¿SABÍAS QUE… Microsoft incluía juegos ocultos en las aplicaciones del paquete Office?

¿SABÍAS QUE… Microsoft incluía juegos ocultos en las aplicaciones del paquete Office?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. Las herramientas de la suite Office han convivido con muchos oficinistas durante muchos años, y les han servido para llevar a cabo su trabajo diario como un fiel compañero. Ya se trata de procesadores de textos, hojas de cálculo o bases de datos, los programas de Office son todo lo que necesitas en tu puesto de trabajo. Hasta para perder el tiempo.

También hay que reconocer que, quien más quien menos, en estas lides se ha escaqueado algún ratito de terminar un informe o completar la columna de gastos, pero solo un momento para descansar un poco los hombros. Pues hasta en eso Office ha demostrado ser como una navaja suiza y es que Microsoft pensó en todo. Hasta en quienes se encontraban con un cierto déficit puntual de ganas de trabajar.

Los de Redmond incluyeron en sus aplicaciones ofimáticas una serie de huevos de pascua interactivos que puede ser llamados «juegos» un tanto a la ligera, pero que en medio de 40 horas semanales de aburridas tareas podía llegar a saber como agua en mitad del desierto. Y de paso, les daban reconocimiento a los desarrolladores, cumpliendo la misión primigenia de los huevos de pascua.

Veremos cuáles fueron estos pequeños juegos para escaquearse del curro en esta entrega de ¿Sabías que…?

Software de procrastinación

Office es, seguramente, la suite ofimática más famosa del mundo. En un mismo paquete, las empresas (o los usuarios de a pie) pueden disponer de todo lo que necesitan para la productividad de su día a día. Por un lado tienen Word, el procesador de textos por excelencia, con el que dejar informes y circulares como los chorros del oro. Está Excel, la hoja de cálculo con la que cuadrar cualquier balance. Está Access, para poder organizar en bases de datos lo que haga falta. Y muchas otras aplicaciones más, Power Point para presentaciones, Project para planificación de proyectos… y hasta huevos de pascua para esos ratitos en los que no apetece cumplir con la jornada laboral.

Microsoft, desde las primeras versiones de sus aplicaciones de oficina, ha incluido estos guiños, principalmente como un medio, como en los primeros huevos de pascua, de incluir los créditos de los desarrolladores. Sin embargo, lo que en un principio eran curiosas animaciones en las primeras versiones de Windows, en un momento dado ganaron interactividad para convertirse en minijuegos. Nada demasiado espectacular, eso sí, pero con tal de escaquearse unos minutos de alguna labor tediosa, ya va bien.

Los minijuegos comienzan con la inclusión en Excel 95 The Hall of Tortured Souls, un minijuego que recuerda poderosamente a Doom y que nos sitúa en un entorno tridimensional en donde los nombres de los programadores se muestran en ciertas paredes. Sin embargo, nos podemos desplazar y poco más, no esperemos una refriega brutal contra seres demoníacos, pese a que dispone de una banda sonora un poco inquietante.

Curioso es también el simulador de vuelo, un género que apasionó a los hombres de negocios de los ochenta y principios de los noventa, que viene en Excel 97. Un simulador que simplemente nos hace volar sobre un entorno un tanto psicodélico, y que se deja el avión y los controles complejos por el camino. En la misma edición de la suite, Word 97 trae consigo algo que puede hacer más gracia, y es una mesa de pinball sumamente elemental y que no lleva ni siquiera el registro de la puntuación.

Igualmente, los créditos de los desarrolladores de la aplicación es lo que se lleva un rincón prominente de la pantalla. Por su parte, Access 97 viene con una simulación del famoso juguete de la Bola 8 mágica y sus respuestas sabias a tus preguntas telepáticas. Entre ellas el clásico «No cuentes con ello», que puede servir para resolver la duda de si hay un Doom de verdad escondido por alguna parte esta vez.

Por alguna razón, Excel (quizá por ser la herramienta más aburrida de todas sobre el papel) era la elección de Microsoft preferida para incluir estos juegos, y en su versión de Office 2000 añade lo que, salvando el pinball de Word, más se parece a uno. Dev Hunter es una especie de tributo al clásico Spy Hunter en el que manejamos un coche a lo largo de una autopista. Con él podemos disparar y soltar aceite para encargarnos de los rivales que circulan por la vía. Finalmente, y tras una iniciativa en la que las desarrolladoras se comprometían a que sus programas fueran seguros y sin vulnerabilidades, a partir de la versión 2004 de Office para Mac se dejaron de incluir estos huevos de pascua. El último fue un clon de Asteroids para la aplicación Notifications. Por suerte, los juegos de navegador ya venían pegando fuerte, para alegría de los procrastinadores profesionales.

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…?. Volveremos en siete días con más curiosidades sobre videojuegos. Si tardamos un poco no te impacientes, que es que estamos terminando una cosa en Excel…

Publicaciones relacionadas

Cerrar