Sekiro: Shadows Die Twice luce realmente extraño eliminando los límites del mapa

El speedrunner Elajjaz genero un glitch que abre un vació en el escenario del juego.

Sekiro: Shadows Die Twice

Hay veces que un glitch puede ser molesto ya que ha afectado al gameplay de forma negativa y hay que cargar la partida desde el principio. Pero hay jugadores que quieren explotar estos errores y ver cómo afectan o no al transcurso del juego.

Que haya fallos en los juegos de Hidetaka Miyazaki no es nada nuevo y el último exponente de esto ha sido Sekiro: Shadows Die Twice. Más concretamente, el speedrunner Elajjaz ha generado un glitch al huir del combate contra el minijefe Toro Llameante), un enorme morlaco que ataca enfurecido por el estrés generado al tener sus astas en llamas, en las Afueras de Ashina, al saltar desde un árbol y subirse a un muro, generando un vació en la localización.

Las ubicaciones de los juegos de From Software son amplias e interconectadas, pero en ningún momento son nada parecidas a un mundo abierto y el jugador tiene que ir de un punto al otro. Cómo se ve en la noticia, tratar de evitar un combate contra un jefe es como una especie de transgresión que acaba afectando al diseño del mismo. De todos modos, no todos los glitches afectan a un juego de forma negativa o drástica como es el caso del que convirtió a Bloodborne en un juego con vista cenital o el que hacía que los personajes de Dark Souls 3 que llevasen una túnica puesta tuviesen el trasero al descubierto

Nacho Pena

Sociologo y comunicador coruñés. Devorador de cine, series TV, videojuegos, libros y cómics, de los cuales tengo la suerte de poder escribir sobre ellos en diferentes sitios.

Publicaciones relacionadas

Cerrar