Samsung finaliza sus investigaciones sobre las explosiones del Galaxy Note 7

Samsung finaliza sus investigaciones sobre las explosiones del Galaxy Note 7

El Samsung Galaxy Note 7 se ha convertido en el dispositivo más polémico y peligroso de este año después de múltiples casos reportados de explosiones de su batería, que hubiera podido provocar serias desgracias a sus usuarios en caso de haber estado usándolos en el momento. Uno de los casos, recordemos, incluso originó un incendio en un hotel en Australia, y otro lo achaca como causa de la explosión de un Jeep Cherokee.

Ahora bien, ¿a qué se debe el problema? Samsung parece haber dado ya con la respuesta, puesto que como informa Wired, los coreanos han dado carpetazo a la investigación que tenían en curso acerca de por qué estallan las baterías de sus dispositivos como si fueran petardos en Fallas. No, no les mires, no te lo van a decir. Samsung se ha guardado las conclusiones para sí misma y es de suponer que tomará medidas al respecto, pero lo que no puede evitar es que terceras partes investiguen también en la materia.

Y las conclusiones de éstas son similares a las que ya se venía temiendo desde el pasado mes de octubre. Entonces se especulaba con que el diseño del Galaxy Note 7, con un espacio reducido, fuera lo que lo convirtiese en una bomba de relojería, y desde Instrumental parece que se confirma esta teoría, aunque con más detalles. Según los datos que arroja su investigación por su cuenta, la batería de los Galaxy Note 7 no contaría con los márgenes de espacio necesarios para darle algo más de holgura, algo que hace que sus polos positivo y negativo estén demasiado juntos.



La reacción química que se produce en el interior de la batería hace que ésta se abombe, lo cual requiere de aproximadamente un 10% de espacio extra que el dispositivo no tiene y que aumenta el riesgo de explosión. No obstante, parece que es esta cuestión de espacio el único descuido de los ingenieros coreanos, que sí han tenido en cuenta el aislamiento de otros componentes que podrían afectar a la batería y que hubieran sido también causa del percance.

La crisis de los Galaxy Note 7 ha sido el mayor traspiés al que Samsung ha tenido que hacer frente recientemente, reportándole pérdidas millonarias. No obstante, con los resultados en la mano, es de esperar que los coreanos retomen el modelo, aunque la confianza de los usuarios en llevarse una granada de mano en potencia puede ser algo más difícil de recuperar.

¿Has tenido algún incidente con un Galaxy Note 7?

Cerrar