Ser conductor del coche de Google Maps es una profesión de riesgo

Google Maps tiene un servicio llamado Street View gracias al que puedes ver casi cualquier ciudad del mundo como si estuvieses dando un paseo por ella. Para realizarlo, la compañía dispone de un vehículo especial equipado con una cámara panorámica que va captando las imágenes para posteriormente incluirlas en el servicio. Pero la realización de este servicio conlleva unos riesgos. Y si no que se lo digan a uno de sus conductores.

La noticia nos llega desde AP, que informa que el coche ha sido retenido en Sa-eab, una villa al norte de Bangkok (Tailiandia) debido a una confusión. Los vecinos del poblado están luchando contra la construcción de una presa que anegaría el poblado y al ver el vehículo pensaron que pertenecía a la compañía responsable, por lo que decidieron cortarle el paso y obligar a su conductor a dejar el volante.

Los enfadados ciudadanos se dirigieron a la comisaría más cercana con el arrestado para su identificación. Las autoridades no calmaron los ánimos, así que el siguiente paso fue visitar un templo budista para que el conductor jurase ante Buda que no tenía relación con la construcción de la presa.

Una vez solucionado todo, los vecinos se han mostrado arrepentidos y han pedido disculpas a Google a través de un comunicado.

Publicaciones relacionadas

Cerrar