¿SABÍAS QUE… Jackie Chan prestó su imagen para anunciar un ordenador chino?

Bienvenidos una semana más a la sección ¿Sabías que…? en la que os vamos a comentar algunas anécdotas curiosas relacionadas con los videojuegos. Anécdotas que algunos seguramente conoceréis, como aquella vez que Sony se cargó el lanzamiento de la Saturn con solo decir un número de tres cifras. Otras quizá no os sean tan familiares, como la historia de una perrita que hizo de supervisora del diseño del ordenador Amiga antes de que Commodore se hiciera con él. Y hay más; las podéis consultar desde este enlace, pero antes, si queréis, nos apetece compartir más anécdotas videojueguiles con vosotros.

Así que si tenéis un momentito y ganas de conocer más curiosidades, acercáos, ponéos cómodos, formemos un círculo y prestad atención. Estas cosas se las podréis contar a vuestros nietos, o si no queréis esperar, a vuestros amigos para amenizar las partidas. Hoy vamos a hablaros de un señor al que seguro que habéis visto más de una vez. ¿Os suena un tal Jackie Chan?

Pasad la página y sabréis por qué ocupa hoy nuestra sección.

Aquella vez que Jackie Chan anunció un ordenador

Cuántos anuncios habremos visto en televisión con el rostro de alguien famoso apoyando un determinado producto. Deportistas, estrellas de cine, o gente del mundo del famoseo en general se han prestado a esta labor, pero ¿sabíais que uno de ellos fue Jackie Chan y que fue la imagen de este peculiar ordenador personal chino del que os vamos a hablar a continuación?

Y es que lo raro no es que cualquier telespectador chino encendiera la tele en 1994 y viera al bueno de Chan Kong Sang, más conocido como Jackie Chan, ya con carrera hecha en Hong Kong y listo para dar el salto con rumbo a Hollywood. Lo que sí nos puede resultar chocante es que lo hiciera para anunciar un ordenador personal con soporte para videojuegos… ¡de Nintendo! Así es, queridos lectores, Jackie Chan fue la cara de lo que hoy en día conocemos como “famiclon”, el Subor SB-926, y la verdad es que uno de los más dignos de reseñar que se hicieron en aquel entonces, aunque no por los motivos que sería de esperar. Sus fabricantes, la empresa Zhongshan Subor Educational Electronics, tomó un diseño similar al del MSX y la capacidad de cargar cartuchos de Famicom, NES para el público occidental, y unió ambos mundos en una sola máquina que funcionaba bajo el sistema operativo BASIC y que, rizando el rizo, también soportaba MS-DOS. Los chicos de Hardcore Gaming 101 han tenido a bien rescatar el anuncio original que os adjuntamos aquí mismo para vuestro goce y disfrute.

Con el teclado en sí mismo, dos mandos y uno de los infames cartuchos de “10 juegos en 1” que solían acompañar a estos famiclones dentro de la caja, este producto que hoy en día es digno de bazar. Por desgracia, la calidad del Subor SB-926 no era tan recia como las célebres patadas del artista marcial. Su elaboración a base de plástico, y no del caro precisamente, lo hizo una máquina especialmente frágil, incapaz de aguantar por mucho tiempo las arremetidas de los niños asiáticos contra sus teclas y mando. Quizá y en parte por esto, Jackie ha visto como su asociación con este tipo de dispositivos le ha reportado cierta mofa y escarnio, llegándose a hablar de la “maldición de Jackie Chan” como una especie de gafe que toca aquello que Chan anuncia. A ver si va a ser que el Subor SB-926 era una castaña…



Por si acaso, Jackie repitió dos años después con el Subor SB-486D, un nuevo modelo con un sistema operativo similar a Windows NT 3.1 como única novedad. Solo en los mejores Todo a 100.

 


Aquella otra vez que Jackie Chan hizo de Chun Li

¿Conocéis City Hunter, el manga de Tsukasa Hojo? Seguramente sí, ya que el anime se emitió en nuestro país allá por los inicios de la cadena Telecinco en horarios muchas veces intempestivos bajo el título de Cazador. En cualquier caso, el personaje de Ryo Saeba, un investigador privado un tanto mujeriego pero que es un as con una pistola en la mano, ha alcanzado gran fama entre el público, hasta el punto de que se llegó a hacer una adaptación en imagen real basada en este manga. Si esto os coge de sorpresa, esperad porque hay más: Ryo Saeba es interpretado por Jackie Chan. Pero no os vayáis porque hay más aún: en esta película hay una secuencia en la que aparecen personajes de Street Fighter II. Si seguís ahí, preparaos para la traca final: Chan se embutió en las mallas de Chun Li y realizó ante las cámaras sus característicos golpes.

La escena es todo un mito entre los fans de los videojuegos, y posiblemente uno de los episodios más oscuros – aunque a nosotros nos encanta – de toda la carrera de Chan. Pero es que es canela fina, oiga. Hacia el desenlace de la película, Ryo Saeba se enfrenta cara a cara con el villano de la función en un combate que tiene lugar en una sala llena de máquinas arcade. Un impacto hace que Ryo salga volando hacia una recreativa de Street Fighter II recibiendo un tremendo calambrazo que le hace ver a su oponente como el mismísimo Ken Masters. Y a partir de aquí el desmadre.

Con la música del arcade de fondo, vemos como la lucha de Ryo pasa a ser una partida de Street Fighter II en toda regla, primero entre Ken y Honda, para que posteriormente aparezcan en escena Guile y Dhalsim, y finalmente se culmine con un Ken vs. Chun Li que bien podría haber tenido a Daigo Umehara y Justin Long a los mandos de haber sucedido 16 años después. Hadoukens, Sonic Booms, Yoga Fires, el Spinning Bird Kick y, como no, la pose de victoria de Chun Li encarnada por Chan han quedado para la posteridad del cine asiático. No sabemos de quién fue la idea, pero se ganó un buen aumento de sueldo. Eso sí, no penséis que la relación de Chan con los videojuegos termina aquí. Tiene dos arcades al estilo Mortal Kombat en los que interviene como luchador que son verdaderamente atroces. Pero de eso, mejor hablamos otro día. Hay que racionar las dosis de Chan.



¡Más curiosidades relacionadas con los videojuegos la próxima semana!

Publicaciones relacionadas

Cerrar