Samsung Galaxy S7 muestra su interior

Samsung S7 tiene una pantalla que dificulta su reparación sin perder funcionalidades

Con la salida al mercado de Samsung S7, muchos son los que no pierden el tiempo y se lanzan directamente a las tiendas a cambiar su antiguo Smartphone por este nuevo sin percatarse de las grandes desventajas que tiene. Y es que, según hemos podido saber gracias a iFixit, toda reparación en la que sea necesario retirar la pantalla conllevará la pérdida de funcionalidades debido en gran medida al afán de la compañía por hermetizar el terminal.

Al parecer, una de las principales ventajas que tiene Samsung S7 con su predecesor es el hecho de que se pueda retirar la batería sin tener que desmontar completamente el teléfono, como ya te dijimos recientemente. Pero hasta aquí llegan las ventajas, puesto que, debido a su hermetismo, S7 se convierte en un Smartphone poco desmontable y con un sistema de refrigeración bastante rudimentario. Aunque hay varias piezas que se pueden cambiar sin dañar nada del terminal, lo cierto es que la gran cantidad de pegamento utilizado para evitar posibles líquidos hace que, cualquier reparación que conlleve quitar la pantalla, haya que destruirla, por lo que los botones capacitativos de la parte frontal dejan de funcionar. Además de ello, el sistema de refrigeración viene creado con un filamento de cobre que hace las veces de refrigeración líquida puesto que en realidad lo lleva.

Malas noticias para todos aquellos que se acaban de hacer de este terminal y no hayan contratado un seguro que se lo reponga en caso de avería.

Samsung S7 tiene una pantalla que dificulta su reparación sin perder funcionalidades

Publicaciones relacionadas

Cerrar