¿SABÍAS QUE… Ghost Recon predijo el conflicto entre Rusia y Georgia con 7 años de antelación?

 

¿SABÍAS QUE… Football Manager 2005 se consideró una amenaza por parte del gobierno chino?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. Nos gustan los videojuegos realistas, muy realistas. Pero no demasiado realistas, sobre todo los de corte más agorero. No sea que en ese afán de realismo terminen adivinando hechos que sucederán en el futuro, y no sería la primera vez. Más que nada, porque no suelen ser para bien.

Conocida es la facultad que tienen los guionistas de Los Simpson de hacer un ejercicio de futurismo y adelantarse a eventos que, en su momento, hacen mucha risa desde el sofá pero que, de algún modo, ellos se ven venir aunque sea de refilón. Luego todo son risas hasta que hay elecciones presidenciales. De momento, eso sí, Pepsi no ha comprado Nueva Zanzíbar. Pero un juego de Ubisoft siguió sus pasos de la peor manera para predecir con éxito un cruento conflicto armado en Europa.

Tom Clancy's Ghost Recon narra unos ciertos hechos acaecidos en Rusia que, tristemente, tuvieron su reflejo tan solo 7 años después, y asombrosamente con meses de diferencia con respecto a la fecha que, en 2001, vaticinaba el mencionado juego. Una predicción que dejó una auténtica masacre en tan solo cinco días.

Hoy te contamos la profecía con la que echó a andar la franquicia Ghost Recon en esta entrega de ¿Sabías que…?

¿SABÍAS QUE… Ghost Recon predijo el conflicto entre Rusia y Georgia con 7 años de antelación?

Nostraclancy

Que Los Simpsons tenga la costumbre de predecir el futuro en sus episodios a base de gags o de guiños, que luego han resultado pasar a mayores en el mundo real, pues más o menos tiene un pase. Porque si bien para algunos puede significar que otro sello del apocalipsis se romperá en el mismo momento en que se firme la adquisición de parte de las acciones de 21st Century Fox por parte de Disney, o que acabará lloviendo azufre debido a que -esto sí que está siendo más difícil de llevar- Donald Trump haya accedido a la presidencia de los Estados Unidos (dejándole luego un bonito déficit a Lisa cuando le sucede en el cargo), otra cosa es que en lugar de una ácida serie animada el oráculo sea un videojuego de acción. Hagamos memoria rápidamente sobre las tramas y argumentos que suelen tener los juegos de acción. No son la alegría de la huerta, ¿verdad?

El mundo lo comprobó con asombro de manera especial en dos ocasiones en lo que va de siglo. Es decir, la parte del mundo que está al día de lo que se cuece en los videojuegos. Esa parte del mundo que cayó en la cuenta de que, en Deus Ex, las Torres Gemelas habían desaparecido por completo del paisaje de Nueva York debido a un ataque terrorista. O esa parte que jugó a Homefront, el juego distópico basado en una hipotética invasión de Estados Unidos por parte de Corea del Norte, y contuvo el aliento al ver que uno de los desencadenantes de la ficción se cumplía, con precisión demasiado elevada para su gusto, en la vida real.

Pues bien, siempre puede ser peor, eso sin duda, pero lo mismo nos conviene ir fijándonos más en lo que tienen que decir los videojuegos con respecto al futuro y tenerlo un poco en cuenta, porque la jugada volvió a darse en 2001. El agorero esta vez fue Tom Clancy, el fallecido escritor de novelas de intriga y mente creadora de toda una franquicia de juegos para Ubisoft. Uno de ellos, Tom Clancy's Ghost Recon, también se codeó con la precognición con solo 7 años de diferencia. Y ya te confirmamos que lo que suele escribir este señor no es precisamente optimista.

Ghost Recon, juego de 2001 inicialmente desarrollado para PC y llevado a PlayStation 2 y Xbox, y hoy joya de coleccionismo, narraba cómo en la Rusia del entonces futuro año 2008, un gobierno ultranacionalista accede al poder y lleva a cabo una invasión armada a gran escala en la región de Georgia en abril de dicho año. En el juego, es el desencadenante para que saltemos a una refriega en primera persona, armas en ristre. Pero una vez más, la realidad iba a poner el ojo en la ficción y a imitarla demasiado bien.

En el mundo real, el 7 de agosto de 2008, Rusia entra en guerra con Georgia. Precisamente Rusia y precisamente Georgia. El conflicto armado, justo cuando iban a arrancar los Juegos Olímpicos de Pekín, sacudió al planeta gestando la Guerra de Osetia del Sur, una guerra que se materializó a la velocidad del rayo. Hubo bombardeos sobre varias ciudades y enclaves estratégicos de territorio georgiano. Y solo cinco días después, cuando los espectadores internacionales aún se preguntaban qué demonios había pasado, Rusia se alza triunfadora gracias a contar con muchas más fuerzas. Asume el control de parte del territorio georgiano y deja a su paso una masacre que, de alguna manera y contada de otro modo, Tom Clancy ya se vio venir.

Claro que Tom Clancy jugaba con variables posibles, y parte de su éxito estriba en que, por mucho que pueda poner los pelos de punta, sus tramas realistas juegan con lo improbable, pero tienen un punto que no terminan de hacerlas completamente descabelladas. Este fue un caso en el que dio en la diana. Repetimos que siempre puede peor. Muchos no lo veremos, pero si llevas idea de criar nietos, reza para que CD Projekt no tenga un arranque de clarividencia con Cyberpunk 2077.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…? Nuestra predicción es que volveremos en siete días con más curiosidades sobre videojuegos. Hasta entonces, si la cosa se pone fea, agáchate y cúbrete.

Publicaciones relacionadas

Cerrar