Se acabó la natación para Lara Croft en el nuevo Tomb Raider

Square Enix y Crystal Dynamics han tomado la decisión de que la acción del nuevo Tomb Raider transcurra en tierra firme, por tanto le han prohibido nadar o bucear como haría una madre en las dos horas siguientes a la comida. Lara Croft bastante tendrá ya con lo que le espera en tierra como para preocuparse de quedarse sin aire o sufrir algún calambre o corte de digestión, aunque eso no significa que no sepa moverse por el agua.

Lo confirma Karl Stewart, director de la marca para Crystal Dynamics, en un tuit del que se hace eco Joystiq: “¡Dejemos claro que Lara no ha OLVIDADO cómo se nada! Solo hemos tomado la decisión de que NO nade en el nuevo Tomb Raider”. Pues lo dicho, que de nadar, nada de nada. 

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar