¿SABÍAS QUE… el monstruo más famoso de Dragon Quest está inspirado por un famoso juego occidental?

¿SABÍAS QUE… el monstruo más famoso de Dragon Quest está inspirado por un famoso juego occidental?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, el apartado de AlfaBetaJuega dedicado a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. A falta de poco más de dos semanas para el lanzamiento en Japón de Dragon Quest XI, última entrega de la saga de juegos de rol japoneses de mayor calado en el archipiélago nipón, la imagen de su monstruo más popular, el limo, vuelve a prodigarse en las campañas y diseños promocionales. ¿Pero de dónde surge este pegajoso ser?

Surge de la mente de Yuji Horii, el legendario director de la saga, pero antes de llegar ahí surgió de otro lado. Y es que Horii tuvo un empujoncito desde cierto juego de rol norteamericano que alcanzó una popularidad notabilísima en Japón y donde a día de hoy sigue siendo una influencia y una referencia muy venerada. Lo veremos tras el salto.



El limo primordial

Dragon Quest evoca de inmediato varias cosas, especialmente a los jugadores japoneses, que son quienes sufren verdadera fiebre por esta saga de juegos de rol. Fácilmente la primera puede ser su tema principal, una obertura que ya es una marca de los videojuegos, tanto como el famoso preludio de Final Fantasy. Pero casi de inmediato, la primera imagen reconocible en representación de la saga es la de uno de sus monstruos, el más famoso de ellos. Tanto como para decorar ediciones especiales de consolas o dar forma a sus propios periféricos. Es el blandito, azulado, sonriente y la verdad es que un poquito patético limo, el popular “slime” como es conocido en ultramar y que representa uno de los primeros y más débiles adversarios que nos podemos encontrar en cada entrega de la saga.

Igual que Dungeons & Dragons tiene sus cubos gelatinosos y Final Fantasy sus trasgos que son carne de cañón en las primeras entregas, Dragon Quest tiene a sus limos en lo más hondo del panteón de monstruos por su efectividad, inversamente proporcional a su popularidad. El limo es algo recurrente, un monstruo de apariencia hasta simpática, con forma de gota viscosa y con una perenne sonrisa y una mirada fija. Su cometido es familiarizarnos con el combate y darnos nuestra primera (poca) experiencia. Pero con todo ello a cuestas, al limo hay que quererle. O sea, da repelús el concepto de un moco saltarín con expresión facial aunque no cambie mucho, pero de alguna manera ha calado tan hondo como para ser la mascota de la serie de JRPGs de mayor éxito en Japón. Hay que decir, no obstante, que tuvo un empujoncito en su concepción.

En el año 2010, el director de Dragon Quest y productor de saga, Yuji Horii, era preguntado en una entrevista con MTV sobre el origen del limo, este blandiblú metido a monstruo de encuentro aleatorio. Porque esto, de algún sitio ha de salir. Horii tiene buena cabeza para discurrir, pero el japonés confesó que las raíces de su criatura están más hacia occidente: “Yo estaba enganchado [en aquella época] a Wizardry, el juego de PC, y fue de ahí de donde saqué la inspiración del limo. Hay criaturas de apariencia viscosa [en Wizardry], así que tomé la inspiración de ahí. Garabateé el personaje gelatinoso y se lo día al señor [Akira] Toriyama, que hizo el diseño de personajes, y él fue quien diseñó el limo como lo vemos hoy”.



Y así es, en realidad Wizardry tiene una buena parte de culpa de la estética y elementos que caracterizan a los JRPG más tradicionales, los cuales son claramente de procedencia occidental. Se trata de un saga de juegos de rol desarrollada por la compañía estadounidense Sir-Tech a comienzos de los años ochenta, cuando este género estaba en efervescencia, y pese a que fue creada para Apple II, un sistema tan americano como los pueden hacer, Wizardry causó un furor inimaginable en los círculos más afines al aventureo y al rol en Japón. Tan es así que los propios nipones, una vez publicado Wizardry 8, fueron los que acogieron la marca, que ya no iba a tener más entregas de la serie principal hechas en su país de origen, y la llevaron incluso a los terrenos del MMORPG. Wizardry es una institución en el país del sol naciente y el caso de Horii estando enganchado mientras desarrollaba su propio juego es en realidad uno de tantos. Claro que no todos desarrollaban Dragon Quest, está claro.

En cualquier caso, el limo pasó a ser la mascota oficiosa de la serie, era el elemento que repetía en cada entrega, el que tenía su merchandising y el que con el tiempo ha llegado a tener hasta su propio juego de tablero, que no lo pueden decir todos. Todo un ejemplo de superación que nos demuestra que hasta el monstruo más débil puede tocar el cielo.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…?. Volvemos en siete días con más curiosidades sobre videojuegos. Hasta entonces, de los limos no te preocupes mucho, pero si ves rondar un cubo gelatinoso no te confíes mucho, que si te pilla desprevenido y te traga son 6 dados de 6 de daño por turno. 

Cerrar