Sega rechazó hacer una consola junto a Sony en la década de los noventa

Sony trabajó con Nintendo para diseñar una unidad de CD para su consola Super Nintendo, pero finalmente el proyecto se terminó descartando y Sony optó por fabricar su PlayStation y hacer historia. Pero no fue el único socio que tuvo Sony, ni la única posibilidad de fabricar un nuevo hardware para una de las marcas dominantes. La segunda en discordia, Sega, pudo haber tenido una consola fabricada por Sony, algo que se dejó pasar en lo que uno de sus ejecutivos de la etapa de Mega Drive califica como “la decisión más estúpida” del mundo empresarial.

El que da este calificativo es Tom Kalinske, CEO de Sega of America hasta 1996, que se llevó las manos a la cabeza cuando la posibilidad fue descartada. “Sentí que desde Japón ya no sabíamos tomar las decisiones correctas”, dice Kalinske a Games Industry. De hecho, fue el propio Kalinkse quien llegó a un acuerdo con dos ejecutivos de Sony of America para llevar a cabo el proyecto: “Lo presentamos a Sega y la junta nos lo rechazó, lo cual creo que fue la decisión más estúpida en la historia de los negocios”.

El resto, como se suele decir, es historia. ¿Pero cómo hubiera sido esa historia de haber tomado Sega otra decisión? ¿Estaríamos hablando ahora de una PlayDrive 4 o de un MegaStation Network? 

Publicaciones relacionadas

Cerrar