¿SABÍAS QUE… unas novelas cristianas se convirtieron en juegos de estrategia?

¿SABÍAS QUE… unas novelas cristianas se convirtieron en juegos de estrategia?

Bienvenidos a una nueva entrega de ¿Sabías que…?, la sección dedicada a las curiosidades relacionadas con los videojuegos, que regresa una semana más si Dios quiere. Y nunca mejor dicho, porque como bien saben los cristianos más creyentes, en el momento menos pensado puede tener lugar el Arrebatamiento, el acto divino que separará los puros de los impuros y dejará atrás a los últimos en la Tierra para que sean pasto del Apocalipsis.

Y es desde esta premisa precisamente de la que parte una serie de cuatro juegos de estrategia en tiempo real lanzados para PC que llevan por título Left Behind. Pero la curiosidad no es su peculiar argumento, sino que son una adaptación. Concretamente de una saga de nada menos que 16 noveles. Y ojo, que hay bola extra con el eterno actor aspirante a Superman favorito de todo el mundo. Benditos seáis los que os quedéis a esta entrega de ¿Sabías que…? que empieza a continuación.



Si estás salvado, da dos palmas

Los juegos bíblicos no son flor de un día. En esta misma sección te hemos hablado anteriormente de algo que aún no tenemos claro si es el mayor esperpento o la mayor maravilla que nuestros ojos han visto, como es Captain Bible in Dome of Darkness, una extrañísima mezcla de superhéroes, ciencia-ficción y religión que es para darle de comer aparte, pero a la que no podemos por menos que reconocerle su originalidad, que ya es. En YouTube podrás encontrar montones de ejemplos de esos cartuchos cristianos que sacaban estudios como Wisdom Tree y que eran juegos blancos, blanquísimos, totalmente inocentes y con valores cristianos dirigidos a los niños buenos y temerosos de Dios.

Por ello choca mucho más encontrarse en un lado de la balanza con juegos como Super Noah’s Ark 3D, un plagio sin ningún descaro de Wolfenstein 3D que usa su motor y sus escenarios, pero cambia a los nazis por animales y las armas de fuego por un tirachinas con el que dejar a las bestias dormiditas para que Noé haga lo suyo de cara al Diluvio Universal. Choca, decíamos, cuando en el otro lado ponemos a Left Behind: Eternal Forces, un juego de estrategia en tiempo real, lo cual ya se aparta de lo habitual, pero que posiblemente sea el más oscuro y violento de los que comparten su temática. Pues bien, Left Behind no es ni un juego ni dos, sino que tan lejos como en diciembre de 2011 salía su carta entrega, Word at War.

Left Behind parte de uno de los capítulos de la Bibilia que han quedado por venir, y que no nos arrienda la ganancia en absoluto. Y es que en el preámbulo al Apocalipsis, las almas que sean dignas de ser salvadas serán arrebatadas en la Segunda Venida de Cristo y llevadas con él a la vida eterna. Los que no, tendrán que quedarse en la Tierra y hacer frente a la llegada del Anticristo o unirse a sus filas. Es justo de lo que están siendo testigos personajes como Rayford Steele y su hija Chloe, el escritor Cameron “Buck” Williams o el sacerdote con crisis de fe Bruce Barnes, los cuales fundarán el grupo conocido como la Fuerza de la Tribulación para plantar cara a la Comunidad Global de Nicolae Carpathia, el Anticristo en persona, e intentar devolver al redil a las almas descarriadas que hay bajo su manto.

Así pues, recordemos que hasta entonces nuestra idea de juego cristiano era dormir cabras a golpe de tirachinas, en Left Behind: Eternal Forces pasamos a controlar batallones y liarnos en explosivas batallas campales, tanto de un lado como de otro, ya que un segundo jugador puede controlar las tropas de Carpathia y tomar el papel del Anticristo. Más leña al fuego por si su retrato de la situación no fuese lo bastante polémico dentro del propio catolicismo. El resultado es que Left Behind: Eternal Forces no dejó indiferente a nadie, pero para mal. Como juego es un desastre, pobre argumental y jugablemente, y como juego católico es demasiado violento y extremista. Lo cuál no evitó que hubiera tres secuelas y que incluso contaran con el apoyo de Big Huge Games, creadores de Rise of Nations, para que Left Behind usara su motor de juego.

¿Y tanto da de sí el asunto para que haya cuatro juegos? Pues es que Left Behind no nace en el mundo de los videojuegos. Left Behind es la creación de Tim LaHaye y Jerry B. Jenkins, que son los autores de las 16 novelas y contando que narran esta historia sobre el ascenso del Anticristo, y que se han llevado a otros medios además de al PC. Al cine, por ejemplo, ha llegado en cuatro ocasiones, contando en la primera de ellas con el actor Kirk Cameron como Buck Williams. Pero no es la única cara famosa. En su última adaptación, un remake de su primera entrega, es nada menos que Nicolas Cage quien se lleva el papel protagonista de Rayford Steele en una cinta que fue un rotundo fracaso. Dicen que como mucho existen siete grados de separación entre dos personas, pero entre los videojuegos, la Biblia, Kirk Cameron y Nicholas Cage, ya ves que solo hay uno.

Es justo y necesario poner fin aquí a esta entrega de ¿Sabías que…? deseándote la salvación eterna y que nos volvamos a encontrar en una próxima ocasión. Hasta entonces, puedes ir en paz. 

Publicaciones relacionadas

Cerrar