¿Sigue funcionando Xbox One si se nos rompe Kinect?

Xbox One ha pasado por una serie de polémicas desde que conocimos de su existencia oficial. Las dos más fuertes fueron la necesidad de conexión permanente para funcionar y que la cámara de detección de movimientos Kinect estuviera siempre activa.

Ambas fueron desechadas finalmente, puesto que ya no necesitaremos registrar nuestra consola todos los días en nternet y también se dijo que la cámara podría dejarse en reposo para que no hiciera ninguna función.

Pero claro, en una entrevista de IGN con Marc Whitten, productor jefe de Xbox One, le han hecho una pregunta que tiene mucho sentido, ¿qué pasa si Kinect, por alguna desgracia del destino, se nos cae o estropea? ¿Seguirá funcionando la consola debido a la estrecha relación entre ambos dispositivos?

Pues esta es su larga y plagada de vueltas, respuesta: "Xbox One ha sido diseñada para trabajar con Kinect conectado como plug. Esto hace que los juegos y la consola mejoren en un montón de sentidos, como el encendido de la consola con "Xbox On", el control por voz de la televisión y nuestra interfaz, la interacción con SmartGlass y mucho más. Kinect te permite buscar contenido al instante o moverte entre tus juegos solo con tu voz. Además ayuda a recoger y conocer automáticamente el controlador con el que juegas. No hay necesidad de interrumpir el juego con los amigos o navegar a través de varias pantallas de interfaz de usuario para iniciar sesión en el sistema. Los juegos utilizan Kinect en una variedad de maneras asombrosas con la adición de la voz para controlar a compañeros de escuadrón y agregar controles a comandos simples y cosas que favorecen la inmersión con el juego."

Y sentencia, al fin: "Dicho esto, como pasó con el juego en línea, la consola seguirá funcionando si Kinect no está enchufado, aunque no seréis capaces de utilizar alguna de las funciones o experiencias que utilizan explícitamente el sensor".

Publicaciones relacionadas

Cerrar