El servidor del Vaticano en Minecraft sufre un ataque DDoS

Ni la Santa Sede se libra de los ataques informáticos.

Vaticano Minecraft

Ayer mismo nos hacíamos eco de una de las iniciativas más particulares de los últimos tiempos en el sector de los videojuegos. El Vaticano ha decidido abrir su propio servidor de Minecraft. Una especie de remanso de paz virtual en el que construir una comunidad alejada de la toxicidad que reina generalmente en internet, creada con el fin de reunir a personas con ganas de pasarlo bien y dejar volar su creatividad. Una premisa interesante, pero que no ha tardado en sufrir esa toxicidad de la que se quiere alejar.

Ya en la apertura del servidor de pruebas hubo una saturación que obligó a cerrar las compuertas y a buscar unos equipos más potentes para poder dar cabida a todos los jugadores que quería entrar. Ahora, siguiendo con los testeos, el Padre Robert Ballacer, principal propulsor de esta iniciativa, ha visto que los problemas no se deben solo a la alta demanda, sino también a ataques DDoS que está sufriendo el server.

«Esto mirando los registros del servidor de prueba de Minecraft y parece que hay una buena cantidad de personas que se están conectando y desconectando constantemente para rellenar los slots de jugadores y matar el servidor.»

Esa descripción, que es la propia de un ataque DDoS, es lo que le está llevando a explorar otras alternativas para evitar que se sature el servidor. Tendrán que reforzar la protección de los equipos para que no se puedan replicar los ataques y, así, los jugadores puedan comenzar a crear esa comunidad que tanto anhelan desde el Vaticano.

¿Conseguirá la iglesia hacer funcionar su servidor de Minecraft o tendrán que aparcar la idea? Sin duda, esta es una de las historias más particulares de 2019. Ahora habrá que ver cómo termina.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar