El sistema de progresión de The Last of Us Parte II cambiará por completo el modo de juego

Naughty Dog quiere que la experiencia de la secuela sea mucho más completa que la del primer título.

the last of us parte ii ellie y chasqueador

Naughty Dog se perfila ya hacia los últimos meses de desarrollo de la que será su próxima gran obra y que pondrá fin al camino de la compañía en la generación actual, The Last of Us Parte II. Durante las últimas semanas se han podido conocer nuevos e interesantes detalles de la propuesta, como que cada personaje o enemigo tendrá un corazón que latirá según sus acciones. No obstante, la compañía californiana quiere ir un paso más allá y aumentará las opciones en el sistema de progresión.

«Había tanto que realmente queríamos explorar en términos de estrategia. Realmente queríamos intentar duplicar y permitir que los jugadores se expresen estratégicamente y encuentren su propia forma de jugar. Realmente me entusiasma el nuevo sistema de progreso de jugadores donde, en lugar de tener mejoras que son solo estadísticas menores para diferentes cosas, tenemos mejoras que desbloquearán habilidades completamente nuevas o que simplemente tendrán efectos drásticos en la forma en la que juegas. Hay recetas completas de elaboración, como el silenciador para la pistola, que solo puedes aprender a través del sistema de actualización del jugador», explicaba Anthony Newman, co-director de The Last of Us Parte II en una entrevista para GameSpot.

Por lo tanto, habrá muchas más opciones a nivel de progresión y de sistema de armas con Ellie en relación con las que disponía Joel en la primera entrega. Y es que toda esta amplitud de opciones de The Last of Us Parte II se traducirá en diferentes ámbitos, ya que el juego será un 50 por ciento más grande de lo que lo fue su antecesor. El resultado de todo este trabajo podrá verse el 21 de febrero de 2020, cuando el título aterrice en exclusiva para PlayStation 4.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar