¿SABÍAS QUE… en Eve Online se creó un banco que sirvió para robar 700.000 millones en moneda del juego?

¿SABÍAS QUE… en Eve Online se creó un banco que sirvió para robar 700.000 millones en moneda del juego?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. Si en el presente no se puede uno fiar de nadie, cómo no estará la cosa en el futuro, incluso cuando hayamos salido a colonizar las estrellas. Cuánta razón tenían los ancianos que guardaban su dinero en un ladrillo o bajo el colchón. Si tan solo los jugadores de EVE Online hubieran seguido su ejemplo hace más de 10 años…

En el MMORPG espacial, llevar el dinero encima tampoco es la solución ideal. Puede que pensemos que nada les puede pasar a nuestros ahorros en la moneda ISK del juego, ganados con el sudor perlado de nuestra frente, pero en un mundo donde los corsarios espaciales son una realidad, uno no duerme tranquilo sabiendo que los fondos de su vida no están a buen recaudo. Y ahí fue donde surgió el Banco Interestelar.

Esta entidad, llevada de manera privada por un jugador, garantizaba que, además de que el dinero de sus clientes iba a estar seguro, éstos obtendrían una cierta rentabilidad gracias a las inversiones en las que se movería este dinero. Tal cual la vida real. Lo que pasó después te sorprenderá.

No te pierdas uno de los grandes pelotazos de la historia del videojuego y de Eve Online en esta entrega de ¿Sabías que…?

¿SABÍAS QUE… en Eve Online se creó un banco que sirvió para robar 700.000 millones en moneda del juego?

Tu banco, y cada día el de más gente

Para ser un mundo de ciencia-ficción, hubo un episodio en el que los jugadores de EVE Online recibieron una fría ducha de realidad. El mundo persistente de este MMORPG en el espacio dispuso, y aún goza, de hecho, de muchísima fama. Con los años, los jugadores más dedicados pueden llegar a amasar tales fortunas con sus actos en el juego que pueden incluso llegar a comprarse planetas. Las hazañas de las carteras más poderosas de ese universo ha sido titular en alguna ocasión. Pero la noticia que todos los afectados quieren olvidar es la de aquella vez que les desplumaron sin contemplaciones. El culpable, un banco.

El dinero no da la felicidad, pero en EVE Online te permite comprarla. La piratería dentro del juego, entendiendo ésta como asaltos en PvP con aras a desvalijar a alguna infortunada víctima, llegó a estar a la orden del día, y en un universo claramente capitalista, llegados a ese punto era el momento de tomar medidas. Sin embargo, no había una entidad oficial dentro del juego que se hiciera cargo de cuidar y asegurar los muchos ISK que sus usuarios habían ido atesorando.

Finalmente, lo que tenía que pasar acabó pasando. Si los jugadores se habían unido en corporaciones de enorme poder, ¿cómo no iba alguien, un verdadero emprendedor, a fundar el banco espacial en el que todo piloto puede depositar su confianza. A un tal Cally se le debe la creación del EVE Interstellar Bank, el Banco Interestelar de EVE, o en lo sucesivo, el EIB. Más que un banco, un amigo. El asesor de confianza al que le puedes confiar todos tus ahorros en esos convulsos tiempos de batallas estelares. El EIB no solo te lo guarda, hace que sea tu dinero el que trabaje por tí. Y gracias a sus inversiones y su atractiva rentabilidad, se te devolverán tus ingresos con creces.

Con esta premisa, ¿qué podía salir mal? ¿Es que acaso un banco puede tener un traspiés, dónde se ha visto eso? Los usuarios vieron claramente que la propuesta de Cally no tenía fallo alguno y confiaron sus ahorros al EIB, porque mejor en sus manos que en las de cualquier sucio ladrón que ronde por el mundo de CCP. Un mundo tan fascinante que tiene cabida lo mejor y lo peor de la humanidad. Efectivamente, como no podía ser de otra forma, la ironía hizo de nuevo su magia.

Para sorpresa de propios y extraños, Cally se dio a la fuga con nada menos que 700.000 millones de ISK, una cantidad por la que, en el mundo real y atendiendo al precio de las tarjetas de suscripción que podían comprarse tanto con ISK como con dinero de curso legal, tendría un valor de unos 81.667 dolares. Los boquiabiertos usuarios sí que tuvieron motivos para hacer la famosa pintada aquella de «Emosido engañado» cuando, para su estupor, vieron que en lugar de su dinero solo había un vídeo en el que Cally se mofaba de sus inocentes víctimas.

Y sin embargo, por deleznables que fueran los actos de Cally, hay un hecho que tampoco se puede perder de vista, y es que, en realidad, no existió delito alguno. Cally no había robado dinero real, simplemente se le habían dejado en su poder monedas virtuales y partió hacia el infinito con ellas. Como el caso no daba para que las autoridades tomaran cartas, solo CCP podía decidir si el «palo» dado por este truhán contravenía las condiciones de uso y tomar medidas. Y según parece, tampoco era el caso. Pero para rizar el rizo, no fue la última vez que a la comunidad de EVE Online le hicieron una de estas. Sucesivas estafas con bancos y gente que desaparece entre carcajadas cargados de dinero ajero se dieron posteriormente. El ser humano es el único que tropieza dos veces con la misma piedra, hasta cuando es virtual.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…?. Regresamos en siete días con nuevas curiosidades sobre videojuegos. En cómodos plazos y sin cuotas de mantenimiento.

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar