Shigeru Miyamoto, incapaz de hacer un MMORPG porque se aburriría

Padre de Super Mario, The Legend of Zelda y otras tantas sagas y personajes que han marcado la industria del videojuego, Shigeru Miyamoto ha revelado uno de los géneros en los que jamás se animaría a trabajar. El creativo japonés, famoso por su labor en Nintendo, ha sido uno de los ponentes clave de la Computer Entertainment Developers Conference celebrada en Yokohama el pasado 22 de agosto, con una charla de una hora aproximada de duración en la que reveló varios detalles de lo más curioso sobre su trabajo.

En Kotaku recogen una serie de declaraciones clave elaboradas por este personaje. Además de confesar que “el éxito de Minecraft es algo increíble” y revelar también que le habría gustado ser su autor, que incluso llegó a idear un juego basado en la construcción con bloques, pero que la indecisión a la hora de ubicarlo dentro de un género hizo que quedara en agua de borrajas, el nipón ha revelado el que sería su Talón de Aquiles a la hora de trabajar. Sería incapaz de hacer un MMORPG porque se aburriría, no por el concepto, sino por el continuo soporte que este tipo de videojuegos deben tener para mantener una base de usuarios fuerte y creciente.

En la ponencia, Miyamoto explicaba lo siguiente: “hace unos años, cuando los MMORPG se estaban poniendo de moda, no quise sumarme a la corriente”. El motivo, como mencionábamos antes, es que “me canso de las cosas con facilidad, no quiero quedarme haciendo un solo juego”. Teniendo en cuenta que, en una carrera de 31 años dentro de la industria, el japonés ha participado en cerca de 200 juegos (podéis calcular la media), no es de extrañar que pasar un largo periodo de tiempo preparando y añadiendo contenido a un mismo título, girar constantemente alrededor de una misma idea para alimentarla, es algo que no le resultara atractivo.

Nintendo nunca se ha lanzado al ruedo de los MMORPG, y esta puede ser precisamente una de las razones que justifique su ausencia en este terreno. Con el éxito de Nintendo Switch y la capacidad de experimentación de los nuevos equipos de desarrollo surgidos en la compañía de Kioto, este podría ser un buen momento para animarse.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar