom, seguro que la posibilidad de poder colaborar con el juego ya hubiera bastado para muchos de ellos. Imagina que hubieses sido tú uno de los creadores que aportaron materiales como esas famosas apariencias no oficiales para el juego de Homer Simpson o de Batman y que además hubieses cobrado por ello. Por hacer un mapa por ejemplo. Eso estuvo a punto de ser posible.

Y es que si hace nada Valve quería hacer que los modders tuvieran una recompensa a su trabajo, hace cuestión de días John Romero desvelaba que eso ya lo quiso hacer él hace veinte años. Sin embargo, Valve ha procedido de otra manera muy diferente a como hubiera hecho id Software. Para empezar, ha elegido un juego con una comunidad modder ya muy asentada, como es The Elder Scrolls V. Skyrim. ¿Quién va a querer pagar por un mod, por muy bien hecho que esté, si sabe que tienen miles a su disposición gratuitamente? Y además, el reparto de las ganancias no parecía muy del gusto de todos. Nada, nada. Que todo el mundo se eche a un lado y que deje que el tito John les explique su plan. Y no era un mal plan.

“Siempre he creído que los creadores de mods deberían poder ganar dinero por sus creaciones”, afirma Romero en una entrevista a Games Industry.. “En 1995, cuando estábamos haciendo Quake, tuvimos la idea de abrir una empresa llamada id Net. Esta empresa sería el portal a través del cuál los jugadores conectarían y jugarían a las creaciones de otros. Iba a ser un sitio regulado y los niveles y los mods los elegiríamos nosotros en id, y si poníamos tu contenido en nuestro canal te pagábamos una cantidad de dinero igual al tráfico que tu contenido trajese al sitio. La idea era que los jugadores pudieran conectarse y estar en un gran nivel que pareciera un castillo con un montón de portales a pasillos y signos que explicasen a dónde ibas y qué había allí”.



La idea sonaba bastante bien, y la retribución parecía adecuada, pero entonces, ¿qué falló en el plan de John Romero? En realidad, no falló nada. Simplemente, en id Software tenían cosas más importantes en las que pensar en ese momento. Sin ir más lejos, gestionar el lanzamiento del propio Quake, un juego que llegó a ser una referencia absoluta en el género de los shooters y el multijugador en red del PC, pero que exigió un esfuerzo titánico a sus creadores. No es de extrañar que tuvieran todos sus sentidos puestos en sacar adelante su juego, pero la idea no muere. Romero aún sigue firme en sus convicciones: “Aún creo que los creadores deberían recibir una recompensa por su duro trabajo. Eso es lo que hacemos en nuestras empresas de juegos, así que ¿por qué debería ser diferente para los que colaboran desde fuera?”.

Una compensación por parte de la propia desarrolladora según la repercusión del mod parece razonable. Por lo menos, se ajusta más, siempre sobre el papel, a la idea de que se perciban más ingresos por productos de calidad, lo cuál hubiera sido un incentivo para que los modders se pusieran las pilas y diesen lo mejor de sí. Como siempre hacen, por otro lado, pero no parece mala manera de subir el listón. El problema, que ni John Romero pudo poner en práctica su jugada, ni Valve ha sabido poner en práctica la suya. Quizá en otro momento.

Como en otro momento volveremos con una nueva entrega de ¿Sabías que…?. En siete días, para ser más exactos. Pasa una feliz semana hasta entonces. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar