Silent Hills quería aterrorizar incluso con la consola apagada

Mensajes de texto, correos y mucho más habrían sido funciones del juego.

Lo que Konami, Kojima y Del Toro estaban preparando iba a ser un juego verdaderamente terrorífico. Aunque su cancelación derivara en que solo tengamos a P.T. como muestra de lo que podría hacer, Silent Hills es un nombre que nunca hemos olvidado, sobre todo los fans de los juegos de terror. Ahora, con los rumores de su posible retorno, ha salido a la luz una filtración de lo más interesante, y es que el juego quería infundir terror incluso sin estar jugando.

El título habría ofrecido a los jugadores la opción de activar una experiencia potenciada, para la que tendrían que ofrecer información adicional. De este modo, los usuarios podrían recibir correos electrónicos de lo más terroríficos, o incluso mensajes de texto. La idea principal iba mucho más allá, ya que incluso se plantearon interactuar con bombillas inteligentes, apagándolas por sorpresa o simplemente jugando con ellas. El cóctel, desde luego, habría hecho de este título algo inolvidable.

De hecho, además de extenderse fuera de la consola, Silent Hills también se habría extendido por esta, dando sustos incluso navegando por los menús o aprovechando datos de sus partidas guardadas para aprovecharlos a su favor. No sería la primera vez que se hace algo por el estilo, como ya vimos en Metal Gear Solid con la lectura de la Memory Card, pero sí que sería la primera vez que un juego de terror se «sale» de su formato para taladrar al usuario.

Ideas con un potencial enorme, y que habrían causado más de un infarto. ¿Os habría gustado que Silent Hills hubiera traído todo esto?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar