Según un nuevo estudio, los videojuegos incrementan la violencia y las agresiones

Según un estudio a más de 17.000 adolescentes, se determina que los jugadores más invertidos en títulos violentos son más propensos a volverse más agresivos físicamente.

Este estudio, publicado a principios de esta semana en los Proceedings of the National Academy of Sciences, se ha tomado como muestra a jugadores de entre 9 y 19 años de países como EEUU, Alemania o Japón, en un arco temporal que abarca desde 2010 hasta 2017.

Los resultados parecen ser claros, aquellos que pasaban tiempo con juegos violentos, se mostraban más agresivos en la escuela, ocasionando peleas con sus compañeros, e incluso fuera de casa, pegando a personas que no eran parte de sus familias.

El autor principal de este estudio, Jay Hull, indica que “jugar a videojuegos violentos se asocia a un aumento de la agresión física por parte de esos sujetos”, y reconoce que el efecto es “relativamente pequeño, pero estadísticamente fiable; el efecto existe”.

Evidentemente, Hull también afirma que este tipo de cambios y efectos siempre dependen de cada jugador específico, pero que el uso mantenido de juegos violentos sí podría tener cierta influencia para desencadenar ciertos comportamientos agresivos que requerirían de una mayor atención.

Hull espera que este estudio deje de demonizar a los videojuegos como “creadores de agresividad” y centre la discusión en “cuándo, por qué y a quién afectan este tipo de títulos”

Sin duda es una gran aportación que pretende arrojar más luz en un debate que lleva años siendo el centro de muchas discusiones entre padres, educadores y psicólogos. Lo que para unos es un mero pasatiempo, para otros puede ser un factor desencadenante que lleve a un comportamiento más violento y eso, sinceramente, es necesario combatirlo por el bien de todos y todas.

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar