¿SABÍAS QUE… Football Manager 2005 fue perseguido por el gobierno chino?

¿SABÍAS QUE… Football Manager 2005 se consideró una amenaza por parte del gobierno chino?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. Los amantes del fútbol más sesudo y táctico tienen en la saga Football Manager una cita anual que les permite hacer y deshacer a su antojo en sus equipos favoritos, incluso los de las ligas más inauditas, para llevar a la práctica lo que todos los fans de este deporte, en mayor o menor grado, hacemos alguna vez en nuestras vidas. Y es ejercer de entrenadores para «arreglar» nuestro equipo.

Salvo para nuestra autoestima, en caso de que nuestro equipo infalible se lleve una goleada de parte del colista, esta serie de juegos que distribuye Sega no representa una amenaza para nada más. Excepto una vez, para el gobierno chino.

Fue la edición de 2005, una que en Asia trajo especial revuelo, y es que su circulación se prohibió terminantemente por parte de las autoridades de China, incluso con respuesta punitiva hacia aquellos que distribuyeran copias, fueran originales o no, de Football Manager 2005. Un juego que «viola las leyes chinas y es una abominación para el gobierno chino».

¿Qué pasó con Football Manager 2005? Pues se metió en un lío territorial que incluso ofendió a los propios usuarios. Lo vamos a ver en esta entrega de ¿Sabías que…?

Fuera del área

¿Qué mal puede hacer un juego como Football Manager, si es de lo más inofensivo? Mermar la productividad, si acaso, debido al impulso de echarle horas. Porque al fin y al cabo, será más importante ascender nuestro equipo de Segunda B que cumplir nuestras obligaciones del día a día. Esto lo puede entender cualquier jefe, y si no, es que no tiene corazón que lata bajo ese pecho. Si puede sentir unos colores tanto como el de la sangre que corre por sus venas, sabrá que la ilusión de un club puede más que unos informes. Que sea una simulación, eso ya es otro debate. ¡A saber si el equipo del barrio está buscando entrenador!

Sin embargo, en una de las regiones más poderosas del globo recelan de esto. Football Manager, en una de sus entregas, no solo resultó no ser el inocente divertimento que llevaría a los ciudadanos a intentar conseguir grandes noches de gloria con los farolillos rojos de la liga. Más allá del afán en ser el Benito Floro de tiempos modernos, el gobierno de China tenía en su lista de enemigos del estado a la entrega anual de 2004 del simulador que desde entonces distribuye Sega.

Las alarmas se dispararon en los ministerios del gigante asiático cuando empezaron a llegarles quejas de jugadores por algo que habían visto en el juego. No se trataba de un árbitro haciéndoles la pascua y no dando ni una, ni tampoco de un espontáneo saltando en cueros al terreno de juego. Tenía con ver con la delimitación por zonas que se había confeccionado. Y para espanto de los gobernantes chinos, las regiones de Taipei, Macao y el Tibet estaban diferenciadas de China como territorios independientes.

A raíz de estas «fuertes protestas de jugadores chinos» que el Ministerio de Cultura había recibido, a comienzos de diciembre de 2004 se lanzó la orden de prohibición de Football Manager 2005 en todo el territorio chino. La prohibición vino por que el citado ministerio encontró que el juego «representa una amenaza para la soberanía de la nación y su integridad territorial», como por entonces recogía el medio China Daily. «Tal distorsión viola las leyes de China y es una aberración para el gobierno chino», clamaba el medio.

Pero lo más curioso del caso es que, en realidad, Football Manager 2005 no se estaba vendiendo oficialmente en China. Las copias que habían levantado la polémica no eran sino versiones crackeadas que habían sido filtradas en Internet y que circulaban en CDs pirata. No por la naturaleza no oficial del juego, sino por esta distinción de tres regiones que formaban parte de China, fue por lo que las autoridades ordenaron a los departamentos de cultura, agencias de seguridad industria y comercio, y departamentos de telecomunicaciones «investigar, confiscar y castigar a las webs, mercados de juegos y cibercafés que diseminen o vendan Football Manager 2005″. Y prueba de que no iban de broma era que el proveer del juego en estos locales podía llegar a suponer una multa de hasta 30.000 yuanes, que entonces venían a ser unos 3.600 dólares.

Todo el lío no pasó ajeno a Sports Interactive, desarrolladores del juego, quienes aseguraron que la versión en cuestión no estaba traducida al chino porque no estaba destinada a este mercado. De hecho, el estudio sí programaría más tarde una versión para China en la que Taipei, Tibet y Macao figuraban como parte del territorio chino. Por si el fútbol no se bastara solo para desatar pasiones.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…? Volvemos en siete días con nuevas curiosidades de videojuegos. Hasta entonces, tanto en la vida como en el fútbol, recuerda que las normas son para cumplirlas.

 

Cerrar