Los servidores de EA pasan horas caídos por culpa de un ataque masivo

Un ataque DDoS sobresatura los servers e impide jugar online.

EA, GDC 2020

Durante el pasado 14 de abril, muchos jugadores que intentaron conectarse para jugar por internet a juegos como Star Wars: Battlefront II o incluso a FIFA 20, descubrieron que les era imposible. Por una razón desconocida, las partidas online de los juegos de EA no se podían realizar de ninguna de las maneras. ¿El motivo? Un ataque DDoS que estaba saturando los servidores de la compañía, una iniciativa bastante inoportuna dada la situación que se está viviendo a nivel global.

Un problema que se ha prolongado durante horas, y que la propia Electronic Arts ha tenido que comunicar en público para evitar que los jugadores se preocuparan en exceso. Tal y como informaban desde la cuenta de EA Help en Twitter, los servicios de la compañía afectados eran Origin, EA Help y cualquier tipo de partida por internet. Afortunadamente, aunque ha sido un trabajo que ha requerido de una buena cantidad de horas, la actividad fue volviendo a la normalidad. «Los problemas que afectan a los servicios EA y EA Help ya han sido resueltos, !gracias por quedaros con nosotros!», comentaban a las pocas horas.

«Hoy, hemos experimentado una serie de ataques DDoS que ya hemos podido resolver», explican desde EA a través de una de sus cuentas oficiales en Twitter. El equipo ha querido llamar a la calma asegurando que todo está bajo control y que la actividad está volviendo a la normalidad. Aun así, invitan a los usuarios a contactar con ellos en caso de seguir teniendo problemas para iniciar sesión en sus cuentas para jugar por internet.

Todo está funcionando ya correctamente, pero el parón de la actividad comenzó ayer 14 de abril por la mañana, y no terminó hasta bien entrada la madrugada del presente 15 de abril. Muchas horas retenidas en tiempos de coronavirus, y todo por culpa de un ataque malintencionado que ha impedido a miles de jugadores disfrutar de sus partidas por internet.

Juego online y coronavirus, una combinación más controlada que nunca

Jugar online siempre ha sido una actividad totalmente ligada a las consolas actuales, y una que también se ha visto mucho más controlada en las últimas semanas. Con el confinamiento obligado a causa del COVID-19, las compañías han tenido que tomar medidas para evitar la saturación de sus servidores. Así, hemos podido ver iniciativas como la tomada recientemente por Sony, que limitó las velocidades de descarga para que no hubiera problemas al usar todos sus servicios en línea.

Casos como este se han visto en otras muchas plataformas, como ha hecho YouTube cambiando el estándar de calidad de sus vídeos, y son la muestra de que internet y los juegos online se han convertido en el bote salvavidas de muchas personas en estos días tan complicados. Esperamos que no se repitan más casos como el ataque DDoS a EA, no solo por la compañía, sino también por los jugadores.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar