15 secretos o Easter Eggs de Sekiro: Shadows Die Twice que tal vez no conozcas

¡Alucinantes!

Sekiro: Shadows Die Twice y sus secretos

Sekiro: Shadows Die Twice es la nueva sensación entre los que aman la dificultad por encima de todas las cosas, aunque ya hay quien se lo ha pasado sin morir ni una sola vez (seguro que se ha leído nuestras recomendaciones) por complicado que pueda parecer. Sin embargo, sus múltiples enemigos y misterios han causado estragos en más de una partida e incluso han hecho perder la paciencia a Ninja, uno de los streamers más populares de la actualidad. Y si tu eres un jugador de bien como él y quieres descubrir algunos de los secretos que guarda Sekiro, te invitamos a conocer 15 muy interesantes.

Este artículo puede CONTENER ALGUNOS SPOILERS del juego, lee bajo tu propia responsabilidad.

Recuerdos de Bloodborne

Peces acumulados en Sekiro

¿Recuerdas la Fábrica de Parásitos en la Aldea de Pescadores del DLC Antiguos Cazadores de Bloodborne? Pues en Sekiro hay una localización que se le parece muchísimo, con un montón de seres babosos apilados. ¿Es el mismo lugar exacto? Probablemente no, pero las semejanzas son tantas que cuesta no darse cuenta.

Lucha por la Purificación

Lucha contra Búho Padre para obtener el final de la Purificación en Sekiro

Lograr el mejor final de todos los posibles, el de la Purificación, es una tarea minuciosa que requiere trabajo. Lo más importante es que requiere visitar una versión distinta de las Haciendas Hirata con ayuda del encantamiento de la Campana del Padre que te dará Emma. Ahí será donde te enfrentes al Gran Shinobi Búho (Padre), una versión aún más difícil de la batalla con Búho. Más te vale armarte hasta los dientes y poseer un montón de Cuentas de Oración para elevar tu ataque, lo necesitarás mucho.

¿De qué me suena ese final?

Sekiro como Escultor

En uno de los finales Sekiro mata a Kuro para terminar con la línea del Patrimonio del Dragón de una vez por todas. Pero para expiar sus pecados, Sekiro toma el lugar del Escultor, reservando el brazo prostético para cualquier otro Shinobi que desee poder. Este final se asemeja mucho a los finales de Bloodborne y Dark Souls 2 en los que puedes quedarte en el lugar de Gehrman y del Rey Vendrick respectivamente.

La máscara del Dragón Danzante

Máscara en Sekiro

Como ya habrás visto, durante el juego irás encontrando fragmentos de una máscara que terminan por formar la Máscara del Dragón Danzante si lo reúnes al completo. Este accesorio es bastante interesante, pues te permite aumentar tu ataque con puntos de destreza, por lo que no necesitarás los recuerdos de los jefes para elevar tu poder.

El primer fragmento está a la venta en la entrada abandonada al Santuario cerca del Castillo Ashina, el segundo lo vende el Noble de la caldera Harunaga en las Haciendas Hirata y, finalmente, la tercera parte también la vende un Noble de la caldera cerca del Palacio del Manantial que te costará 12 Escamas de Carpa.

Errores garrafalmente ornitológicos

Error garrafal cometido por Búho en Sekiro

En las Haciendas Hirata del principio te encontrarás con el mismísimo Búho, descansando cerca de una loma llena de bambú. Antes de darte la llave pronuncia una frase que se repite también en Bloodborne cuando conoces a Eileen la Cazadora Cuervo y en la que los dos personajes reconocen que han cometido una tremenda equivocación.

Compra Sekiro: Shadows Die Twice para PS4 en Amazon
Compra Sekiro: Shadows Die Twice para Xbox One en Amazon
Compra Sekiro: Shadows Die Twice para PC en Instant Gaming

1 2 3Página siguiente

Mario Arias

Recolector incansable de contenedores de corazón y piezas de la Trifuerza, emisario de la Diosas en la Tierra de Hyrule y adorador de la Luz de la Espada Maestra. Me defino como Nintendero de corazón y Tolkiano de-mente. Studio Ghibli es mi religión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar