Si queréis un smartphone que garantice la seguridad, llega The Privacy Phone

“El teléfono hecho para Edward Snowden”, así se presenta The Privacy Phone, un terminal Samsung Galaxy II modificado para albergar en su interior diversos sistemas de encriptación y seguridad avanzados para garantizar que nuestros datos personales y comunicaciones no lleguen a conocimiento de personas indiscretas. Con la premisa de ser el único teléfono móvil que permite comunicaciones encriptadas, este dispositivo se ofrece a la venta con tres meses gratuitos de mensajes de voz y texto y 500GB de datos por un precio de 189$, aunque podemos hacernos con él por 10$ al mes.

TechCrunch nos desvela este terminal, que además puede adquirirse mediante Bitcoins, si es que disponemos de ellas y queremos darles uso. Es cierto que sus componentes, siendo un Galaxy II, no es que estén precisamente a la última, más bien está algo desfasadillo, pero lo que realmente ofrece Freedom Pop es la tranquilidad de saber que no estamos siendo escuchados. Una nueva filosofía de producto en el mercado móvil que comienzan a adoptar otras empresas y que se ha traducido en la presentación de teléfonos como el BlackPhone o el Boeing Black. La tecnología sigue su camino, para lo bueno y lo malo.

Publicaciones relacionadas

Cerrar