¿SABÍAS QUE… el creador de NBA Jam amañó el juego para que los Pistons tuvieran ventaja frente a los Bulls?

¿SABÍAS QUE… el creador de NBA Jam amañó el juego para que los Pistons tuvieran ventaja frente a los Bulls?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, el apartado de AlfaBetaJuega dedicado a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. Esta semana nos vamos a colgar del aro, vamos a exhibir nuestros mejores lanzamientos y vamos a intentar un triple en el último segundo. Y si todo falla, sabemos que no será porque somos unos paquetes en la cancha, sino por culpa de Mark Turmell, creador y diseñador principal del arcade NBA Jam de Midway, que seguro que ha vuelto a hacer de las suyas.

Y es que Turmell confesó hace pocos años que uno de los partidos de la versión original de NBA Jam está amañado porque le pudo la vena de forofo de su equipo del alma. Pero esto no es todo. Resulta tras la terrible noticia del fallecimiento de toda una estrella del baloncesto incluida en el juego, un suceso extraño aconteció en uno de los arcades originales que puso la carne de gallina a más de uno. Y si tras saberlo aún conservas el juego que Topo Soft le hizo a este jugador, puede que quieras esconderlo, o echarle un poco de agua bendita por si caso. Te lo contamos a continuación.



¡Bú! Shaka-laka

El baloncesto es un género que a pesar de haber sido reflejado en varios arcades, realmente no reunió multitudes alrededor de una recreativa hasta que Midway lo logró con NBA Jam. Un juego que dejaba de lado la simulación para apostar por el espectáculo puro y duro. Mientras otras licencias de la NBA, sobre todo las manejadas por EA, se preocupaban más de mover banquillo o vigilar los porcentajes de cada jugador, Midway decidió tirar por el gancho que ha hecho que la competición estadounidense sea la más famosa del mundo. Pero eso sí, sin descuidar la diferenciación de los jugadores.

Es bien sabido que las estrellas de cada equipo, dos por escuadra, que se incluyen en NBA Jam tienen sus propias puntuaciones en aspectos como lanzamientos de tres, robos, mates y demás. Y estando en plena efervescencia de los Chicago Bulls, con un imparable Michael Jordan, los de la ciudad del viento eran una apisonadora frente a los demás equipos. Y claro, a un forofo del equipo rival, los Detroit Pistons, eso no le hacía gracia. Es decir, a Mark Turmell, creador del arcade y diseñador principal, no le hacía gracia. Durante mucho tiempo se sospechaba que Turmell había podido dejarse llevar por sus inclinaciones de aficionado y meter alguna piedrecita en el camino de los Bulls. Y en 2013 finalmente confesó que así había sido.

Ante la pregunta de ESPN Magazine de si era verdad que los Bulls eran víctima de algún tipo de amaño, Turmell respondió con franqueza: “Es cierto, pero solo cuando los Bulls jugaban contra los Pistons. Si había un partido igualado y cualquiera de los Bulls intentaba un lanzamiento sobre la bocina, dejamos un código especial para que por lo general les saliera una pedrada. Había una gran rivalidad por entonces entre los Pistons y los Bulls, y ya que yo siempre ha sido un gran fan de los Pistons, era mi oportunidad de igualar las cosas”. Una oportunidad que no solo pasaba por negarles a los Bulls un último tiro milagroso, sino que además se llevaba por delante la destreza de Scottie Pippen, convirtiendo a una de las mayores superestrellas de la NBA de todos los tiempos en un negado de tomo y lomo cuando tenía que medirse a Detroit.



Esta “empanada” de Pippen frente a los Pistons no era la única anomalía de la que se tiene constancia al respecto de NBA Jam en los recreativos. Otra tiene que ver con el lamentablemente desaparecido jugador croata Drazen Petrovic, quien tras su paso por el Real Madrid acabó fichando por los Portland Trail Blazers, no sin que antes Topo Soft le hiciera un videojuego para ordenadores de ocho bits. Por desgracia, parecía haber una maldición que perseguía los deportistas que osaban ocupar la carátula de un videojuego, y en 1993 Petrovic fallecía en un accidente de circulación cuando era jugador de los New Jersey Nets. El croata, al igual que el también por entonces fallecido Reggie Lewis, de los Boston Celtics, había sido incluido en la versión arcade de ese mismo año y retirado, como era lógico, en la posterior versión del año siguiente para sistemas domésticos.

Sin embargo, Petrovic aún daría que hablar en las oficinas de Midway tal como recuerda el propio Turmell: “Ya habíamos terminado NBA Jam cuando Drazen Petrovic murió. El juego ya se había distribuido y él estaba en los Nets. Así que teníamos todas esas recreativas de NBA Jam por ahí y una noche nos pusimos a jugar a Mortal Kombat, que estaba al lado de una de las máquinas de NBA Jam. De repente, de sus altavoces se empezó a oir ‘¡Petrovic!’ ‘¡Petrovic!’, y eso solo sucedió después de su muerte. Todo el mundo empezó a asustarse. Algo raro pasaba con el software, y hasta el día de hoy, si tienes una máquina original de NBA Jam, de vez en cuando se pone a gritar ‘¡Petrovic!’. Es de locos”. Quizá el espíritu del jugador se resistía a abandonar la cancha, aunque fuera una digital.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…?, pero nuestra temporada todavía sigue. Te esperamos para la siguiente en siete días. Hasta entonces, ojo con molestar a los fans de los Pistons, se toman las cosas muy a pecho.

Cerrar