Shooters para un jugador que no te puedes perder

El género del shooter es uno de los más populares en la actualidad, principalmente gracias al modo multijugador online. Así que, para aquellos de vosotros que hayáis vivido el género antes de la eclosión del multijugador, la especificación en el título no os habrá pasado desapercibida. Sin entrar en el debate de si el shooter multijugador es una bendición o una maldición, la exclusión de los MMOs de esta lista atiende únicamente a criterios de jugabilidad. No tiene nada que ver enfrentarse a una IA, al entramado de un mapa, y al desarrollo de una historia, con lograr una victoria por eliminación, capturar la bandera, o abrirse en abanico junto a tu equipo para conquistar un enclave.

Así, la primera dificultad con la que nos hemos topado para confeccionar esta lista, ha sido seleccionar aquellos títulos que por algún motivo, han aportado algo importante al género del shooter, y en particular a los FPS. Y podéis creer que no ha sido tarea fácil. Se han quedado fuera grandes títulos, pero hemos intentado que los que están sean referente de muchos otros de su clase.

Hay mucha vida en la acción en primera persona. La sensación de limpiar un mapa que antes de cruzarlo nosotros estaba plagado de enemigos que ahora no se encuentran en condiciones ni de levantar una ceja, o lograr salir de un mapa laberíntico en el que no sólo hemos tenido que abrirnos paso a sangre y fuego sino que hemos tenido que descubrir la lógica de palancas y pulsadores que franquean la salida, se vive en un FPS como en ningún otro sitio. En este género tiene muchos matices, hay mucha vida detrás de la vista en primera persona, más allá de reventar todo lo que se mueva delante de tu arma. Y es esa variedad y esencia lo que tratamos de representar en esta lista.

Hemos diferenciado 3 bloques: el de los Pioneros, Paradas obligadas, en su mayoría sagas que se han convertido en referentes de la comunidad, y por último Aportaciones, que son títulos que de alguna forma aportan algo o se distinguen del resto de títulos del género. Sin más preámbulos, comprueba el cargador, quita el seguro de tu arma, y recuerda: vista al frente, no descuides tus flancos, y atento a los sonidos que surjan a tu espalda.

Pioneros:

Estos tres títulos pueden considerarse, como los precursores e impulsores del género del shooter en primera persona. Cada uno aportó, en un momento concreto, un elemento determinante para que este género sea hoy lo que es.

9917

DOOM: la primera parte de esta saga fue la consagración de id Software, y por extensión de Carmack y Romero como los padres del FPS. Ya desde el giro que dieron al género con Wolfenstein 3D se veía venir, pero con DOOM, alcanzaron un punto de inflexión en la evolución de este tipo de juegos, que aún hoy resulta divertido revivir. Y esto es por muchos motivos: por su jugabilidad, ya que no se trata de atravesar un mapa disparando a todo bicho viviente (que también), hay que estar muy atento a los efectos de sonido porque en cualquier momento escuchas cómo se desliza un panel y a tu espalda aparecen media docena de engendros del infierno (literal), por el diseño del mapeado que en ocasiones es un puzle en sí mismo, pasar algunos mapas es un ejercicio de lógica. Sin duda merece ser considerado un hito, y para muchos, el juego con el que este género, hoy masificado, empezó todo. Tiene una segunda parte, donde la dificultad, y complejidad de los mapas es más elevada, así como la variedad del bestiario infernal al que tendremos que enfrentarnos es mucho más amplia. A raíz de DOOM, se popularizaron otras sagas como la de Duke Nukem o el divertido Blood.

Quake: otra genialidad de id Software y los dos John que más han hecho por el género. La primera entrega de esta saga supuso un salto técnico sin precedentes: se pasó de los sprites en 2D a los modelos tridimensionales de las criaturas, el entorno se trato igualmente como un escenario en 3D y se añadió a la experiencia mapeados de luz en tiempo real. De hecho, para muchos, Quake Engine propició la evolución de las tarjetas gráficas. Y más allá de los aspectos técnicos, es un título de una jugabilidad y diversión enormes. El argumento es tan simple como unir: criaturas infernales, portales dimensionales, un soldado con hacha y escopeta, y un archienemigo llamado Shub-Niggurath… pero ¿quién necesita más?!

Unreal: este título puso el tercer pilar del género. Supuso una renovación total en el apartado de la inteligencia artificial, sumado a un detalle exquisito en los diseños del entorno, pero sobre todo a la variedad y dinámicas del arsenal con el que contamos para superar los cuidados mapas del juego. Y tanto es así, que su modo multijugador, Unreal Tournament, tiene, aún hoy, una de las comunidades más activas del mundillo.

Paradas Obligadas:

Half Life: hay quien le gusta más el primero, a otros el segundo, pero lo que está claro es que ambos son paradas obligadas en este género. Si tuviéramos que elegir, nos quedamos con la segunda parte, que aunque pudiera parecer imposible, tiene un desarrollo de la historia muy superior a su antecesor. Con una variedad de dinámicas de juego asombrosa, y una duración enorme, Half Life 2 es sin duda una de las joyas que ha dado este género. Tendremos que seguir alimentándonos del hype que hay con la tercera entrega que no parece llegar nunca.

 

Medal of Honor Allied Assault: esta saga es la antecesora moral de Call of Duty, hoy en día venida a menos y superada por CoD. En su momento supuso toda una experiencia, y aún resuena en los oídos de muchos jugones el sonido metálico de las balas al impactar en los cascos alemanes que se agazapaban confiados detrás de muretes y ventanas… creyéndose a salvo de nuestra puntería. 

 

Call of Duty 4 Modern Warfare: la saga CoD es una referencia obligada, y como en otras que mencionamos en esta lista, es difícil elegir un título que defina la esencia de la franquicia. En esta ocasión hemos elegido la primera entrega de Modern Warfare, por el grado de inmersión y calidad de su campaña. Esta entrega, es un momento señalado del que han bebido muchos otros shooter. Fue la decisión de cambiar la ambientación desde la Segunda Guerra Mundial a los conflictos contemporáneos. Pero lo que ha situado a este CoD 4 en esta lista, es lo que valoramos en este reportaje: su modo de juego de un jugador. En esta entrega, iremos alternando misiones en las que encarnaremos a un miembro del SAS británico y a un Marine americano. El resultado de esta narrativa episódica es un grado de inmersión impresionantes, al que sumado el carácter cinematográfico del juego resulta una experiencia increíble.

7979

Far Cry: otra saga consagrada, en este caso más orientada a la libertad de movimientos dentro sus sandbox marca de la casa. Cuando Jack Carver apareció por primera vez en 2004, arrojado a las playas de la Isla de Cabatu, increíblemente recreadas por el motor CryEngine, impactó primero por su calidad gráfica, y una vez a los mandos, por el realismo de las situaciones que se viven en el juego. La IA avanzada de este título, hace que las situaciones y experiencia de combate sea muy variada y rejugable. De hecho, la larga duración del modo para un jugador, le ha valido a este primer Far Cry el título de rara avis dentro de los juegos de acción en primera persona.

 

Crisys: de nuevo en este caso nos quedamos con la primera entrega de la trilogía. Desarrollado por Crytek y distribuido por Electronic Arts, este shooter futurista lo tiene todo para estar en esta lista: alienígenas hostiles, selvas traicioneras, nanotrajes… y un protagonista a la altura: "Jake Nomad Dunn, es un miembro de las Fuerzas Especiales de los Estados Unidos, parte del equipo Raptor". No hace falta saber más, ¿no te parece?

 

7611

Halo: Combat Envolved: para muchos, esta fue la franquicia que llevó los shooters con garantías a las consolas. Con legiones de seguidores a lo largo de sus entregas, el título de la saga en cuanto a modo en solitario que más nos gusta es Combat Envolved. La saga del Jefe Maestro no puede faltar en la biblioteca de experiencias de un amante del shooter.

 

7705

BioShock: esta es una saga que ejemplifica mucha de la evolución que ha sufrido el género de los shooters en primera persona, y especialmente la primera entrega de la franquicia. La mezcla de FPS, pinceladas de RPG, sigilo y survival horror, creación y ambientación de una ucronía submarina anclada en 1960, y un ritmo narrativo impecable, hacen de este título una parada obligada. Es un juego que aglutina lo mejor del género, y sin perder su esencia, suma otras dinámicas que no hacen más que enriquecer la experiencia de recorrer con cierta congoja la atmósfera creada para Rapture.

 

Aportaciones al género

A modo de menciones especiales, no queremos terminar este artículo sin mencionaros tres títulos que en su momento se distinguieron por motivos, que os animamos a descubrir si no conocéis alguno de estos nombres: Tron 2.0Serius Sam, y Metroid Prime (2003).

Publicaciones relacionadas

Cerrar