Silver Snipers, el equipo de Counter-Strike más viejo del mundo

Antes no era tan habitual, pero la figura del «padre gamer» es algo que apunta a convertirse en la norma de aquí a unos años. El tiempo pasa, las generaciones se suceden y, con la industria del videojuego extendiéndose por tantos terrenos y tan diferentes, los jugones cada vez frecuentamos más. Sin embargo, ¿cuál es la edad máxima para seguir jugando a videojuegos?

Siempre se habla de la mínima, esa que organismos como el PEGI, la USK y otros tantos organismos de calificación por edades establecen en sus correspondientes territorios; pero nunca nos hemos lanzado a mirar la cota superior, el punto en el que alguien debe decir «ya, lo dejo». Quizá, realmente, porque no existe. De hecho, hay un equipo profesional de Counter-Strike: Global Offensive que ha nacido para demostrar que no hay edad para esto de los juegos, por muchos años que se tengan.

Su nombre es Silver Snipers, y está formado por una cuadrilla de 5 jugones cuya media de edad se mueve en torno a los 67 años. Dos mujeres y tres hombres, siendo el más joven de 57 años y el más veterano de 75, componen este equipo con sede en Suecia, que además nació bajo la tutela de una de las marcas más grandes del sector de la informática: Lenovo.

La cuadrilla formada por Inger «Trigger Finger» Grotteblad (66 años), Monica «Teen Slayer» Idenfors (62 años), Abbe «BirDie» Drakborg (75 años), Öivind «Windy» Toverud (75 años) y Per-Arne «YoungGun» Idenfors (57 años) se entrena actualmente de forma intensiva para no solo despuntar en el Shooter de Valve, sino también para comenzar a extender su potencial por otros tantos juegos que se mueven en el terreno de los E-Sports en el presente 2018. Para ello cuentan, además, con la tutela de Tommy «Potti» Ingemarsson, conocido por haber preparado también al equipo «Ninjas in Pyjamas».

El nacimiento de este equipo fue fruto de una idea: extender los E-Sports a un público más grande. La iniciativa de Lenovo comenzó con publicidad intensiva por las redes, en la que se buscaban personas de avanzada edad para formar un equipo competitivo. Solo había dos requisitos, tener más de 55 años y, además, no haber jugado nunca antes a Counter-Strike. ¿Por qué? Para demostrar el potencial de las personas en el gaming incluso cuando ya peinan bastantes canas.

La idea principal era formar a esta cuadrilla, en la que antes de estar Per-Arne Idenfors se encontraba Bertil «Berra-Band» Englund (de 81 años), en una ronda intensiva de entrenamientos para competir en la DreamHack Winters. Fueron tres semanas de aprendizaje rápido y concienzudo. En ese periodo de tiempo, este quinteto aprendió lo básico, las configuraciones los trucos e incluso las estrategias de los más profesionales.

Desafortunadamente, su primer gran torneo no fue demasiado bien. Acabaron eliminados tras dos derrotas consecutivas, pero con algunos atisbos de brillantez de lo más interesantes. Algunos de ellos lograron hacer un hat-trick de disparos a la cabeza en una sola ronda y realizar algunas jugadas que pillaron por total sorpresa a sus rivales. Gran desempeño para un grupo de jugadores que no había estado jugando a CS:GO ni tan siquiera durante un mes.

Tras aquella lección tan apretada, ahora siguen preparándose y tienen organizada una agenda más apretada todavía de cara a 2018. Su próximo gran envite tendrá lugar el 19 de mayo en Helsinki con Battle of the Nordics. A partir de ahí, tienen ya citas concretadas para junio, octubre y noviembre del presente 2018 en destinos como Suecia, Portugal y Francia. Tendremos que estar muy atentos, porque los Silver Snipers quieren dejar claro a base de tiros en Counter-Strike: Global Offensive que no hay edad límite para jugar.

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar