¿SABÍAS QUE… NCsoft se ganó una demanda porque Lineage II resultó “demasiado adictivo”para un usuario?

¿SABÍAS QUE… NCsoft se ganó una demanda porque Lineage II resultó “demasiado adictivo”?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección de AlfaBetaJuega dedicada a la historia de los videojuegos y sus curiosidades. Este mundo nos deja anonadados muchas veces, en ocasiones por motivos asombrosos y otras por episodios totalmente surrealistas y sin mucho sentido. Hoy vamos a rescatar uno de los segundos, que además aconteció no hace mucho, por lo que puede que te sea conocido. Si no es así, prepárate a conocer al hombre que demandó a una desarrolladora por publicar un juego que le resultó demasiado adictivo.

El hombre llegó hasta el extremo de dedicar tanto tiempo a un juego online que no era capaz de despegarse de él para poder cumplir con tareas que son fundamentales, pero cuando empezó a jugar no vió ningún aviso de que esto podía pasarle y ese fue el motivo por el que acudió a los tribunales. Recordemos esta rocambolesca historia sucedida en 2010 en esta entrega de ¿Sabías que…?



“Me ha robado 20.000 horas de mi vida y quiero que me las devuelva”


Ya hemos dicho alguna vez que para todo en la vida hay que tener la medida justa. En el caso de los videojuegos, sabemos que pueden llegar a resultar tan absorbentes que es fácil entregarse a ellos durante horas y horas descuidando otros quehaceres. Pero siempre hay tiempo para todo, y especialmente para cosas que son de primer orden, como el aseo personal, el relacionarse con otros, en pocas palabras, el hacer vida normal. Excepto si eres el hawaiano Craig Smallwood, estás en pleno 2010 y tienes unas ansias irrefrenables de jugar a Lineage II a todas horas.

Lineage II es un MMORPG que la compañía surcoreana NCsoft desarrolló y distribuyó a partir de 2003 y que alcanzó cierta notoriedad en Asia, aunque en realidad no era un juego que acaparase elogios. Lo cierto es que era un juego que consiguió amasar cierta popularidad, pero que no estaba en la liga de otros referentes del género. Claro, que esto no lo sabía el señor Smallwood. Él solo sabía que Lineage II le gustaba. Le gustaba mucho. Y otra cosa que no le habían dicho era que por gustarle tanto le podía suceder que no se dedicara a otra cosa.

En 2010, Craig Smallwood tenía 51 años y más de 20.000 horas de juego a Lineage II a sus espaldas. Lo cierto es que hombre, habitante de Hawaii, tenía un problema. Se había dejado por completo y no era capaz de llevar una vida normal por culpa del juego, lo que le había llevado a tener graves trastornos psicológicos, entre ellos, la depresión. El problema, pensarás, era que Craig Smallwood padecía una compulsión irrefrenable que necesitaba un tratamiento. Pero no. Ya te lo hemos dicho, era por culpa del juego, o eso afirmaba Smallwood. Y el motivo era que en ningún sitio se le había hecho saber que podía acabar en este lamentable estado. Por tanto, se terciaba una demanda judicial.



NCsoft fue a los tribunales bajo la acusación de haber provocado una adicción de manera negligente al señor Smallwood durante cinco años, provocando que “fuera incapaz de bañarse, vestirse, comunicarse con otros o despertarse durante el día”. A tal grado llegó la adicción de este hombre y su incapacitación que terminó por pasar tres semanas ingresado en el hospital y teniendo que acudir a terapia tres veces por semana, como informó en agosto de 2010 el periódico Toronto Sun. ¿Puede alguien dejar de vestirse, de hablar con otros o de asearse durante cinco años sin que siquiera llegue a ser consciente de ello? En NCsoft tampoco debían de explicárselo. Vale que haya casos severos de apego a un videojuego, pero hasta en ellos al usuario le da para mantener una higiene y unos hábitos básicos, aunque sea por propia necesidad. Por ello, pidieron al juzgado desestimar los cargos porque, a todas luces, eran exagerados.

La sorpresa vino ese mismo mes de agosto cuando le petición de desestimación fue denegada. De hecho, el juez le dió la razón a Craig Smallwood entendiendo, según la legislación local, que en efecto había existido una negligencia seria con consecuencias graves, y que esta posibilidad debía de estar contemplada. La sentencia, no obstante, obligó a NCsoft a pagarle a Smallwood las costas legales correspondientes al periodo de seis meses que había transcurrido desde que se presentara la demanda hasta la resolución del juicio, pero el señor Smallwood no recibió de vuelta sus 20.000 horas repartidas en cinco años. Al menos, esperemos que aprendiera una valiosa lección de autocontrol. Eso y que no llegara a descubrir Skyrim…

Hasta aquí esta entrega de ¿Sabías que…? Volveremos en siete días, pero hasta entonces no descuides tus actividades básicas cotidianas. Que la vida real también puede ser maravillosa. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar