Samsung rechazó comprar Android porque no le veía futuro

La historia está llena de estas anécdotas, de visionarios y de ejecutivos que se agarran al presente y no ven el futuro en los proyectos que les ofrecen. Esto ocurrió en 2005, tal y como ahora revelan Phone Arena y Fred Vogelstein en su nuevo libro (Dogfight: How Apple and Google Went to War and Started a Revolution), donde el creador de Android, Andy Rubin necesitaba financiación para su proyecto, así que se reunió en Seúl con los directivos de Samsung para exponerles su proyecto.

El tiempo ha dado la razón a Rubin, pero hace casi 10 años el mercado de telefonía era totalmente diferente, con móviles cada vez más pequeños y no se pensaba aún en smartphones, y aún habría que esperar dos años para la llegada de los iPhones. Eso mismo fue lo que pensaron los directivos de Samsung, que descaradamente se rieron de Rubin en su cara, al preguntarle de forma jocosa cómo pensaba desarrollar dicho proyecto si eran 8 en su empresa. Pero Google tuvo más visión de futuro, y pocas semanas después de la infructuosa reunión en Seúl, compraron el sistema por 50 millones de dólares.

Por todo esto, puede verse claramente que fue el mayor error de la historia de Samsung, donde Andy Rubin aún recuerda que le preguntaron que si estaba drogado por ofrecerles dicho sistema operativo (originalmente pensado para cámaras digitales). Seguro que desde entonces, Samsung se toma más en serio todas las futuras propuestas de financiación que le ofrecen.

Publicaciones relacionadas

Cerrar