Se desvela por qué Sonic corría más en América que en Europa

Los jugadores más observadores, cuando el primer Sonic salió a la venta y empezó a extenderse por todo el mundo, se dieron cuenta de un curioso detalle. Parecía que nuestro querido erizo azul era más rápido en las consolas de América que en las consolas europeas. ¿Por qué pasaba esto? El juego era idéntico en todo el mundo, y aún así, se podía ver a la perfección cómo Sonic corría aparentemente más rápido al otro lado del charco.

La respuesta a este misterio es muy sencilla y desde Gizmodo nos la dan. Lejos de haber un defecto en el procesador o en el mismo cartucho del juego, la diferencia de la imagen y por consiguiente esa sensación en la velocidad, la daba el propio televisor que se usaba para jugar a la consola. Y es que durante mucho tiempo ha habido dos formatos de imagen para gestionar el color. En gran parte de América y en Japón se usaba el sistema NTSC, mientras que en Europa y en algunos países de América del Sur como Argentina o Brasil, se usaba el sistema PAL.

La principal diferencia entre ambos sistemas es básicamente la frecuencia a la que funcionaban. Así, el sistema NTSC funcionaba a 60 Hz, mientras que PAL hacía lo propio a 50 Hz. Esta pequeña diferencia, que a simple vista, con programas de televisión, por ejemplo, ni se intuía, hacía que, con videojuego como Sonic, las imágenes que se veían en una televisión NTSC se percibieran diferentes a las que se reproducían en una televisión PAL. Sonic era igual de rápido en una televisión y en otra, pero como la americana funcionaba con un sistema de frecuencia más elevado, daba la sensación de que Sonic corría más.

Cerrar