Skyrim tiene una mazmorra con un terrible secreto que hará que te estremezcas

Ya hace casi seis años que The Elder Scrolls V: Skyrim se lanzó mundialmente y para muchos el videojuego de Bethesda sigue siendo todo un referente en lo que a rol occidental se refiere. No solo lo es por su excelente libertad de acción y movimiento, sus geniales personajes o su epicidad, sino porque su gigantesco mundo abierto está repleto de historias ocultas que merece la pena descubrir y profundizar en ellas.

Y es que casi un lustro después de su estreno Skyrim sigue de plena actualidad, pues este mismo año tendremos una versión del título para Nintendo Switch y más adelante también será jugable en dispositivos de realidad virtual como PlayStation VR. Es por ello que hoy queremos volver a hablarte de la obra maestra de Bethesda acercándote una nueva historia de esas que se ocultan en el juego y que hoy hemos investigado para ti.

Lo que hoy queremos contarte gira en torno a una mazmorra llamada Bastión Shriekwind, que se encuentra bajo una montaña al noreste de la región de Falkreath y que en su interior, además, contiene una palabra de poder, aunque no es de eso de lo que queremos hablarte en el día de hoy. Nada más entrar nos toparemos con un diseño de lo más especial, pues en la pared hay una claraboya natural que ilumina la estancia.

Pronto, no obstante, la iluminación pasará a darnos igual, pues nos daremos cuenta de que hay esqueletos allí dispuestos a acabar con nuestra vida. Dentro de la cueva también hay un imponente y precioso árbol blanco (uno solo, sí), pero lo peor de todo se encuentra en las estancias interiores, donde aguardan varios vampiros que son verdaderamente peligrosos incluso para los Sangre de Dragón más experimentados.

Hasta ahora no hay nada fuera de lo común más allá del diseño de la cueva. Pero en la mazmorra, explorando a fondo, también encontraremos una puerta que da a un armario. Al abrirla encontramos una docena de pares de zapatos y botas allí llenándose de polvo y sin nadie que las utilice. No son de los vampiros, sino de los esqueletos que ya hemos matado y que un día, mucho tiempo atrás, fueron humanos como nosotros.

Los vampiros que allí residen acabarían con ellos, les quitarían sus ropajes y les revivirían para que les sirvieran para toda la eternidad. Se trata de una macabra referencia al Holocausto, funesto periodo de la historia de la humanidad en la que los zapatos también se agolpaban en diferentes lugares. Una triste historia que nos hará sentir lástima por los esqueletos que ya hemos matado y a los que ahora nos gustaría haber perdonado la vida (o la muerte).

The Elder Scrolls V: Skyrim está repleto de historias ocultas, localizaciones sorprendentes y encuentros de lo más tristes. Solo hay una forma de descubrir todo lo que esconde: jugando y explorando hasta el último rincón. No cabe duda de que es algo que merece la pena, pero nosotros también te lo podemos explicar en textos como el que hoy te hemos ofrecido. Si te ha gustado el artículo háznoslo saber a través de la caja de comentarios.

Cerrar